No hay 2 niños iguales

De todos es sabido, que cada niño es un mundo y como tal no se suelen criar 2 niños de la misma manera.

Hay muchas cosas a tener encuenta, lo primero, es que cada hijo llega en momento de tu vida diferentes y por tanto ya nada puede ser igual, incluso si son mellizos o gemelos, cada uno tiene una personalidad y capacidades diferentes. Por eso, lo ideal es criarlos respetando los rasgos individuales de su personalidad.

Nuestra tarea como padres es descubrir  sus características y sus capacidades propias, con el fin de desarrollarlas intensivamente.

niños jugandoHay ciertas pautas básicas que todos aplicamos cuando son pequeños y que todos los niños antes o después desarrollan. Como caminar, leer, escribir, pero no debemos caer en la tentación de forzarle a desarrollarse en lo que nosotros deseamos y obligarle a que sea médico, futbolista, abogado, etc…Debemos respetar a nuestros hijos tal y como son.

Para intentar detectar lo que hay oculto en cada niño, lo mejor es observar sus actividades, qué cosas le gustan más, cuales se le dan mejor y para ello hay que ir probando y dando al niño la posibilidad de encontrar lo que más le gusta, ya sea con las actividades extraescolares, o simplemente observándolo para descubrir lo que elige con mayor frecuencia, en sus juegos o actividades cotidianas, lo que comprende más rápidamente, en todo aquello en lo que tiene éxito, y a partir de qué experiencias aprende más deprisa. Así, serás capaz de saber en qué aspectos del desarrollo tu peque tiene un mayor o menor potencial. Al final , todo lo que hay que determinar es si una actividad “deseable” será o no beneficiosa para él.

A la hora de estimular el desarrollo de tu hijo, hay que tener encuenta que el incremento de una habilidad en concreto esté en armonía con el resto de su desarrollo y personalidad infantil,  no conviene concentrarse en los rasgos aislados. Los niños deberían desarrollarse globalmente para poder tener un crecimiento equilibrado.

¿Y vosotros criáis igual a vuestros hijos?

 

Firmado: Ana Molleda, la mamá de 5mimitos

 

El sentimiento de culpa al comenzar la guardería.

Comienza el curso escolar y a muchas madres nos preocupa la adaptación que tendrán los hijos en el colegio o guardería  deseando que  para nuestros retoños sea un camino de rosas y  no les cueste en absoluto comenzar el curso.

Lo que genera más quebraderos de cabeza en la mayor parte de los casos  es la incorporación de la madre al mundo laboral tras la baja maternal,  ese momento en el que hay que separarse por primera vez del bebé después de cuatro meses y dejar a nuestro pequeño en unas manos que no son las nuestras.

Aparece un  sentimiento de culpa al comenzar la guardería o cole que nos hace creer que somos malas madres, que podríamos hacer mucho más de lo que estamos haciendo, o hacerlo de forma diferente  y mejor.

 

sentimiento de culpa

 

Vamos a daros unas pautas para hacer esa separación lo más llevadera posible:

 

–           Es importante estar plenamente convencidas de la opción que se ha tomado para suplir nuestros cuidados, tener absoluta confianza en el centro  o la persona que hemos elegido.

–          ¿Conoces alguna superwoman? Pues es porque no existen. Al final todas necesitamos ayuda, del papá,  los abuelos,  la guardería o de una cuidadora.

–          Si el tema de la alimentación es algo que te agobia porque le das el pecho, piensa que ahora  existen medios que hacen que el bebé pueda seguir recibiendo  la leche  materna. Al final hay soluciones para todo.

–          Piensa en los beneficios para el niño. Está claro que todo tiene su cara y su cruz pero centrémonos en el lado positivo  y pensemos que la guardería le hará más independiente, sociable, adaptativo y  muchas cosas más.  Además, ellos siempre se adaptan mejor que nosotros a todo y sino, ayúdales con unas pautas sencillas.

 

sentimiento de culpa

 

 

–          Algo útil es recordar los motivos por los que te incorporas de nuevo al mercado laboral, mira los consejos que te da Alejandra Vallejo Nájera, psicóloga,  sobre cómo evitar el sentimiento de culpa.

–          Y sobre todo piensa que una mamá feliz cría niños felices.  No lo olvides.

¿Tuviste tú ese sentimiento también? ¿Cómo lo afrontaste?

 

Cristina Rodrigo.

Algunos libros recomendados para cuando nazcan

Cuando estaba embarazada, tenía mucho interés por leer y leer, para que cuando llegara el día que ella apareciera en nuestras vidas, pudiera saber algo más o al menos me sintiera más preparada.

Así que quería recomendaros algunos libros que podrían interesaros si sois padres primerizos o estáis embarazadas, o simplemente tenéis curiosidad. Recomiendo que lo lean no sólo las madres, sino también los padres.

Un libro que me ayudó mucho con el tema de la lactancia fue el de “Un regalo para toda la vida“, habla de la lactancia materna. Ya sabéis que Carlos González,  su escritor, es un pediatra especialista en este tema.

5mimitos_libro recomendado 1

Personalmente a mi me vino bien, porque cuando no tienes ni idea del tema, todo te parece extraño ,  se te hace muy grande. Que si como hay que coger al niño, que cada cuanto hay que darle el pecho, que si se produce mastitis. Tampoco creo que sea un libro que haya que aprenderse de arriba a abajo y llevarlo a la práctica tal cual dice. Creo que es simplemente una forma de enterarte de qué va el tema, de aprender y de coger lo que a una le interesa. No es el manual de la lactancia materna, al fin y al cabo, cuando nace nuestro bebé, se activa nuestro instinto y acabamos haciéndolo como pensamos que es lo mejor.

Y otro libro que me gustó mucho fue “La crianza feliz: cómo cuidar y entender a tu hijo desde 0 a 6 años” de Rosa Jové. Pues bien, igual que el libro anterior, no hay que llevarlo a rajatabla, pero es muy interesante como guía o para ver cómo funciona eso de la crianza, la alimentación, el control de esfínteres, las rabietas, etc… Te da unas pautas generales, pero igualmente al final cada uno decide lo que cree que es mejor para la crianza de su hijo.

5mimitos_libro recomendado 2

Si los queréis echar un vistazo, en las bibliotecas municipales suelen tenerlos y se pueden consultar e incluso leer. Son dos buenos libros, recomendados.

 ¿Qué libros leísteis vosotros antes de que nacieran vuestros bebés? ¿Qué libro recomendaríais?

Cuidar la relación de pareja

cuidar la relación de pareja

En un post que escribimos hace unas semanas, se hablaba de que papá también cuenta, es fundamental que el padre esté presente en la crianza, que ayude a la madre y que la apoye.

Hablando con mi pareja y con otros padres, coinciden sus experiencias. Al nacer el bebé se sintieron en cierta manera un poco en un segundo plano. Es verdad que te pasas los primeros meses, con el bebé prácticamente pegado a ti, porque te necesita. Y el papá está para hacer la compra, limpiar, recibir visitas, hacer recados, etc. La lactancia materna hace que esta situación sea más intensa, por un lado la madre con el bebé y por otro el padre.

La pareja, una vez nace un hijo, cambia completamente. La relación entre padre y madre como hombre y mujer cambia también. Es necesario cuidar a la pareja y cuidar la relación, pero tanto el padre a la madre, como la madre al padre.

Las hormonas de la mujer se ven alteradas, así como el cansancio propio de los horarios descontrolados, las molestias propias del postparto y de la lactancia materna conlleva a que  las relaciones sexuales se vean interrumpidas por un tiempo. Esto quizás no ayuda a la relación de pareja. Pero no debéis olvidaros del cariño, del amor que aunque haya cambiado con respecto al momento anterior de convertiros en padres, sigue estando ahí y hay que cuidarlo. Para ello os aconsejo que de vez en cuando pidáis ayuda a familiares para que cuiden a vuestro bebé durante unas horas y podáis disfrutar de un rato para estar juntos, para hablar de la nueva experiencia y de cómo afrontarla.

Al principio sobretodo los 3 primeros meses, alejarse de tu recién nacido es muy difícil, yo lo comprendo, yo también pasé por eso. Os recomiendo si estáis intranquilos, que simplemente salgáis a comer cerca de casa, pero sin bebé, sólo os supondrá un par de horas como mucho.  Más adelante cuando ya estéis hechos a la nueva situación y confíes más en la persona con la que dejéis a vuestro bebé, pues os podéis ir al cine a ver una película y luego a tomar algo.

Es necesario pasar ciertos momentos juntos y solos. Volver a compartir esos ratitos. Se trata de cuidar la relación de pareja.

¿qué hacéis para cuidar la relación?

Mujer madre = emprendedora

Cuando una madre saca adelante un proyecto emprendedor para poder estar cerca de su hijo

Imagen: Bebes y más

Cuando estaba embarazada, estaba sin empleo. Fue una situación muy complicada. Pero mi cabeza siempre pensaba que debía trabajar, para poder pagar nuestros gastos y tenía que buscar la forma de que me diera la posiblidad de compaginarlo con la vida familiar y la crianza de mi hija. Me formé en otro campo diferente al que siempre me he dedicado y unos meses antes de nacer la niña, conseguí algunos clientes a los que ofrecerles mi trabajo. Pues bien, lo conseguí. Mi caso no es el único.

Cada vez veo conozco más casos de madres, que intentar incorporarse a la vida laboral y las hacen moving, las acosan y acaban fastidiándolas de tal manera que dejan sus trabajos. Pero como somos así, las mujeres seguimos luchando y muchas sacan adelante sus propios negocios, o piensan en proyectos creativos que llevar a cabo.

Por ejemplo la fundadora de 5mimitos, Ana Molleda, por la que siento gran admiración. Se quedó un buen día sin trabajo y decidió “echar para adelante”, creando estas cajitas llenas de sorpresas, para el bebé y la mamá.

Otra madre emprendedora, Teresa, la bloguera de El Sueño de Teresa, una madre que potenciando sus cualidades, como son las manualidades decidió crear su propia marca de cosas artesanales, como es LATITI handmade. Combina su trabajo día a día, con un proyecto de artículos hechos a mano, a la vez que imparte talleres para niños y familias.

Diana, o desaforando, que creó unas plataforma de artesanos, Lanoa, porque ella también lo es y de esa manera los da a conocer, sus trabajos y organizan o eventos o asisten a otros, para que sus artesanos vendan sus productos.

Otra madre, que nos ha atrapado es Johannes de mimitosdemamá, que en su blog organiza sorteos, donde las marcas se ponen en contacto con ella para sortear sus productos. Además hace cupcakes riquisimos.

Como ellas conozco muchas, que gracias a twitter sus proyectos se han difundido con mayor facilidad.

Probablemente estas madres emprendedoras no saquen beneficios económicos impresionantes, pero el mejor beneficio de ser madres emprendedoras, es que ganan tiempo para estar con sus hijos.

Hay otras madres que no tienen su tienda online pero tienen su blog y donde poco a poco van creando su marca personal, sus historias, sus experiencias contadas con un particular punto de vista.

Además las madres tenemos un don, supongo que ya lo sabréis, ser muy muy creativas y activas, y eso nos permite desarrollar muchas cosas a la vez. Que siempre estamos al pie del cañón, buscando cosas que hacer, inventando y creando.

¿Cuál es vuestro proyecto emprendedor? ¿Cómo te lo montas para pasar más tiempo con tu hijo?

Otros artículos interesantes sobre esto: Muchas mamás se plantean emprender su negocio online y trabajar desde casa.

Dificultades para una crianza feliz, ¿las afrontamos?

Algo que ocurre muy a menudo, es que con la llegada del bebé, las opiniones y críticas por parte de los demás son constantes. Las inseguridades propias de una madre primeriza, hace más fácil que personas de vuestro entorno se entrometan y condicionen vuestras decisiones.

Parece que todo el mundo sabe cómo se debe criar a un bebé, qué se debe hacer y cómo, incluso es curioso personas que no tienen hijos, pueden llegar a deciros lo que tenéis que hacer.

Yo me he visto en alguna ocasión en esta situación y es difícil afrontarla, pero es necesario hacerlo. No hay una única manera de ser madre, ni de hacerlo bien. Creo que hay tantas maneras diferentes como madres existen en el mundo. Por eso este post, está pensado para afrontar estas situaciones incómodas. A mí me han ayudado mucho, aunque sigo sin entender porque la gente sigue criticando la forma que tenemos de hacer las cosas.

  • Ignorar y asentir: esto consiste en que si alguien, una amiga, un conocido, algún familiar, os censura, o critica vuestra forma de hacer las cosas con vuestro bebé, debéis ignorarle, escuchar y luego no hacer ni caso. Otra opción es asentir a esa persona mientras hace la crítica, pero en realidad no le estáis prestando atención.Y otra opción que os queda es cambiar de tema, por lo que se distrae del tema problemático y en muchos casos se consigue olvidar.
  • Dar información o mencionar a un profesional: Muchas veces antes de tomar una decisión con respecto a vuestro bebé, se suele hacer una consulta a vuestro pediatra, matrona o ginecólogo. Así que siempre podréis contestar  que lo que hacéis con vuestro hijo es porque os lo ha sugerido dicho profesional.
  • Mejorar el uso del lenguaje: A veces debéis ser un poco adivinas o incluso las críticas suelen ser repetidas, por lo que podéis tener respuestas preparadas. ¿cuántas veces os han dicho eso de por qué le sigues dando el pecho al niño? pues bien podéis responder que la OMS dice que recomienda amamantar hasta los 6 meses de manera exclusiva.
  • Expresar vuestros sentimientos: Muchas veces las personas que os harán esas críticas serán familiares, incluso madres, hermanos, etc. Pues quizás si le expresáis vuestros sentimientos pueden entender vuestro malestar. Son sentimientos; no es quién tiene la razón o la verdad.
  • Buscar madres que piensen como vosotras: esto ayuda mucho, tendréis más confianza en vosotras mismas para tomar decisiones.
  • Hay gente con la que no se puede razonar, así que poner en práctica el primer punto de ignorar y asentir.

Es algo de lo que nos quejamos muchas madres, esas críticas a nuestra forma de hacer las cosas. Como la gente no va a cambiar, lo que hay que hacer, es intentar afrontar estas situaciones lo mejor posible. Pero chicas, no dudéis de lo que decidáis. Ser madre significa aprender día a día, y confundirse también.

¿os habéis sentido a veces atacadas y criticadas? ¿cómo habéis logrado afrontar estas situaciones?

Fuente: La crianza feliz de Rosa Jové

El papel del padre en la lactancia y en la crianza

Mano papa con bebé

Foto realizada por little miss ladybug

En el tiempo que llevo asesorando a madres durante la lactancia, y por propia experiencia, he comprobado que el papel del padre es fundamental.

Fundamental porque es casi imprescindible su apoyo, cuando el padre anima es más fácil que la madre sortee las dificultades que puedan surgir.

Fundamental porque a menudo es necesaria su generosidad para compartir dos “bienes” muy preciados: el pecho y la cama.

Fundamental porque si hay hermanos, el tiene que coger el relevo y “descargar”, en la medida de lo posible, a la madre para que pueda dedicarse mejor al más pequeño “¿Cómo atiende la mamá a sus hijos? cuidando al más pequeñito” me decía mi suegra en cada nuevo nacimiento y así suele ser.

Fundamental, porque educar a un hijo es algo más que alimentarlo.

Por todo ello y más contar con el apoyo del padre influye positivamente en que las madres a amamanten. No obstante he conocido madres, que sin tener el apoyo del padre, sobre todo por falta o ausencia, han tenido lactancias prolongadas y muy satisfactorias.

¿Cuál es, pues, su papel?

  • El primer y más importante es estimular, dar confianza y ánimo.
  • Empatizar;   tratar   de ponerse en el lugar de la mujer, teniendo en cuenta  dolores y miedos de diversa índoles; algunos físicos, otros emocionales. El postparto es una época de especial vulnerabilidad y el padre además casi, de repente, se tiene que convertir en un cuidador especializado y muchas veces también el está desbordado
  • Ayudarle a respetar el descanso, respetar las decisiones que tome la madre. Acabo de leer en una entrevista a Nena Daconte donde afirma que ser madre está siendo la mejor experiencia de su vida y al preguntarle sobre el papel del padre contesta:

Me gusta respetar sus tiempos y él respeta los nuestros. Creo que su labor más importante con el bebé aún no ha llegado. Aunque es bueno saber que está cerca para lo que le necesitemos. A él le encanta quedarse jugando con el bebé por la mañana mientras me arreglo y le gusta que se duerma en sus brazos por la noche cuando vuelve de trabajar.”

  • Respecto al bebé puede: pasearle, bañarle, jugar, calmarle en los malos momentos…
  • Respecto a la madre: hacer alguna comida, comprar, atender a las visitas, tener detalles con su mujer,  recoger…la lista podría ser infinita

Cuando al hombre no se le ocurre qué hacer,  entonces nos toca a nosotras pedir, expresando cómo estamos y lo que necesitamos; suele ser muy efectivo. Por ejemplo: si decimos estoy muy cansada, he estado todo el día con el bebé y no tengo fuerzas para nada.  Averiguad qué es lo qué pasa.

Si el hijo está es porque tiene un padre, alguien muy distinto de una madre. El papel de cada uno es irremplazable ¡¡Ojala las diferencias sean ocasión de diálogo y crecimiento, nuestros hijos nos necesitan!!

Si tienes alguna duda no dudes en contactar conmigo por correo