¿Por qué se lesiona el suelo pélvico?

Como continuación de mi post anterior, aquí os sigo comentando más información del suelo pélvico

¿Por qué se lesiona?:

Como era de esperar, no hay un mecanismo único de lesión del suelo pélvico, sino que son varios los factores que lo va a ir dañando a lo largo de la vida, y muchos de ellos ligados al propio desarrollo de la mujer. Por poner un orden, podemos englobarlos en:

  • Embarazo: el hecho de que se esté desarrollando una persona en el interior del útero hace que aumente la presión sobre el suelo pélvico, y esta presión irá siendo mayor a medida que se acerque el momento del parto. Hay que pensar que la mujer tendrá a un bebé de unos 3 kg, más una placentatripa de embarazada que llegará a los 500 gr, mas unos 2 litros de líquido amniótico, así, aproximadamente, cayendo encima de esa hamaca muscular que comentábamos en los primeros puntos.
  • Parto: este es el gran momento de sufrimiento del suelo pélvico. Como decía anteriormente, por un orificio tan aparentemente pequeño como es la entrada de la vagina, tiene que salir un bebé cuya cabeza supera, y con creces, el diámetro de dicho orificio. Para que esto sea posible, tiene que llevarse a cabo una dilatación que implicará una relajación del tono muscular de esos anillos que decíamos, de tal modo que perderemos la contracción “normal” de esos músculos a favor de la debilidad, todo para permitir el paso del bebé, pero que una vez alumbrado, no se recuperan tan fácilmente. Por poner un ejemplo, imaginad que corréis una maratón por la mañana y otra por la tarde, y así durante una semana. ¿cómo quedaríais?; pues así se queda el suelo pélvico de cansado después del parto…
  • Postparto: entonces, si lo he dejado muy débil después del parto…¿el postparto es malo? Pues bien, no es que sea malo este periodo como tal, sino que nosotros lo hacemos malo porque ni hacemos ejercicio para ayudarlo ni nos dedicamos a él en primer lugar. Es decir, que generalmente la mujer suele querer recuperar la figura pronto, y para ello suele empezar con abdominales, o a correr, o a hacer deportes que lo que hacen es debilitarlo más, por el aumento de la presión intraabdominal cuando hacemos ejercicios, por el golpeteo al correr, etc. Por eso, la primera recuperación que debeos hacer tras el parto es la del suelo pélvico; después vendrán las demás.
  • Menopausia: aquí si que no podemos hacer mucho. La menopausia lleva consigo algunos cambios hormonales que, entre otras cosas, provocan pérdida del tono muscular, y el suelo pélvico es uno de los grandes afectados.
  • Factores genéticos: entorno a un 10% de las mujeres tiene debilidad del suelo pélvico genética. Eso, al ser “heredado”, es algo que tampoco podemos evitar que nos pase. Pero, eso sí, podemos evitar que nos afecte, recordad esto.
  • Ejercicio: como decíamos antes, el hacer muchas abdominales, porque empujamos las vísceras hacia abajo, y lo debilitamos. O el correr, saltar, esfuerzos bruscos…
  • Factores varios: tocar instrumentos de viento (por ese aumento de presión), cantar (no por cantar en la ducha, sino cantantes profesionales), estreñimiento crónico, llevar pantalones muy ajustados…
  • Sobrepeso y obesidad: tener muchos kilo de más ya sabemos que no es bueno en general, pero para el suelo pélvico tampoco, porque estará soportando mucho más esfuerzo del que debe, como es lógico imaginar.

Estos son los puntos más importantes, aunque podríamos enumerar más, la lista. Sea como sea, los que más perjudican son los relacionados con el embarazo, porque afectan directamente a esa zona; y por culpa de la falta de información y por el abandono al que se ha visto sometido este tema por ser tabú durante años, nosotros mismos nos provocamos más daño aún, sin saberlo, claro.

En mi próximo post, os comentaré ¿qué pasa cuando se lesiona?

 

2 opiniones en “¿Por qué se lesiona el suelo pélvico?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *