Despertar los sentidos del bebé

Como ya os hemos comentado en entradas anteriores, con los bebés no es suficiente estimularles de forma aislada. Hay que enseñarles que en el mundo todo está relacionado: las cosas que se ven también pueden hacer ruido y tienen a su vez distintos sabores y olores. Hay que intentar que los peques hay que asegurarse  de que tengan un desarrollo “integral”, asegurándonos de que toda la información procedente de los sentidos está  interconectada. Si lo conseguimos, estamos fomentando la riqueza de experiencias.

A través de los distintos sentidos, a nuestros peques les llega al cerebro toda la información del mundo que nos rodea. Cuanto más rica y variada sea ésta mejor será su relación con lo que sucede a su alrededor, despertando  así su curiosidad y las ganas de explorar el entorno y, por tanto, desarrollando  su inteligencia.Mamá jugando con su bebé

Si quieres hacer una prueba, te sugiero este ejemplo sencillo y fácil de hacer: ponte enfrente de tu bebé y muéstrale objetos que tengan diferentes sonidos para que él los pueda observar; sitúalos a unos 25-20 cm de sus ojos y agítalos suavemente para llamar su atención; primero haz sonar un objeto en un lado de su cabecita y luego en el otro. Ya verás, como tu peque escuchará primero el sonido y que luego trata de llevar sus ojitos hacia el objeto que hace el ruido. Con este ejercicio,  observarás cómo el sentido del oído está más desarrollado en el momento de nacer que el de la vista, y que son los oídos los que en un principio guían los movimientos visuales.

Hay muchos ejercicios como éste que se pueden hacer, y en cada edad deben ser distintos. Si ya has probado alguno, te invito a que lo compartas aquí con nosotros. ¿Qué opinas?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *