Lactancia materna, fuente de salud para tu bebé

La lactancia es la alimentación con leche del seno materno. La OMS y UNICEF señalan asimismo que la lactancia “es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños” y lo recomiendan como imprescindible los seis primeros meses de vida del bebé.

Se trata de un hecho biológico que sin embargo a lo largo de la historia ha estado influenciado por cuestiones culturales, sociales y económicas.  El abandono de la cultura del amamantamiento conlleva importantes implicaciones personales, sociales y sanitarias. Por todo ello estamos ante un asunto muy importante para la madre y para el bebé y al que queremos dedicarle hoy un poco de atención.

La alimentación de tu bebé con leche materna va a aportar beneficios netos a vosotros dos, pero también a la familia y a la sociedad.

La leche materna es una sustancia viva, contiene tantas células como la propia sangre. No solo es un buén alimento sino que además es una buena medicina. Parásitos, hongos, bacterias pueden ser destruidos por estas células. Inmunizan mejor a tu bebé. En la leche materna los gérmenes se reproducen con menos rapidez y en menor cantidad. En países como la India la leche materna es considerada como la sangre blanca. Tu bebé obtiene ventajas nutritivas, protección contra infecciones, alergias y multitud de ayudas mas en su crecimiento como mejorar su desarrollo, menor producción de caries futuras o reducción de riesgo de diabetes, hipertensión o miopía por mencionar algunas.

En tu caso como mamá mejoras tu autoestima, reduces el riesgo de cáncer de útero, pecho y ovarios. reduces el riesgo de depresión postparto. Mejoras la afectividad hacia tu bebé y tu recuperación será más rápida. Debes asombrarte además sabiendo que es un buen anticonceptivo natural pues retrasa la vuelta de la menstruación, corres menor riesgo de artritis y de diabetes tipo 2. Por no hablar de lo practico que es salir andando y solo estar pendiente de los pañales.

Para tu familia obtendrás un gran beneficio en el ahorro por compra de leche preparada, que se puede disparar si tienes más de un bebé. Ahorras en gastos por enfermedades, tantos los tuyos como los del sistema sanitario. Evitas el consumo energético de la preparación de biberones. ¿Sabes que cada año mueren 1.500.000 niños por causa de enfermedades evitables con lactancia materna?.

Si, dar de mamar a tu hijo ayuda a luchar contra la deforestación, no se incrementa el uso intensivo del ganado y la erosión del suelo que provoca, no hay envases que fabricar ni que reciclar, ni gasto energético por fabricación. Cuanto más das mas tienes… es un recurso renovable.

La lactancia materna tiene beneficios por todos los lados, se mire por donde se mire. Es natural inherente a la vida misma que traes al mundo. Apuesta por ella, vamos a practicarla y a recomendarla.  Te recomendamos que visites en nuestro blog unos consejos sobre como cuidarse el pecho durante la lactancia materna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *