Un paseo por el Zoo

Aprovecha estos últimos días de vacaciones para ir al zoo con tu peque a partir de 9 meses. Pero si no tienes un zoo cerca o no hace buen tiempo siempre puede dar un paseo imaginario por el zoo desde casa, para que el niño conozca los animales y con sus sonidos desarrolle su capacidad verbal y auditiva.

 Animales magnéticos de madera

¿Qué necesitamos para este paseo?

  • Animales de peluche, puzles de animales, fotografías grandes de animales
  • Una sillita
  • Tu voz

puzzle de sonidos zoo

Cómo jugamos:

1. Busca la representación de varios animales: fotos, juguetes, peluches…

2. Siéntate junto al niño en una silla o en el suelo.

3. Sostén un muñeco o una foto cerca de tu cara, de modo que tu hijo pueda verte la boca, e imita la voz de ese animal.

4. Dale la oportunidad de que reproduzca el sonido y después repítelo.

5. Coge otro muñeco u otra fotografía y haz el sonido correspondiente.

6. Repite el juego con el resto de animales.

7. Vuelve a jugar de nuevo, esta vez haciendo una pausa antes de reproducir los sonidos para que tu hijo pueda anticiparse a ellos.

 

Este recorrido descubriendo a los animales favorecerá el reconocimiento auditivo en el bebé, su capacidad de clasificación, el desarrollo del lenguaje, el conocimiento de su entorno y promoverá la interacción social.

 

Vamos de paseo al zoo

Aprovechando que todavía hace buen tiempo y las temperaturas no son muy altas, un buen plan para hacer el fin de semana es acercarnos al zoo.jirafa

Foto realizada por JoyTek

Pasear por allí, es una actividad que se puede hacer con niños de cualquier edad y siempre les encanta. Además puede ser muy educativo y estimulante para ellos.

Desde los 8 ó 9 meses de edad más o menos, puede ser una buena edad para empezarlos a llevar, ya que  empiezan a decir sus primeras palabritas o ruiditos más conscientemente, llevarles al zoo puede ser muy bueno para continuar desarrollan de su capacidad verbal y auditiva. A parte de despertar su curiosidad por algunos animales.

No hay mejor manera para aprender los sonidos de los animales, que viéndolos en vivo y en directo. Así, enseñándole el animal, puedes hacer el sonido que realiza para que tu bebé lo vaya asociando.

Cuando son un poco más mayores es más divertido todavía, porque ya van, poco a poco, reconociendo ellos solitos a los animales y reproduciendo sus sonidos. Esta actividad les encanta, y además es muy beneficiosa para estimular su capacidad de clasificación.

Así que, si nos tenéis planes para este fin de semana, una buena idea es ir de paseo por el zoo. ¿Habéis levado ya a vuestros peques?