Corre que te pillo

Un juego de los de siempre para bebés a partir de un año.

Necesitamos una noria para empujar para ti y otra para el bebé y un espacio amplio, mejor al aire libre, para corretear.

jueguete rueda

 

Es un juego por turnos, primero tú coges una noria y persigues al niño diciendo “que te pillo, que te pillo…” El intentará pillarte, como también acelerar sus pasos. En caso de que, por casualidad su noria se acerque a tus pies, da unos saltitos y riéndote exclama con alegría ¡Hay que me pillas…! Y vuelves a intentar cogerle tú.

Intenta hacer el juego divertido, riéndote y persiguiendo a otros adultos o niños que estén en casa.

corre que te pillo

El niño, al principio, irá empujando la noria por el suelo, girando en diferentes direcciones, luego por las paredes, escalones, cojines… Todo lo que se encuentre en su camino. Déjale que haga su exploración, y cuando se canse, guardáis las norias en un armario o caja, las dos juntas y siempre en el mismo sitio para que el peque sepa dónde se encuentran.

 

Al guardar las norias podéis cantar esta canción:

“A guardar, a guardar, que ahora vamos a jugar a otra cosita más”

Y le proponemos otra actividad como alternativa.

 

Este sencillo juego de toda la vida, es genial para desarrollar el conocimiento espacial, las direcciones y los giros y la horizontalidad y la verticalidad.

Además ayudará al niño a situar su cuerpo en el espacio, con un objeto en la mano calculando la distancia y fomenta la coordinación entre la vista y el aparato locomotor.

 

FDO: Ana Molleda, la mamá de 5mimitos