¿Qué debes llevar cuando vayas a dar a luz?

En la semana 36 empecé a pensar que es lo que tenía que llevar en la bolsa para el hospital.

Mi parto fue en un hospital público, y por consiguiente había ciertas cosas del bebé que no tenía que llevar. Normalmente en los hospitales públicos te facilitan todo para el bebé:

Y a mí me facilitaron camisones ( de esos donde llevas el culete al aire), y compresas para la hemorragia posterior al parto.

 

Qué llevar al hospital al dar a luz
fitnessista

Para la madre:Aún así hay que llevar algunas cosas (incluyo lo que me facilitaron porque en algunos hospitales no lo dan):

  • 2 Camisones cómodos para estar en el hospital. Los hay de lactancia.
  • 2 Sujetadores de lactancia, aunque la subida de la leche tarda entre 2 a 3 días, pero por si acaso.
  • Braguitas transpirables (por cierto se pueden lavary se secan muy rápido)
  • 1 Paquete de compresas de algodón para la hemorragia de la cuarentena
  • Chanclas o pantuflas para estar cómoda
  • Discos de lactancia, los hay desechables, por si acaso sube la leche antes de irte del hospital.
  • Ropa para salir del hospital, amplia y cómoda.
  • Un neceser con gel para la ducha y cepillo de dientes y pasta.
  • Toda la información del embarazo, análisis, ecografías, etc.
  • DNI, tarjeta sanitaria.

Para el padre o acompañante:

  • Pantuflas o chanclas
  • Ropa para cambiarse
  • Bolsa de aseo y toallas para ducharse
  • Cable para cargar el móvil.
  • Cámara de fotos, aunque hoy en día el móvil hace maravillas

Para el bebé:

  • Ropita que le vayáis a poner cuando salgáis del hospital, depende de si es invierno o verano deberéis llevar más o menos capas para abrigarle.
  • 4 Bodies
  • 3 Pijamitas
  • 2 Gorritos
  • 2 Pares de manoplas
  • Pañales de recién nacido y alguno más grande, por si acaso el bebé nace más grande.
  • Toallitas del culete
  • Silla del coche para la salida del hospital
  • Arrullos, toquillas, para envolver al bebé.

De todas formas siempre si se os ha olvidado algo, podéis decirle a algún familiar que se pase por vuestra casa o que compre lo que necesitéis. Incluso el acompañante en un momento determinado puede ir a casa a recogerlo.

¿Creéis que me he olvidado de algo?

Fdo: Pilar TA de aprendiendo a ser madre

Asesoras de lactancia, ¿Qué son?

lactancia materna

Cuando me convertí en madre, tuve bastantes problemas para que se estableciera la lactancia materna. Y hace unos meses me he enterado de la existencia de una figura de apoyo esencial para las madres que tienen problemas en la lactancia materna o que necesitan ayuda para hacerlo mejor.

A mi alrededor he conocido a personas con ciertas dificultades para dar el pecho. Quizás porque no tienen la postura correcta, o quizás porque hay una serie de falsos mitos, como esas frases que dicen algunos, “tu leche es de mala calidad”, “el pecho hay que darlo cada 3 horas”, etc, que hacen que esa madre se sienta insegura o quizás muy cansada para luchar por la lactancia materna.

Pues bien, he conocido a Elena Mejías, que está formándose para ello y le he hecho una serie de preguntas para que nos ayude a entender que es una asesora de lactancia, cómo se puede pedir su ayuda, etc.

Una pequeña biografía de Elena:

Soy Elena, tengo 26 años y soy madre de un niño de 27 meses.

Desde que me convertí en madre me sumergí en el mundo de la maternidad de lleno y me gustó tanto que comencé a formarme en todos los sentidos, abrí el blog y desde entonces, no he parado.

Ahora mismo estoy formándome como asesora de lactancia con Multilacta y me mantengo en constante formación sobre todo lo relacionado con la crianza en positivo, el porteo, el colecho, la crianza con apego, los partos naturales y respetados

Mi blog: Mamirami.es,  es mi vía de escape y la manera que tengo de compartir todo lo que voy aprendiendo, tanto por mi formación como por mi propia experiencia, aunque tengo una cosa muy clara que siempre procuro transmitir “la maternidad nace del instinto”.

¿Qué es una asesora de lactancia?

Entendemos como asesora de lactancia a una persona que presta ayuda, apoyo y asesoramiento durante el proceso de lactancia de cualquier madre que así lo desee, bien por correo electrónico, por teléfono, en persona o bien en las reuniones periódicas de un grupo de lactancia. Este trabajo se hace de forma totalmente altruista, simplemente por amor a la lactancia y por el deseo de ayudar a cualquier madre que tenga dudas o necesite ayuda para su lactancia.

Además, las asesoras de lactancia son sobre todo madres que han amamantado y/o lo continúan haciéndolo y desean invertir su tiempo en ayudar y apoyar a otras familias con su formación y experiencia.

 ¿Qué tipo de formación tiene?

 El camino para ser asesora de lactancia consiste en una doble formación: práctica por un lado y teórica por otro, sobre todo lo relacionado con la lactancia materna (anatomía, mitos, problemas en el pecho, posturas, producción de leche, suplementación, relactación, succión y un largo etcétera).

 ¿Dónde se puede llamar para conseguir ese asesoramiento? ¿Quizás en el centro de salud, a través de alguna matrona?

Existen un gran número de grupos de apoyo de lactancia distribuidas por toda España a la que cualquier familia que quiera puede acudir, todas ellas se pueden consultar por internet a través de la página web de Fedalma (http://www.fedalma.org/grupos.php). Si por cualquier circunstancia (bien porque no tienen ningún grupo cerca o bien porque no se pueden acercar por la circunstancia que sea) siempre pueden hacer sus consultas por teléfono o por correo electrónico.

Es importante aclarar que ni los pediatras ni las matronas tienen una formación específica de lactancia a no ser que la hayan estudiado de manera específica, por ello, muchas veces sus consejos en torno a lactancia no son correctos o no son los más adecuados (como por ejemplo, el típico “biberón de ayudita” que tanto daño hace a la lactancia).

 ¿Cuánto cuesta un asesor? ¿Cuánto dura la ayuda que proporciona esta persona?

Como indicaba antes, el ejercicio de asesoramiento es totalmente gratuito y se hace de forma altruista invirtiendo el tiempo libre del que cada asesora (o asesor, que también los hay) disponga. Se hace para ayudar sabiendo que la lactancia es la mejor opción para los niños, sabiendo que un buen asesoramiento es clave para una lactancia exitosa.

Se hace, como comentaba antes, por amor a la lactancia y no como un ejercicio lucrativo.

 ¿Qué diferencia hay entre una doula y una asesora de lactancia?

Las doulas tienen una formación específica en embarazo y parto, acompañan y asesoran a las mujeres durante toda la etapa de embarazo, parto y puerperio, tanto física como emocionalmente, pero no tienen porque tener una formación como asesoras de lactancia ya que son conceptos y formaciones diferentes, pero igualmente, puede haber mujeres que sean doulas y asesoras de lactancia.

 ¿Elena, porque has decidido ser asesora de lactancia? ¿Cuál está siendo tu experiencia?

Cuando mi hijo tenía 3 meses, estaba convencida de que me estaba quedando sin leche y su pediatra sólo me recomendó el típico “biberón de ayudita”, estuve a punto de echar a perder mi lactancia.

 En lugar de rendirme decidí contactar con varios grupos de apoyo y gracias a ellos hoy en día seguimos con una lactancia de 27 meses (y lo que quede :)).

 Desde que comencé a dar el pecho me apasiona la lactancia materna y todas las maravillas que suponen, y pensé que yo también podía ayudar igual que me ayudaron a mí a transmitir todos los beneficios de lactancia materna y ayudar a todas las familias que lo necesiten, por ello, me puse en contacto con Multilacta y desde hace unos meses me estoy formando con una tutora maravilosa, Gema, que me está enseñando muchísimo y va a hacer de mí una asesora excelente tal y como lo es ella.

 

A veces cuando una se convierte en madre, se encuentra en un estado de cansancio, las hormonas alboratadas, la situación se hace muy grande y el desconocimiento no ayuda a que la lactancia materna sea un éxito. Creo que es importante conocer que afortunadamente existen estas mujeres, que como Elena, pueden echar un cable en esos momentos. ¿Conociáis este tipo de ayuda y apoyo?

3 ejercicios de recuperación postparto y consejos

Como os comentaba la semana anterior, hay varios ejercicios postparto, aquí os dejo unos cuantos más junto con algunos consejos.pilates-postparto-bebe

1º Ejercicios para glúteos:

Para este ejercicio debes estar tumbada boca arriba con rodillas flexionadas, coge aire hinchando el abdomen y lo suelta, a la vez que pega la espalda al suelo y contrae los glúteos, que se elevan ligeramente, también sentimos como se contraen los abdominales.

2º Ejercicios para pectorales:

Ahora lo mejor estar sentada o de pie,  contacta ambas manos enfrentadas, a la vez que coge aire y cuando lo suelta, realiza un par de fuerzas opuestas, notando como se contraen los músculos del pecho.

3º Ejercicios para estirar la espalda:

En este ejercicio debes estar sentada en sus talones (posición de mahometano), baja reptando con los brazos estirados hacia delante y la cabeza entre ellos, solo llegaremos hasta donde se pueda sin llegar a despegar los glúteos de los talones.

Tienes que tener encuenta que en todos los ejercicios, durante la fase de expulsión de aire (cuando se contrae la musculatura que trabajaremos en cada caso), deberemos sentir como nuestro perinè se contrae (sensación de absorción de la vagina).

En caso de diastasis ( separación de los rectos abdomen), no se recomienda realizar el ejercicio de los abdominales mas superficiales, pero si se pueden trabajar el resto de planos musculares a nivel abdominal, (transversos y oblicuos.)

Ahora le toca el turno a los consejos:

La contracción del perine (absorción de la vagina), tendremos que hacerla cada vez que vayamos a realizar algún esfuerzo, Ej.:toser, coger a nuestro bebe, hacer de vientre, etc.

Si tenemos  problemas de estreñimiento hay que:

  • Beber mucho agua y comer cosas con fibra.
  • Masajear del intestino grueso, siguiendo el sentido de las manillas del reloj.
  • Tumbarnos boca arriba con rodillas flexionadas, con una mano llevamos el intestino en un sentido a la vez que movemos ambas piernas en sentido contrario.

Todo estos ejercicios, serán verdaderamente eficaces, si los realizamos de forma diaria durante al menos dos meses. A ellos, podremos añadir cualquier otra actividad física, preferentemente natación y andar, siempre de forma progresiva.

Espero que estos ejercicios y consejos os sirvan de ayuda para recuperaros de vuestros embarazos.

Fdo: Ana Martín. Fisioterapueta

 

 

 

5 ejercicios de recuperación postparto

Hoy os voy a recomendar 5 ejercicios de recuperación postparto, por supuesto hay algunos más pero vamos a ir empezando con estos.

Todos los ejercicios que se recomiendan en esta tabla, se pueden realizar a partir de la sexta semana del parto, a excepción de algunos, que se pueden empezar antes, y otros que se deben esperar un tiempo, hasta que la musculatura así lo permita.Ejercicio-posparto

 1º Ejercicio respiratorio:

Puedes estar sentada o de pie , coloca su mano en el abdomen a la vez que coge aire por la nariz y siente como el aire eleva la mano del abdomen, ( se hincha la tripa, no el pecho ).

2º Ejercicios circulatorios:

Debes estar tumbada con las piernas elevadas que apoyan en una o dos almohadas, comienza haciendo círculos en ambos sentidos y flexo-extensión de tobillos, luego pasa a realizar los mismos movimientos pero con las muñecas.

3º Ejercicios del suelo pélvico (perine):

Para este ejercicio también debes estar tumbada pero con las rodillas flexionadas coloca una mano en la vagina y otra en el abdomen, a la vez que coge aire y siente como la mano del abdomen se eleva y la de la vagina no se mueve, luego suelta aire y ambas manos se hunden, (en la mano de la vagina sentimos como una absorción.

4º Ejercicios abdominales:

4.1.- Ejercicio para los transversos: (abdominales profundos).

Aquí te tienes que poner a cuatro patas, coge aire por la nariz sintiendo como su abdomen se hincha, al soltarlo, debe sentir que el ombligo se esconde, pero en ningún caso se debe mover la espalda.

4.2.- Ejercicios para los oblicuos: (abdominales intermedios).

En este debes estar tumbada boca arriba con rodillas flexionadas, la mano contraria al oblicuo que queremos potenciar esta estirada en el suelo, en forma de cruz y la otra apoya en la parte interna de la rodilla del lado del oblicuo a tratar, en este caso la pierna esta elevada con rodilla flexionada, a continuación coge aire y la tripa se hincha, al soltarlo, la mano del oblicuo a tratar , empuja contra la rodilla y la rodilla contra la mano, haciendo un par de fuerzas opuestas.

4.3.- Ejercicio para los rectos del abdomen: (abdominales superficiales).

Ahora también debes estar tumbada boca arriba, con rodillas flexionadas, coge aire y lleva las rodillas al pecho a la vez que apoya ambas manos delante de cada rodilla, cuando suelta aire realiza un par de fuerzas opuestas, por un lado las manos empujan a las rodillas y por otro las rodillas a las manos, pero nunca levanta la cabeza del suelo, al final de la expulsión lleva las piernas al suelo.

5º Ejercicio para los aductores (aproximadores) : (Ejercicios de kegel).

Para este ejercicio lo mejor es estar sentada con rodillas flexionadas y ambos pies en contacto, apoya sus manos en la cara interna de las rodillas, a la vez que coge aire, al soltarlo realiza un par de fuerzas opuestas, las manos empujan a las rodillas y las rodillas a las manos.

Ten encuenta, que para los abductores (separadores) es todo igual, solo que las manos se colocan en la parte externa de las rodillas evitando que las rodillas vayan en dirección al suelo, contra la resistencia que le ofrecen nuestras manos, haciendo un par de fuerzas opuestas.

La semana que viene os seguiré explicando algún ejercicio de recuperación más, y algunos consejos también.

Fdo: Ana Martín. Fisioterapeuta

Recibimos tu pregunta e intento responderte.

Hemos recibido una consulta de Izaskun sobre el suelo pélvico y nuestra matrona responde:

Hola Izaskun, soy Matilde, la matrona de la Web. Recibimos tu pregunta e intento responderte.

En el embarazo se producen muchos cambios en el cuerpo de la mujer.  Realmente es increíble como el cuerpo  se adapta progresivamente  para que el bebé pueda crecer adecuadamente dentro de él y para que pueda  salir llegado el momento del parto.  Dentro de los cambios normales del embarazo se encuentran los que se producen en  las estructuras musculoesqueléticas, es decir en  las articulaciones que por la acción hormonal se vuelven más laxas o flexibles y en los músculos, que unos se hipertrofian  (aumentan la cantidad y la longitud de sus fibras) y otros se estiran como la musculatura abdominal para permitir el crecimiento del bebé o la musculatura del suelo pélvico que soporta el gradual y constante aumento de peso dentro del abdomen ( por el peso del bebé)  y  en el  caso de parto vaginal el estiramiento que permite  el paso del bebé a través de él.

Si entiendo bien tu pregunta has tenido un bebé mediante cesárea hace trece meses y ahora tienes incontinencia urinaria.

Me faltan datos de tu historia para poder valorar adecuadamente la situación y  darte una respuesta concreta. Además de que sería necesario una valoración física.

Por ello te voy a exponer varias posibilidades mediante casos que te permitan  entender las situaciones que con mayor frecuencia producen perdidas de orina después de tener un bebé.  Ten en cuenta que hay muchas circunstancias y diferentes tipos de incontinencia urinaria, por lo que sólo te voy a exponer las principales.

Caso nº 1. Hay mujeres que en el tercer trimestre de gestación empiezan a tener pequeñas pérdidas de orina normalmente cuando realizan esfuerzos, como saltar, correr, toser…  este tipo de incontinencia con los esfuerzos es frecuente en el tercer trimestre de gestación y se relaciona en gran medida con la debilidad de la musculatura del suelo pélvico que está estirado y sometido al  peso y el volumen del bebé.

Estas mujeres si no fortalecen su suelo pélvico en el embarazo, después del parto ,  sobre todo después del parto vaginal  siguen teniendo con mucha frecuencia  pequeñas pérdidas de orina con los esfuerzos.  Estas pérdidas, en estas mujeres, a veces remiten solas…porque después del parto normalmente las mujeres vuelven a colocar la cadera en una posición neutra  (o de equilibrio con respecto a la columna vertebral)  lo que protege el suelo pélvico de la presiones que se ejerzan en la cavidad abdominal en los esfuerzos. Es decir, dependiendo de cómo esté alineada la cadera con respecto a la columna vertebral,  el suelo pélvico sufre más o menos las presiones que se ejercen dentro del abdomen (Figura 1)

Cambios Internos

Si te fijas en la figura nº 1, en la mujer embarazada, la línea de fuerza diagonal se dirige hacia abajo y hacia la entrada de la vagina y en la no embarazada (sin hiperlordosis  lumbar o con la cadera bien alineada con la columna), la línea de fuerza diagonal que producen los esfuerzos se dirige hacia abajo y hacia atrás, donde está la estructura ósea del sacro.

Este conocimiento es el que ha hecho que en los programas de educación maternal, en el segundo nivel o sesiones de tercer trimestre de gestación se haya incorporado la información de suelo pélvico y que hayamos revisado toda la gimnasia prenatal para trabajar toda la musculatura que experimenta cambios en el embarazo.

Esta mujeres se benefician en el embarazo, si practican los ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico o ejercicios de Kegel  y si trabajan la musculatura abdominal, la musculatura dorso lumbar y la higiene postural.

En el postparto estas mujeres también se benefician de estos ejercicios. Por ello ahora, las matronas están  incorporado, en la visita postparto, una valoración de suelo pélvico que permita conocer la situación concreta de cada mujer para diseñar los cuidados adecuados.

Caso nº 2. Hay mujeres que no sufren ningún tipo de pérdida de orina en la gestación y que sin embargo empiezan a tenerlas en el postparto. A veces incluso después de meses del parto. En este caso las pérdidas también se asocian con los esfuerzos. Normalmente son mujeres cuyo suelo pélvico se ha debilitado en el embarazo, que han tenido un parto vaginal con episiotomía o una cesárea y que instauran lactancia materna. ¿Qué sucede? normalmente nos cuidamos poco en el postparto….no hay tiempo…el bebé va creciendo…cada día pesa más…y aunque no nos lo parezca o suene duro, estamos todo el día movilizando un “querido peso” (el bebé) sin cuidar las posturas…y nosotras estamos agotadas, pero nuestro suelo pélvico también, nuestra cadera no se alinea bien con la columna…y empezamos con pequeñas pérdidas que suelen ir a más si no ponemos pronto remedio….

Estas mujeres también se benefician de los ejercicios de suelo pélvico y de la higiene postural…pero normalmente no nos llegan pronto….por lo que las matronas valoramos y casi siempre encontramos que el suelo pélvico está “muy débil”, que las mujeres ni siquiera pueden contraerlo…, que las mamás tienen que seguir cuidando al bebé…por lo que las remitimos a los fisioterapeutas especializados en suelo pélvico que pueden hacer un trabajo directo del suelo pélvico mucho más rápido y eficaz que el que ellas conseguirían solas con los ejercicios de kegel o con los ejercicios hipopresivos que nosotras enseñamos.

Yo, personalmente, soy de las que defiendo que hay que realizar una valoración precoz de la puérpera que contemple su suelo pélvico  para conocer la situación de la mujer en conjunto y orientarla de acuerdo a su individualidad...La experiencia en el trabajo de promoción y prevención de suelo pélvico en el embarazo, parto y postparto, desde 1996, me ha hecho aprender, que hay muchas mujeres que con un buen trabajo preventivo en la gestación y en el parto, en el postparto  pueden recuperare ellas solas muy bien, pero que también hay mujeres que por su valoración física o por sus circunstancias personales van a recuperar mejor con el trabajo directo de un fisioterapeuta  especializado.

Caso nº 3. Hay mujeres que pueden tener o no perdidas de orina con los esfuerzos en el tercer trimestre de gestación, que tienen un parto por cesárea o un parto vaginal muy largo (con muchas horas de dilatación y de expulsivo) y normalmente con episiotomía o con desgarros, que después del parto empiezan con pequeñas pérdidas de orina…que normalmente empiezan relacionadas con los esfuerzos…pero que evolucionan a más pérdidas y a más situaciones….En estos casos estamos hablando de otras cosas…puede ser que las vías nerviosas que determinan el funcionamiento muscular se hayan afectado…y los músculos del suelo pélvico no funcionen bien no por debilitamiento (como en los casos anteriores) sino porque no les llegan bien las ordenes a través de la vía del nervio. También puede ser que las estructuras de continencia o estructuras del aparato urinario (vejiga y uretra) se hayan dañado en alguna medida en el parto o en la cesárea, lo que produzca que no funcionen bien y haya aparecido la incontinencia urinaria. En estos casos las mujeres deben ser valoradas por especialistas en suelo pélvico. Ahora hay unidades de suelo pélvico con ginecólogos, médicos rehabilitadores, urólogos, etc…donde de forma integral se pueden realizar las pruebas que permitan conocer la causa de la incontinencia y el tratamiento más adecuado para el caso.

Estimada Izaskun, no sé si he sabido encontrar la palabras adecuadas para explicar las principales situaciones que pueden producir pérdidas de orina después de tener un bebé. Si algo no te queda claro, no dudes en volver a preguntarnos….es difícil, con tan pocos datos y sin exploración, encontrar una respuesta  adecuada y exponer las situaciones en un lenguaje sencillo.

Me quedo preocupada, la incontinencia urinaria o perdidas de orina no es algo normal de las mujeres con los nacimientos y con la edad….la incontinencia urinaria es una patología o un problema de salud que afecta a la calidad de vida…me gustaría, que ahora que sabes que hay centros y unidades especializados en suelo pélvico, encontrases los profesionales adecuados para valorar  y si es preciso tratar tu caso. Hoy hay muchos medios…aunque es cierto que hay mucho por hacer en los cuidados de las mujeres sobre el suelo pélvico.

No sé si estás en Madrid, el día 13 o el día 15 de noviembre doy un taller (una tarde de 17 a 20 horas) en la Semana de la Ciencia  en la Universidad Pontificia de Comillas para explicar a público en general los cuidados de prevención del suelo pélvico, la higiene postural y los ejercicio de kegel. La inscripción se puede realizar a través de la Web de la Universidad ya que las plazas son limitadas.
Semana de la Ciencia
Un saludo

Matilde Fernández

Profesora de la Unidad Docente de Matronas de la Comunidad de Madrid

 

¿Por qué se lesiona el suelo pélvico?

Como continuación de mi post anterior, aquí os sigo comentando más información del suelo pélvico

¿Por qué se lesiona?:

Como era de esperar, no hay un mecanismo único de lesión del suelo pélvico, sino que son varios los factores que lo va a ir dañando a lo largo de la vida, y muchos de ellos ligados al propio desarrollo de la mujer. Por poner un orden, podemos englobarlos en:

  • Embarazo: el hecho de que se esté desarrollando una persona en el interior del útero hace que aumente la presión sobre el suelo pélvico, y esta presión irá siendo mayor a medida que se acerque el momento del parto. Hay que pensar que la mujer tendrá a un bebé de unos 3 kg, más una placentatripa de embarazada que llegará a los 500 gr, mas unos 2 litros de líquido amniótico, así, aproximadamente, cayendo encima de esa hamaca muscular que comentábamos en los primeros puntos.
  • Parto: este es el gran momento de sufrimiento del suelo pélvico. Como decía anteriormente, por un orificio tan aparentemente pequeño como es la entrada de la vagina, tiene que salir un bebé cuya cabeza supera, y con creces, el diámetro de dicho orificio. Para que esto sea posible, tiene que llevarse a cabo una dilatación que implicará una relajación del tono muscular de esos anillos que decíamos, de tal modo que perderemos la contracción “normal” de esos músculos a favor de la debilidad, todo para permitir el paso del bebé, pero que una vez alumbrado, no se recuperan tan fácilmente. Por poner un ejemplo, imaginad que corréis una maratón por la mañana y otra por la tarde, y así durante una semana. ¿cómo quedaríais?; pues así se queda el suelo pélvico de cansado después del parto…
  • Postparto: entonces, si lo he dejado muy débil después del parto…¿el postparto es malo? Pues bien, no es que sea malo este periodo como tal, sino que nosotros lo hacemos malo porque ni hacemos ejercicio para ayudarlo ni nos dedicamos a él en primer lugar. Es decir, que generalmente la mujer suele querer recuperar la figura pronto, y para ello suele empezar con abdominales, o a correr, o a hacer deportes que lo que hacen es debilitarlo más, por el aumento de la presión intraabdominal cuando hacemos ejercicios, por el golpeteo al correr, etc. Por eso, la primera recuperación que debeos hacer tras el parto es la del suelo pélvico; después vendrán las demás.
  • Menopausia: aquí si que no podemos hacer mucho. La menopausia lleva consigo algunos cambios hormonales que, entre otras cosas, provocan pérdida del tono muscular, y el suelo pélvico es uno de los grandes afectados.
  • Factores genéticos: entorno a un 10% de las mujeres tiene debilidad del suelo pélvico genética. Eso, al ser “heredado”, es algo que tampoco podemos evitar que nos pase. Pero, eso sí, podemos evitar que nos afecte, recordad esto.
  • Ejercicio: como decíamos antes, el hacer muchas abdominales, porque empujamos las vísceras hacia abajo, y lo debilitamos. O el correr, saltar, esfuerzos bruscos…
  • Factores varios: tocar instrumentos de viento (por ese aumento de presión), cantar (no por cantar en la ducha, sino cantantes profesionales), estreñimiento crónico, llevar pantalones muy ajustados…
  • Sobrepeso y obesidad: tener muchos kilo de más ya sabemos que no es bueno en general, pero para el suelo pélvico tampoco, porque estará soportando mucho más esfuerzo del que debe, como es lógico imaginar.

Estos son los puntos más importantes, aunque podríamos enumerar más, la lista. Sea como sea, los que más perjudican son los relacionados con el embarazo, porque afectan directamente a esa zona; y por culpa de la falta de información y por el abandono al que se ha visto sometido este tema por ser tabú durante años, nosotros mismos nos provocamos más daño aún, sin saberlo, claro.

En mi próximo post, os comentaré ¿qué pasa cuando se lesiona?