5 juegos para hacer con tu niño en la playa

La playa es un lugar perfecto para hacer juegos diferentes con los niños, como sus energías son interminables y no paran ni un segundo, os proponemos 5 juegos para que los puedas hacer con ellos y no os aburráis nada.

Bebé jugando en la playa Leer más

Jugar con arena

Si este año no vas a ir a la playa de vacaciones, siempre puedes hacerte tu “piscina de arena”y jugar con arena en casa.

arena 2

 

Esparce migas, cereales, preparados de arroz o harina de avena cruda en una bandeja o similar. Tu hijo se divertirá usando sus coches pequeños, pala y rastrillo, cucharas u otros utensilios de cocina para hacer colinas, carreteras y pasteles de “arena” comestibles.

 

 arroz como arenajugando con arroz

 

Este juego es muy divertido y además fomentas su imaginación y desarrolla el tacto.

Aunque sea todo comestible, lleva cuidado, si es muy pequeño, que se puede atragantar.

 

 

FDO: Ana Molleda, la mamá de 5mimitos

 

 

En verano los niños siempre identificados

Mi madre, cada vez que llegan las vacaciones, siempre cuenta la anécdota de cuando se le perdió uno de sus hijos en la playa (somos 6 hermanos). Ella estaba súper pendiente de todos nosotros, pero un día en la playa se le despistó mi hermano pequeño. La verdad es que fueron unos momentos bastante angustiosos para ella, mientras que el peque estaba buscando conchas para su castillo no muy lejos de donde estábamos, pero con tanta gente ni le vio.

playa llena

A raíz de esto, decidí “etiquetar” a mis hijos con unas pulseras identificativas, en las que puedes poner el nombre y el teléfono para que si se te pierde algún niño sepan donde llamar, y que son resistentes al agua. Mejor prevenir y llevarle bien identificado, en cualquier lugar con mucha gente.

Yo así me siento más tranquila, aunque eso no quita que siga estando muy pendiente de ellos en todo momento.

Por eso, por la importancia que tiene para nosotros hacer la maternidad más fácil, hemos decidido regalar un pack de dos pulseras identificativas en todos los pedidos que se hagan en nuestra tienda este fin de semana. Para que disfrutéis del verano con total tranquilidad.

 

regalo pulseras identificativas

¡Aprovecha ahora, sólo tienes hasta el domingo!

 

Condiciones:

* Promoción válida en tienda.5mimitos.com del 19 al 21 de julio de 2013. Se enviará, por cada pedido realizado, un pack de dos pulseras identificativas para niños, multicolor, totalmente gratis.

 

FDO: Ana Molleda, la mamá de 5mimitos

 

 

 

Pican, pican los mosquitos…

En verano tanto niños como adultos tenemos que sobrellevar como podemos las picaduras de mosquitos, avispas, arañas y hasta medusas.

Os dejamos algunos consejos de cómo combatir sus molestos síntomas, que nos han ofrecido desde el servicio de pediatría del Hospital Nisa Valencia al Mar.

Primero unas normas para la prevención:

  1. No caminar descalzo por el césped
  2. No agitarse o ponerse nervioso al ver abejas o avispas
  3. Aplicación de repelentes de insectos
  4. Utilizar manga larga al salir al campo

Pero si a pesar de esto, nuestra sangre dulce les atrae… podemos tratar las picaduras así:

–          Si te pica una abeja:

  1. Quita el aguijón
  2. Ponte frío en la zona
  3. Aplica amoniaco, calamina, etc….

Insect-Bites-and-Stings-and-Herbal-Remedies

 

–          Si te pican los mosquitos:

  1. Limpia la zona
  2. Ponte frío local
  3. Aplica amoniaco, calamina, aloe, etc….

 

–          Si te pica una araña:

  1. Limpia la picadura
  2. Aplica paños húmedos
  3. Pon un poco de analgésico local y tomate un antihistamínico.

–          Si te pica una medusa:

  1. Quita los tentáculos que puedan quedar
  2. Lava la zona con agua salada
  3. Aplica frio en la zona, sin que el hielo contacte directamente con la piel
  4. No frotes la picadura con toallas, ni arena, etc…

–          Y si lo que ves es un tiburón….. ¡Corre!

 

¡Feliz verano!

 

 

 

En la playa sin miedo al agua

¡Llegaron por fin las vacaciones!
Reunes a tu familia y vas camino de la playa. El coche lleno, la carretera llena, pero sólo deseas poder llegar, tumbarte en la arena y disfrutar con todos.
Sin embargo, cuando tu peque siente la arena o el agua, todo es desconsuelo, por más que lo intentas no hay manera… y así tu idílica playa se convierte en un ¡¡¡¡AHHHHH!!!
El inmenso mar, con su agua mucho más fría que la piscina, se mueve y la arena a veces provoca cosquilleos en los pies, que no a todos les gusta.

¡Atención! tengamos en cuenta que dependiendo de la edad de tu hijo así será el día en el mar. Algunos pediatras no recomiendan que los bebés menores de 6 meses pasen mucho tiempo en la playa. Su piel no está madura para el sol y las cremas pueden provocar alergias, aunque es cierto que actualmente hay pequeños cucos o toallas de playas que traen incorporado quita soles con filtro para los rayos del sol.

sobrero bebe

 

Para ir con ellos y que luzcan una sonrisa tendremos que preparar una “equipación” especial:

– Sombrilla.
– Agua, agua y más agua.
– Gorro con estilo.
– Camisetas de algodón, algunas tienen protección solar.
– Bañadores de recambio.
– Si camina unas preciosas zapatillas para el agua.
– Kilos de buena crema protectora.
– Lo necesario para construir con arena: palas, rastrillo, cubos y ¡un adulto que tenga alma de arquitecto y paciencia! 5mimitos_1515Rb

¿Está todo apuntado? ¡Pues vamos a convencerle de que la playa es maravillosa y que el agua es toda una experiencia!

Primero podríamos probar el agua en una piscina natural pequeñita, bien de las de plástico o fabricando una nosotros cerca de la orilla donde pueda sentarse y mojarse o mojarnos.

Después seguro que será más fácil cogerlo entre nuestros brazos e introducirnos ya en la orilla del mar y sentarnos con él ¡teniendo siempre la precaución de tenerlo bien sujeto! Lo cierto es que entre los brazos de mamá y papá el mar se convertirá en algo que ya no será desconocido ni frío. Los baños no deben ser muy largos.

niño playa

 

El mar es un lugar que propicia las risas, los juegos, las caricias, los abrazos… puede que al principio se sientan inseguros pero… seguro que en unos años os preguntaréis…¿Cómo consigo que mi hijo o hija salga del agua del mar?

¡Feliz verano!

FDO: Montaña Navas Psicóloga Infancia y Adolescencia.

 

 

 

Nueva tienda online

 

 

Jugando en la arena de la playa

Cuando llega el verano, un destino habitual en las vacaciones es la playa, un lugar fascinante y de lo más estimulante para los más pequeños de la casa.

Bebé jugando en la playaLa edad ideal para empezar a llevarles es a partir de los 12 meses de vida, ya que, cuanto más pequeño es el niño, más aprende a través de sus sentidos, y el olor del mar y la arena de la playa son ideales para su estimulación. Así que ya sabéis, si vais a la playa no os podéis olvidar de los juguetes de toda la vida, el cubo, la pala y rastrillo, y algunos moldes para poder sentaros y jugar, en la arena con vuestros peques.

Además, tanto el agua como la arena son elementos que estimulan los sentidos, fomentan el crecimiento y el desarrollo, y ayudan a la coordinación motora de los niños.  Así que cuando vamos a la playa con nuestro bebé es importante incentivar juegos en la arena, que estimularán su capacidad motriz y su creatividad.

También puedes crear juegos simples para entretener al niño. Por ejemplo, cuando una ola este a punto de mojar el cuerpo del bebé, papá o mamá, lo levante. Este juego les pone a la expectativa y a la espera de la siguiente ola, porque saben que serán levantados. Cerca de la orilla del mar, también se puede cavar un hoyo para que simule como una piscina donde el bebé puede entretenerse, y chapotear sin preocupaciones.

Otra idea es construir castillos de arena, siempre que te hayas acordado de coger el cubo y la pala, el bebé te ayudará a mover arena de un sitio a otro.

Además, andar por la arena puede ser muy beneficioso para los primeros pasos del niño, ya que al ser una superficie fina, y ofrecer rugosidades e irregularidades, se estimula el tacto en los pies del niño y le incitan a seguir. Fíjate en que  la arena no esté muy caliente y que el agua no esté demasiado fría, para evitar complicaciones.

Jugar con el agua y la arena es también beneficioso para los niños muy movidos, ya que este tipo de juego puede tener un efecto tranquilizador sobre los ellos, y les ayudará a concentrarse, compartir y serenarse. Sólo hay que tener cuidado para que los más pequeños no intenten llevarse la arena a la boca. Estate pendiente siempre.

Por último, y casi lo más importante, recuerda que la piel de bebé es muy sensible, con lo cual debes protegerle bien del sol.