La importancia del juego

Diciembre es el mes de la ilusión para los niños. Llegan Papá Noel y los Reyes Magos cargaditos de juguetes y con ellos traen la sonrisa a nuestros pequeños. Por eso me parece importante tratar este mes el tema de los juguetes y el juego.

Bebe jugando
Bebé jugando con los bloques de construcción. Foto: depositphotos.com

Definiciones

De todas las definiciones que conocemos sobre el juego, quizás el denominador común sea que es una actividad gratuita en la que existe una pérdida de vinculación entre los medios y los fines, aparentemente sin finalidad y sin fin, y que existe en todas las culturas y civilizaciones, es decir, tiene carácter universal.

Como piensan hoy día la mayoría de los educadores nos parece que la infancia no es un simple paso a la edad adulta, sino que tiene valor por sí misma.
Actualmente se sabe que se encuentran allí las claves de lo que será el hombre de mañana. Ya Freud afirmó que «todo hombre es su infancia».
Si convenimos, pues, que esta etapa es fundamental en la construcción del individuo y que el juego es lo que caracteriza la infancia, tendremos una razón esencial para establecer su importancia.
Cuando hablamos de juegos, sobreentendemos equivocadamente que nos referimos a un actividad específicamente infantil. Pero también en la etapa adulta el juego debería mantener su importancia. Durante los primeros años de nuestra vida, casi todo es juego, ya que la curiosidad, la fantasía y la capacidad de disfrutar son enormes. Cuando, de pequeños, jugamos no buscamos nada, concebimos al juego como lo que es, una actividad libre y espontánea. Aprendemos a jugar por jugar; en definitiva, sólo por el hecho de disfrutar.

 

La importancia del juego

El juego constituye una vía mediante la cual el niño ensaya la forma de actuar en el mundo.
En la vida del niño, la principal actividad, a la que dedica más tiempo y, sobre todo, más ganas, energías e ilusión, es el juego. En la actividad del juego, el niño o niña articula conocimientos, emociones, sentimientos y relaciones interpersonales, en una experiencia única, que no se parece a ninguna otra.
Las características que definen el juego han motivado algunas teorías e ideas, claves a la hora de comprender el papel que nuestra sociedad le otorga. Estas características son, de un lado, la libertad (el juego es voluntario; si lo convertimos en rutina u obligación, deja de ser un juego); de otro, el placer (es una actividad que divierte y alegra, por lo que resulta deseable para el niño; no hay juego sin diversión), y por último, su gratuidad ausente de finalidad (el niño juega porque quiere jugar, sin esperar ningún resultado).
Muchos adultos piensan que nunca es demasiado pronto para introducir a los niños en el «mundo de lo útil», para desarrollar aptitudes que les harán más competitivos en la sociedad moderna. Este planteamiento no puede ser más erróneo. El juego, explica el experto José Luis Linaza, «es serio y es útil para el desarrollo del niño en la medida en que él es su propio protagonista, se mantiene diferenciado de las exigencias y limitaciones de la realidad externa, permite explorar el mundo de los mayores sin estar ellos presentes, se convierte en el terreno privilegiado de interacción con los iguales y en fuente de funcionamiento autónomo».
Todos los especialistas coinciden en el valor psicopedagógico del juego en la infancia. El juego posibilita un armonioso crecimiento del cuerpo, la inteligencia, la afectividad y la creatividad. La relación del juego con algunas de estas facetas lo convierten, primero, en un medio de socialización, expresión y comunicación, con el que el niño supera su egocentrismo, fija relaciones con sus iguales y aprende a aceptar puntos de vista distintos al propio.
Además, le ayuda a conocerse a sí mismo y a los demás, y establecer vínculos afectivos. Por otra parte, desarrolla las funciones psíquicas necesarias para aprendizajes como la percepción sensorial, el lenguaje, la memoria, etcétera, así como las funciones físicas (correr, saltar, equilibrio y coordinación…).
El juego también estimula la superación personal a partir de la experimentación del éxito, base de la autoconfianza. También ayuda a interiorizar las normas y pautas de comportamiento social, ya que si los niños no respetan las normas de juego (que ellos mismos se dan), se sancionan. Y lo más importante, es la base de toda actividad creativa, ya que estimula la imaginación.

Fdo: Sonia Rodrigruez. Psicologa Gestalt en www.ciparhpsicoterapia.com

 

BIBLIOGRAFÍA.-

ANDRÉS TRIPERO, T. (Comp.) (1991): Juegos, juguetes y ludotecas. Madrid:

Pablo Montesino.

BERRUEZO, P. P. (1989): “La importancia de jugar a la pelota”.

Psicomotricidad. Revista de estudios y experiencias. nº 33: 85-92. Madrid:

CITAP.

BERRUEZO, P. P. (1990): La pelota en el desarrollo psicomotor. Madrid:

CEPE-G.Núñez.

BRUNER, J. (1989): Acción, pensamiento y lenguaje. Compilación de José

Luis Linaza. Madrid: Alianza.

COLL, C. (1987): Psicología y curriculum. Barcelona: Paidós.

CRATTY, B. (1984): Desarrollo intelectual. Juegos activos que lo fomentan.

México: Pax.

DECROLY, O. y MONCHAMP, E. (1986): El juego educativo. Madrid: Morata. 2ª

ed.

ELKONIN, D. B. (1980): Psicología del juego. Madrid: Pablo del Río.

GARCÍA NÚÑEZ, J. A. y FERNÁNDEZ VIDAL, F. (1994): Juego y Psicomotricidad.

Madrid: CEPE.

GARVEY, C. (1985): El juego infantil. Madrid: Morata. 4ª edición.

GRUPO DE ADARRA: En busca del juego perdido. Cuadernos de Adarra, nº 9.

GUITART ACED, R. M. (1990): 101 juegos no competitivos. Barcelona: Grao.

HARRIS, P. L. (1992): Los niños y las emociones. Madrid: Alianza.

HERNÁNDEZ, M. (1991): El pom-pon. Madrid: Quinta Alternativa.

HUIZINGA, J. (1968) Homo ludens. Madrid: Alianza.

KAMII,C. Y DE VRIES, R. (1988): Juegos colectivos en la primera enseñanza.

Madrid: Visor.

LÁZARO LÁZARO, A. (1990): “El juego en el desarrollo del niño”.

Psicomotricidad. Revista de estudios y experiencias. nº 35: 83-92. Madrid:

CITAP.

LEIF, J. Y BRUNELLE, L. (1978): La verdadera naturaleza del juego. Buenos

Aires: Kapelusz.

 

5 manualidades de navidad

Este fin de semana, como es tradición en mi familia desde que era pequeña, toca decorar la casa de navidad y hacer las manualidades que mandan en el cole para que los peques vayan decorando su clase.

Así que, hoy quería enseñaros lo que le ha toca hacer al equipo de 5mimitos con sus familias, y así daros alguna idea por si también queréis hacer alguna cosa.

 

Muñecos para el belén: Instrucciones:
Muñecos para el belén
  • Busca 2 esponjas, una para cada muñeco.
  • Para la ovejita, haz bolitas de algodón y pégaselas.
  • Los ojos son 2 botones .
  • Y las patas son palillos.
  • La boca está pintada con un rotulador.
  • Para la muñeca, el pelo es lana, cosida a la esponja, el vestido está hecho con la funda para guardar zapatos, que hemos recortado y decorado con pintandola con rotuladores.
  • Los ojos también son botones.
  • Los brazos son trenzas de lana con otro par de botones en el extremo que hagan las veces de manos.
  • Y las piernas están hecas también con palillos.
Muñeca con cuchara de cocina: Instrucciones:
Muñeca con Cuchara de cocina Cuchara de cocina
  • Elige una cuchara de madera grande.
  • Para el pelo y los brazos, haz trenzas de lana.
  • Utiliza botones para hacer los ojos
  • Y también puedes ponerlos como manos y al final de de las trenzas del pelo.
  • Además, puedes añadirle un pañuelo en la cabeza, y que los peques lo pinten con rotulador.
  • Para la ropa, se ha utilizado una funda para guardar los zapatos para la camiseta.
  • Y para la falda una bolsita de tul.
  • La base de la muñeca, es el culo de una botella de plástico.
Tarjetas de navidad:
Os vamos a enseñar 2 tipo de tarjetas:
1.- Las que han hecho nuestros “mayores” de 3 y 4 años.
2.- La que hizo el peque de 21 meses.
La de los mayores: 1.-Instrucciones:
Tarjetas Navidad
  • Recorta unas cartulinas tamaño cuartilla y dóblalas.
  • Con unos trozos de fieltro, recortar las estrellas y los árboles, nosotros los pintamos en el fieltro y así los peques lo pudieron recortar siguiendo las líneas pintadas.
  • Los adornos son cuentas de collares
  • Y para escribir el mensaje puedes utilizar un rotulador dorado.
La tarjeta del peque: 2.- Instrucciones:
Tarjeta de navidad  bebé Tarjeta de navidad baby
  • Recorta una cartulina tamaño cuartilla y dóblala.
  • Utiliza pintura de manos.
  • Puedes utilizar pintura marrón para hacer el tronco de un árbol con su pie y pintura verde para hacer la copa del árbol con manitas.
  • Y a pintar con tu peque 😉
Arbol de corchos de botella.
Esta manualidad la hicimos con mi mayor, que ya tiene 7 añazos.
Instrucciones:
Arbol de corchos1 Arbol de corchos2
  • Necesitas un montón de corchos de botellas, en este en concreto hemos utilizado 21.
  • Pégalos con un buen pegamento.
  • También podéis pintar las bases de los corchos cada una de un color.
  • Sujétalos con lazo, para que quede más mono.
  Arbol de corchos3 Esta manualidad tiene 2 usos, en navidad de adorno y el resto del año, si le quitas el lazo te sirve de salvamanteles 😉
Portal de belén.
Esta manualidad también nos tocó hacerla con mi mayor.
Instrucciones:
Portal Belen
  • En este caso para la estructura hemos aprovechado una caja de 5mimitos, pero también te puede servir una caja de zapatos
  • Compramos corcho triturado, musgo, paja y poliespan para decorar el portal.
  • Además, hicimos papel maché para darle volumen al tejadillo.
  • Y como no, recortamos una estrella que forramos con papel albal.

Como veis casi todo son cosas que tenemos por casa y podemos reutilizar.
¿Qué habéis hecho vosotros?

Juguetes Buscan Casa

 

 

Hace poco tiempo me ocurrieron dos cosas que tienen que ver entre si.

La primera de ella fue durante el verano: aprovechando las vacaciones fuera de casa, mi madre decidió hacer reforma en su piso y claro, ¡imaginaos lo que salió de allí! Entre otras cosas muchos juguetes y ropa de cuando yo era pequeña.

De entre todo lo que sacamos había algunas cosas que por vínculos emocionales no me quería deshacer, como mi primer cine que tuve ¿Os acordáis?

Otras, ya viejas, fueron a la basura, y lo que pudimos aprovechar pues lo dimos a organizaciones para que lo repartan entre quienes pueden necesitarlo.

El otro acontecimiento fue hace unas semanas. Cuando mi jefa me cuenta que tiene muchos juguetes de los peques de cuando eran más bebes y que no sabe que hacer con ellos porque ya no los utiliza.  Y es que los niños de hoy en día tienen de todo (mil veces).

Por suerte, el estar trabajando en 5mimitos brinda la oportunidad de conocer a gente con proyectos de todo tipo, y una de esas personas es Marta de Juguetes Buscan Casa.

Juguetes buscan casa es una web donde los juguetes podrán encontrar una nueva familia. Es muy fácil:

  1. Haces una foto de tu juguete que ya no utilizas
  2. La subes a la web
  3. El interesado se pondrá en contacto contigo
  4. Tú se lo envías y la otra parte paga los gastos de envío.
  5. Tú te quedas con más espacio en casa en previsión de los próximos Reyes, y la otra familia podrá regalar a sus hijos.

¡No os parece maravilloso?! ¡Al equipo de 5mimitos si! Y por eso nos hemos unido a este proyecto. ¿Cómo? Pues muy sencillo.  Todas las personas que participen donando o intercambiando sus juguetes desde ahora hasta el 31 de diciembre de 2012, recibirán un 10 % de descuento para la suscripción bimensual en 5mimitos.com

Esperamos que os animéis porque los juguetes que un día hicieron reír a los pequeños de tu casa hoy pueden sacarles una sonrisa a otros niños.