Papá siempre es una buena ayuda.

Con el nacimiento de un hijo la mayoría de los padres se sienten orgullosos y felices. Aunque a veces pueden sentir también cierta inseguridad, agobio e incluso resentimiento al verse excluidos del vinculo de intimidad que se crea entre la madre y el bebé. Todo esto es normal. El recién nacido es una gran responsabilidad y un nuevo mundo para todos.

Las primeras semanas de lactancia suponen una gran dedicación y pueden ser difíciles: la cooperación y el apoyo por parte del papá en la lactancia es decisiva y de gran ayuda.Beautiful picture of the daddy with the baby

A veces la mamá adopta posturas incomodas pensando sólo en su bebe, y el papá es una gran ayuda para que consiga colocarse bien y tenga cerca todos los accesorios necesarios (almohadones, reposapiés, bebida, gasas….)

En muchas ocasiones corresponde al padre proteger la intimidad de la madre y del bebé,  las visitas inesperadas pueden ser bastante estresantes.

Además, hay un gran numero de actividades que compartir entre mamá y papá en el cuidado del bebe: el baño, que el agua esté perfecta, los masajes, los juegos, el cambio de pañales, mimarlo, acunarlo…

Así que no hay por qué sentirse excluido, sólo hay que organizarse bien y compartir los cuidados y mimos diarios, sin olvidarse que mamá también los necesita ;-).

Fdo: El papá de 5mimitos