Juego para desarrollar el oido de tu bebé

Os proponemos un juego para hacer con tu bebé a partir de los 9 meses, con que ayudarle a desarrollar el sentido del oído. Este juego es una versión musical del escondite tu hijo tiene que buscar unos juguetes y sonajeros con cascabeles. Es muy fácil; lo único que tiene que hacer es escuchar cómo suenan para descubrir dónde están escondidos.

Jugando a este juego conseguiremos ayudar a nuestro bebé y estimular el aprendizaje de la causa y efecto, el desarrollo cognitivo y su capacidad auditiva.

Para jugar sólo necesitamos un juguete blando con un cascabel dentro, como una pelota o un peluche o sonajero, o también una pulsera con cascabeles.

Sonajero pelota cascabelTambién necesitarás algo para esconderlos como por ejemplo, cojines, peluches grandes,  toallas o mantas.

¡Vamos a jugar! Busca el juguete con un cascabel o haz una pulsera con cascabeles. (Ten encuenta que los grandes son más seguros y más fáciles de agarrar.) Después, pon a tu bebé en el suelo rodeado de los objetos que puedan servir de escondite: los cojines, peluches grandes, toallas y mantas.

A continuación, mueve los cascabeles para que los vea y los oiga, y escóndelos en uno de los escondites, y  pregunta a tu peque: “¿Dónde están los cascabeles?¿Qué ha sonado?”.

Después, levanta los objetos uno a uno, para que él vea lo que tiene que hacer. Cuando levantes el que has elegido como escondite haz ruido con el juguete, pero no dejes que el niño lo vea y observa cómo cambia la expresión de tu bebé al oír los cascabeles. A continuación, sácalos y di “Aquí están”.

Vuelve a jugar utilizando otro escondite y así hasta que el peque se canse.

También puedes esconder los juguetes con cascabeles por toda la habitación, para que los busque gateando fomentando así la motricidad gruesa,  ponte tú a gatas para buscarlos y hazlos sonar cuando te acerques a ellos para que el peque te siga y los encuentre.

Por supuesto, su hacer una pulsera con los cascabeles asegúrate de que están bien cosidos a la cinta para evitar que tu hijo se los trague.

¿Te animas a jugar?

Fdo: Ana Molleda. La mamá de 5mimitos.

 

Juegos para estimular la inteligencia de los bebés

Hoy os vamos a contar algunos juegos para estimular al inteligencia de vuestros bebé de 0 a 3 meses.

Como ya sabes los bebés reconocen la voz de sus mamás al nacer, pero no son capaces enfocar bien los ojos o interpretar el mundo que les rodea durante los primeros dos o tres meses. Si les ayudamos a desarrollar el sentido de la vista los niños aprenderán muchas cosas, pero al principio, su enfoque está limitado a unos 20 ó 25 centimetros y cualquier objeto a mayor o menor distancia lo verán borroso. Al cabo de unas 6 semanas sus ojitos ya empiezan a enfocar pero permanecen miopes durante algún tiempo. Poco a poco empieza a reconocer caras y después, gradualmente, empieza a ver y a entender el mundo que le rodea. Podemos ayúdarle en este proceso de desarrollo jugando desde su nacimiento a juegos como Mira esto, Mira cómo se mueve y ¡Cucú-tras!Sonajero Pajaritos

Hablar con tu bebé mientas juegas con él es muy importante para estimularle, y responder a sus balbuceos con respuesta alegres, también porque captarás su atención y querrá jugar contigo. Repite tus sílabas lentamente con voz aguda cuando digas, por ejemplo: “¡Mira esto¡” o “¡Qué bebé tan listo!“. Háblale despacito, con voz alegre y cantarina, con el tono ligeramente agudo, porque capta la atención de tu bebé durante más tiempo que el tono habitual de voz. Los expertos llaman a este tipo de habla “maternés“.

Por ejemplo a  ¡Mira esto! se juega así:

Reúne varios objetos cotidianos de los que tienes en casa, pero que sean muy coloridos y llamativos y enséñale 2 o 3 a la vez cada pocos días. Trata de elegir las cositas más coloridas o con motivos llamativas y que además puedas hacer ruido con ellas. Sujeta los objetos a unos centímetros de la cara de tu bebé y pregúntale: “¿Qué es esto?”. Dale tiempo para que explore el aspecto de cada objeto. Explícale lo qué es y lo que puedes hacer con él. Deja una muestra de 2 o 3 objetos colgando sobre la cuna para que pueda verlos y examinarlos en cualquier momento.

Por ejemplo, en el gimnasio puedes colgar juguetes de colores vivos colgando, para que empiece a estimular sus sentidos, empezando a observar y más adelante queriéndolos golpear con la mano.

Y para jugar a ¿Qué es esto? lo que tienes que hacer es mirar juntos libros, por ejemplo, libros hecho de tela o de cartón duro, o tipo foam. Elige libros con dibujos simples y claros de objetos cotidianos. Señala el dibujo y dile: “¿Qué es esto?” Después háblale sobre él e intenta enseñarle un objeto real que coincida con el dibujo.

Si quieres aprender más sobre este tipo de juegos puedes consultar el libro “Estimula el cerebro de tu hijo” de Robert Fisher.

Fdo: Ana Molleda. La mamá de 5mimitos

Jugamos a fortalecer las piernas de tu bebé

El juego que os proponemos hoy es lo podáis hacer con vuestro bebé a partir de 3 meses. Es estupendo para fortalecer las piernas de tu bebé y desarrollar la coordinación, además, tanto tu pequeño como tú disfrutaréis mucho jugando juntos.

Este juego también le ayudará a aprender la causa y efecto y desarrollar la motricidad gruesa, además de la coordinación.

Para comenzar a jugar sólo necesitas, una pelota grande de plástico o de las blanditas que no pesan y si la tienes con sonido, mejor, también necesitarás una mantita o arrullo para colocarlo sobre una superficie blanda.

Niño Jugando Pelota PiesCuando ya tengas todo, tumba al pequeño boca arriba sobre la mantita o arrullo sueva, levántale las piernas hacia arriba y pon la pelota sobre sus pies e intenta mantenerla en el aire mientras él da patatitas.

Haz girar la pelota mientras él mueve los pies procurando mantenerla en equilibrio. De vez en cuando deja caer la pelota sobre sus piernas desde una distancia corta y observa si puede darle a la pelota una patadita. Si lo hace felicítale, en caso contrario sigue intenéndolo hasta que lo consiga o se canse y pierda el interés.

Recuerda, que tu bebé debe estar sobre una superficie blandita, porque con las patadas puede sobreexcitarse y golpearse contra el suelo. Evita que la pelota se caiga sobre su cara, porque podría asustarse.

¿Te animas a probarlo?

Fdo: Ana Molleda. La mamá de 5mimitos.