Pasar un buen rato jugando

Como continuación de mi post anterior, hoy voy a contar la importancia de pasar un buen rato jugando con vuestros hijos.Mama jugando con niño

Jugando aprendemos a tomar las cosas de una forma diferente, alimentando nuestro espíritu lúdico, ese resorte por el que somos capaces de estar horas inmersos en los avatares del juego y abstraídos de casi todo lo que nos rodea, y por supuesto, de las circunstancias que definen la vida rutinaria. En una partida a de ajedrez o en un juego de preguntas y respuestas, nuestros compañeros nos valorarán por nuestra pericia y quizá nos sentiremos juzgados por los demás, pero cuando acabe la partida todo quedará ahí, y cada uno vuelve a ser quien era. Habrá quien quiera siempre ganar, demostrar a los demás que es el que más sabe. Pero también quien adopte una actitud desinteresada, sin inmiscuirse demasiado en el juego.

En cualquier caso, se trata de pasar un buen rato, lo que no es poco. Un elemento presente, y muy positivo, en estas sesiones lúdicas, es la risa. Los roles que cada uno interpreta jugando tienen mucho que ver, lógicamente, con los rasgos de su carácter. Jugando se conoce a la gente de otra manera, y las sorpresas son frecuentes.

La edad de jugar no se acaba nunca, y según los psicólogos, jugar nos retrotrae a nuestra infancia, extrayendo de nosotros ese espíritu lúdico y algo frívolo que la vida adulta se empeña en borrar. Además de los propios elementos del juego, las habilidades y capacidades que se favorecen jugando son muy interesantes. Se ejercita la memoria, la intuición, el estudio de los demás, la experimentación, …. El juego traslada muchas aspectos de nuestra vida a un marco más permisivo, menos rígido y agobiante.

 El juego para padres y madres.

A lo largo de todo lo expuesto hasta aquí se aprecia con facilidad cuán importante es en cualquier actividad del niño/a la relación con el adulto.

Con todas estas consideraciones podemos decir que una primera premisa  consiste en que los adultos sepamos jugar.

No sólo hay que analizar el juego de los niños y las niñas, comprenderlo, saber observarlo y sacar conclusiones, sino que también es necesario que como adultos con otros adultos lo experimentemos, lo vivamos, lo analicemos y saquemos las conclusiones pertinentes que nos servirán, no ya como educadores sino como personas.

Pero ¿en qué consiste el juego del adulto? Un adulto cada vez más absorbido por el trabajo o por la necesidad de encontrarlo, por las obligaciones de la vida cotidiana, por las imposiciones familiares y sociales es una persona que difícilmente encuentra resquicio para jugar. Para él permitirse el juego, como dice Wallon, «¿no es acaso reconocerse merecedor de una tregua durante la cual quedan suspendidas las sujeciones, las obligaciones, las necesidades y las disciplinas habituales?» Se hace necesario, en la sociedad que vivimos, concederse esa tregua, esa porción de tiempo, dedicada a sí mismo, en la que el adulto «no tiene deberes»: en ese momento es cuando se puede decir que juega.

La semana que viene os explicaré que para cada edad hay un juguete y cómo deben ser.

 

Fdo: Sonia Rodriguez. Psicologa Gestalt en www.ciparhpsicoterapia.com
   

BIBLIOGRAFÍA.-

ANDRÉS TRIPERO, T. (Comp.) (1991): Juegos, juguetes y ludotecas. Madrid:

Pablo Montesino.

BERRUEZO, P. P. (1989): “La importancia de jugar a la pelota”.

Psicomotricidad. Revista de estudios y experiencias. nº 33: 85-92. Madrid:

CITAP.

BERRUEZO, P. P. (1990): La pelota en el desarrollo psicomotor. Madrid:

CEPE-G.Núñez.

BRUNER, J. (1989): Acción, pensamiento y lenguaje. Compilación de José

Luis Linaza. Madrid: Alianza.

COLL, C. (1987): Psicología y curriculum. Barcelona: Paidós.

CRATTY, B. (1984): Desarrollo intelectual. Juegos activos que lo fomentan.

México: Pax.

DECROLY, O. y MONCHAMP, E. (1986): El juego educativo. Madrid: Morata. 2ª

ed.

ELKONIN, D. B. (1980): Psicología del juego. Madrid: Pablo del Río.

GARCÍA NÚÑEZ, J. A. y FERNÁNDEZ VIDAL, F. (1994): Juego y Psicomotricidad.

Madrid: CEPE.

GARVEY, C. (1985): El juego infantil. Madrid: Morata. 4ª edición.

GRUPO DE ADARRA: En busca del juego perdido. Cuadernos de Adarra, nº 9.

GUITART ACED, R. M. (1990): 101 juegos no competitivos. Barcelona: Grao.

HARRIS, P. L. (1992): Los niños y las emociones. Madrid: Alianza.

HERNÁNDEZ, M. (1991): El pom-pon. Madrid: Quinta Alternativa.

HUIZINGA, J. (1968) Homo ludens. Madrid: Alianza.

KAMII,C. Y DE VRIES, R. (1988): Juegos colectivos en la primera enseñanza.

Madrid: Visor.

LÁZARO LÁZARO, A. (1990): “El juego en el desarrollo del niño”.

Psicomotricidad. Revista de estudios y experiencias. nº 35: 83-92. Madrid:

CITAP.

LEIF, J. Y BRUNELLE, L. (1978): La verdadera naturaleza del juego. Buenos

Aires: Kapelusz.

 

 

 

Jugando con títeres y marionetas

Como os podéis imaginar, los títeres y las marionetas son mágicos para nuestros peques, ya que tienen el poder de “cobrar vida”, de escucharnos, de hablarnos, de hacernos reír y también llorar. Nos invitan a un mundo de fantasía donde todo es posible, pero sobre todo donde es posible ser nosotros mismos.

TíteresAdemás, los títeres y las marionetas  ayudan a nuestros peques a desarrollar un montón de habilidades, como pueden ser el lenguaje, la vista, la interacción con más personas,  pero también su imaginación y creatividad.

Por otro lado, les ayudan a entender situaciones cotidianas como el nacimiento de un hermanito, experiencias en la guardería, miedos y fantasías que le son difíciles de expresar. Al escenificar sus emociones le permite podrá entenderlas con mayor facilidad ya que, a través del juego vuestro peque irá reuniendo experiencias del mundo real y aprenderá a utilizarlas según sus propias necesidades.

Puedes usar marionetas de dedos, marionetas más grandes de manos o hacerlas tu mismo con un calcetín y un pelin de imaginación.

¿Lo habéis probado ya?

No sé si sabéis que esta semana es la semana de los títeres en Murcia, así que si estáis por la zona  este fin de semana,  no dudéis en acercaros. A vuestros peques seguro que les va a encantar y además lo van a disfrutar un montón.

Tenéis también ideas de teatros DIY, en  Bebés y Mas

 

Imitando a mamá

Hoy queremos proponeros más juegos para hacer con vuestro bebé. Como ya sabéis los bebés son grandes imitadores y sus primeros aprendizajes se basan precisamente en que copian todo lo que vosotros hacéis. Por ejemplo, si  le habláis, él intentará imitar los sonidos.

mamá juagndo con su bebé

Para hacer el juego de hoy con vuestro bebé, ponte cómoda, y coge a tu peque de manera que puedas mirarle a los ojos. Cuando estés relajada y tranquila, sin ruidos ni músicas exageradas ni otras personas que puedan distraeros, intenta contactar con el pequeño sin hacer ningún ruido, sólo mirándole a los ojos.
Entonces sácale la lengua con gesto exagerado, espera un poquito y vuelve a repetirlo. Ya verás como tu bebé intenta imitarte y notarás cómo saca ligeramente la punta de su lengua. ¡Qué ilusión me hizo a mi cuando mis niños lo hicieron la primera vez!

Otra idea para jugar con tu bebé es abrir y cerrar mucho la boca con gesto amplio, a ritmo lento y pausado. Tu peque también tratará de mover su boquita. Además puedes sonrírle con exageración o puedes intentar con otros gestos. ¡Ya verás que emocionante cuando vuestro bebé empiece a imitaros! No te olvides de que también puedes realizar el mismo juego emitiendo voces y gorjeos, hablándole.

¿Te animas a probarlo?

 

Un paseo por un Zoo imaginario

¿Has podido ir ya al zoo con tu bebé? Si no habéis tenido la oportunidad, hoy os proponemos un paseo por un zoo imaginario para que vuestro peque empiece a conocer los animales. Para poder comenzar este paseo, sólo necesitamos, animalitos de peluche, de plástico blandito o fotografías grandes de animales, además de una sillita o trona y la voz de mamá o papá.muñecos de peluche
Foto realizada por srikanth_jandy

Cuando tengas los animalitos, sienta a tu peque en la sillita y ponte a su altura frente a él, sostén un muñeco o una foto cerca de su cara, de modo que tu bebé pueda verte la boca, e imita el sonido de ese animal. Después, dale la oportunidad a tu peque de que reproduzca el sonido y luego repítelo tu también, y así sucesivamente con todos los muñecos. Después de terminar con todos los animalitos vuelve a jugar de nuevo, y esta vez haz una pausa antes de reproducir los sonidos para que tu bebé pueda anticiparse a ellos.

Ten en cuenta que a veces algunos bebes aprenden mejor con la vista mientras que a otros se les dan mejor los sonidos. Si tu bebé responde mejor a los sonidos, emite primero el sonido y luego enséñale el animalito o la fotografía.

Con este juego ayudarás a tu peque a estimular el sentido auditivo cuando hagas los sonidos de los animales, a diferenciar los animales por su sonido característico, y a desarrollar el lenguaje cuando intente imitar los sonidos. Y, como siempre, jugar con tu hijo es bueno para mejorar su interacción social.

Mi peque ya se sabe los sonidos de todos los animales que hay por casa. ¿Te atreves a probarlo con tu peque?

 

 

Un taller para arreglar los juguetes

Desde hace años paso por delante de una tiendecita que se llama Hospital del Juguete. El escaparate está lleno de juguetes y muñecos antiguos, así que siempre me ha llamado la atención. La semana pasada mi curiosidad fue tan grande que entré a preguntarle al señor del mostrador. Me presenté y le pregunté su nombre. Se llama Antonio Martínez. Trabaja en este negocio familiar, que su padre fundó en el año 1945. El local por lo visto estaba en otra zona de Madrid, pero ahora está localizado en la calle Granada 36.

 

 

El mostrador y la tienda tiene vitrinas con juguetes antiguos y da un aspecto de desastre. Pero claro es un taller, un taller donde se arreglan los juguetes.

Antonio, es un hombre grande y llevaba una bata blanca. Me dejó pasar a su taller, inmenso, donde los juguetes, las cajas, los armarios y los herramientas invaden la tienda.

 

 

Le hice algunas preguntas:

 

PilarTA: ¿qué tipo de juguetes traen aquí para arreglar?

AM: De todo, últimamente muchos juguetes antiguos para restaurar. Piezas de coleccionistas.

 

PilarTA: ¿con la crisis la gente se anima a arreglar las muñecas, y juguetes?

AM: No, también la crisis me ha afectado, el problema son los juguetes de las tiendas de chinos, que son muy baratos, no cumplen la normativa y en realidad son juguetes de usar y tirar. No puedo competir con eso.

 

PilarTA: ¿qué juguetes de bebés traen a arreglar?

AM: Pues los móviles de los niños (los que se suelen poner encima de la cuna), los padres quieren que los segundos hijos, puedan aprovechar ese tipo de juguetes.

 

No le seguí haciendo más preguntas porque parecía que tenía trabajo, que por cierto, él era el único que trabaja en el taller.

Quise comprar una peonza de chapa para una sobrina que va a cumplir dos años y él no me lo recomendó porque el material no es recomendable para estas edades. Podía habérmela vendido, pero él también hace sus recomendaciones.

 

Por cierto, del día 5 de noviembre al 8 de diciembre en el centro comercial Gran Vía de Hortaleza habrá una exposición de juguetes antiguos.

 

Después de despedirme de Antonio, pensé en el tema de que muchos padres compran los juguetes en las tiendas que regentan los chinos. ¿Vosotras cómo seleccionáis los juguetes y juegos de vuestros hijos, por el precio o por lo qué puede proporcionar a vuestros hijos?

Jugando en la bañera

 

A  partir del quinto de mes de vida de vuestros hijos, puede ser un buen momento para compartir tiempo para jugar con ellos en la bañera. Tampoco se trata de estimularles hasta la extenuación, sino de pasar un momento divertido, unos minutos de juego. Digo unos minutos porque pueden coger frio y porque también a veces hacen pis en el agua y pueden coger infecciones.

No es necesario comprar un juguete diseñado especialmente para el baño.  Muchos juguetes se pueden adaptar, aunque hay que evitar aquellos que se pueden estropear con el agua o resultar peligrosos.

 

Si tenéis varios juguetes para el baño, es mejor ofrecérselos poco a poco, no de golpe (tampoco se trata de no dejar sitio a vuestro hijo).

 

Algunos de los juguetes de agua que os aconsejo son:

  • Un pato de goma. Tenéis que comprobar que flota. Existen algunos juguetes similares al típico pato de goma, que pueden servir para morder, cuando les están saliendo los dientes.
  • Barcos, que flotan y que llevan pasajeros.
  • Juguetes que vierten el agua, como regaderas, recipientes de yogur, tazas de plástico, coladores, etc. Algo muy sencillo es hacer algún agujero a algún recipiente inservible, de esta manera tendréis un elemento que genera lluvia. También hay otros juegos, que pulverizan agua.
  • Los bloques de esponja, aunque hay que tener cuidado puesto que muchos niños tratan de llevárselo a la boca y esto puede ser peligroso.
  • Centro de actividades que son juguetes que tienen ruedas, que giran con el agua.
  • ¿Sabíais de la existencia de vinilos que se pueden pegar en la bañera? Pues cuando los niños son más mayorcitos son capaces de pegarlos en los lados.
  • Por último, jugar con pompas de jabón, muy sencillo de hacer.

 

También es aconsejable desinfectar los juguetes del baño con cierta frecuencia y tener en cuenta que los juegos que tienen esponja pueden albergar algunas bacterias.

Así que chicas, ya tenéis algunas ideas para jugar con los peques en la hora del baño.

Jugar con la pelota (para niños menores de 1 año)

Estimulación con la pelota

 

¿No os habéis dado cuenta que la pelota, es el juguete más sencillo, con el que se puede jugar de muchas maneras?

La juagar con la pelota es uno de los juguetes dentro de nuestra lista de preferencias. Puede ser lanzada, movidas con los pies, las manos, ir detrás de ella (a gatas), etc.

Os recomiendo que si compráis una pelota, evitéis, aquella que sea inferior a los 5 cm, así como aquellas pelotas que puedan deshacerse, como las de espuma o esponja.

Existen diferentes tipos de pelotas con características distintas e interesantes, que puede fomentar la estimulación de los niños:

  • Pelotas de tela de muchos colores que pueden usarse para niños que ya se sienten o para los que siguen en vuestro regazo.
  • Pelotas de artesanía, con diferentes texturas.
  • Una pelota dentro de otra transparente es algo que llama mucho la atención a los niños.
  • Pelotas con un cascabel dentro. El sonido les atrae mucho y les divierte.
  • Pelota hinchable, que es muy útil para llevarla de viaje o al parque. Así como comentó nuestra fisioterapia, puede ser una herramienta muy interesante para fomentar el gateo.

Para los peques que ya se sostienen sentados os propongo algunos juegos con la pelota:

  • Podéis lanzar la pelota  rodando hacia vuestro pequeño. Aunque él aún no sea capaz de devolverla, se entretiene observando cómo llega hasta él e intentará cogerla.
  • Si vais al parque o tenéis jardín, colocar al niño en la base de un tobogán y dejar caer la pelota desde lo alto.
  • Podéis hacer una torre con elementos fáciles de derribar y lanzar la pelota poniendo la mano de vuestro hijo en ella.  Veréis su cara de sorpresa al derribar la torre.
  • Podéis jugar al fútbol con vuestros hijos, para ello podéis sujetarlos por debajo de los brazos y balancearlo para que ellos toquen con los pies la pelota.
  • También os recomiendo una pelota de plástico para el momento del baño. Poner su mano en la pelota, sumergirla y soltarla de repente.

Seguramente vosotras juguéis con vuestros hijos y con la pelota de diversas maneras. ¿cómo lo hacéis vosotras?

¿Por qué es importante cantarles?

 

Hace algunos post, os comentamos los beneficios de la música en los niños. Ahora os cuento la importancia de cantarles.

Si os habéis dado cuenta, vuestro bebé se queda embobado escuchando vuestra  voz. En este artículo no os voy a dar un repertorio de canciones para que se las enseñéis a vuestros hijos. Podéis cantar desde canciones infantiles, de campamento, himnos nacionales, música de anuncios, canciones populares,  etc. Pero no es necesario que os sepáis las letras siempre, os las podéis inventar. ¿no lo habéis hecho nunca? Puede llegar a ser muy entretenido.

Podéis utilizar la música en algunos momentos, como algunos que os comento a continuación:

  • Cuando queráis jugar con vuestro bebé. Los recién nacidos son muy receptivos a las expresiones faciales y cantar hace que se pierda la rigidez y prepara para el juego.
  • Para enseñarle. Las canciones pueden enseñarles palabras, sonidos, debido a las letras y estribillos repetitivos de algunas de ellas. Incluso podéis inventaros las letras de las canciones, si queréis enseñarles palabras diferentes. Así mismo, puede servir para enseñar como ladran  los perros, como hacen los coches, o decir  “te quiero”.
  • Para establecer un orden, unas rutinas. Las canciones pueden servir para indicar una actividad familiar.
  • Para cambiar el humor de vuestro hijo. Podéis empezar a cantar cuando vuestro hijo, frunza el ceño o parece que se va a poner a llorar, de esta manera se puede evitar su enfado y evitar una rabieta.
  • Para quitarles el miedo. Las canciones o la música puede ayudar a relajar a vuestro hijo en situaciones donde ellos ven su seguridad amenazada. (un ejemplo para que os hagáis una idea: cuando viene una canguro, una de las canciones que uséis con vuestro hijo, puede llegar a tranquilizarle).
  • Para dormir. Cuando llega la hora de dormir, se suele aconsejar cantar una canción para que su bebé se relaje.

Hay que hacer algunas observaciones, como puede ser que haya niños que una canción en el momento de dormir, les desvele, en este caso mi consejo es susurrarles o tararearles bajito.

Así mismo, si se repiten con mucha frecuencia la misma canción puede resultar aburrido, por ello os aconsejo, que introduzcáis otras palabras, incluso el nombre de vuestro hijo y mezclar música. Improvisar, es muy divertido.

También podéis ponerles la música que os gusta a vosotros y esperar si a ellos también les gusta o si por el contrario no les entusiasma.

A medida que van creciendo el tipo de música que les podéis poner puede cambiar. Cuando es bebé la música puede ser más suave y cuando va haciéndose mayorcito la música puede ser más rítmica. Como ya hemos visto en otro post, la música y las canciones son muy positivos en los niños.

¡Una Cara muy peculiar! (bebé de 0 a 3 meses)

Desde que nacen, a los bebés les encantan las caras de mamá y papá. Los ojos, la nariz y la boca tiene algo especial que siempre atrae su atención. Hoy os proponemos una manualidad para los más pequeños:

 

Materiales:

  • Un Guante de punto
  • Unas tijeras
  • Tu mano
  • Rotuladores de colores

 

Instrucciones:Mano Con Guante pintado

  1. Corta los dedos del guante.
  2. Dibuja una cara en la plama del guante con los rotuladores. Los ojos y la boca deben ser grandes y de colores vivos.
  3. Ponte el guante en la mano.
  4. Sienta al niño en tu regazo y gira el guante hacia él.
  5. Ahora mueve los dedos de la cara de un lado a otro para que tu hijo pueda disfrutar con su nuevo amigo, que te ayudará a cantar canciones, contar cuentos o simplemente charlar.

 

Variación: Haz una cara con dedos tridimensionalmente. Cose o pega unos ojos movibles en el guante, coloca una boca de fieltro rojo y añade un pompón en el centro a modo de nariz.

Seguridad: Si a tu hijo le gusta la cara con dedos es probable que quiera llevársela a la boca. Así pues asegúrate de que los ojos, la boca y la nariz estén bien sujetos.

 

Beneficios:

  • Capacidad de concentración
  • Recomociemiento de caras
  • Interacción social.

 

Fuente: Tu bebé juega y aprende. Penny Warner

Algunos consejos a la hora de jugar con tu bebé.

En el post de hoy queremos daros algunos consejos a tener encuenta cuando jugáis con vuestro bebé.
Recordar que:
1.- Vuestro hijo aprende ante todo através del juego.
2.- El mejor juguete para él eres tú.
3.- Es importante que juegues con él.Mamá jugando con bebé

Como eres el mejor juguete para tu bebé, ya tienes todo casi todo lo que necesitas: tu cara, tus manos y tu cuerpo, sólo te faltan algunas ideas y tiempo para disfrutar.

Cuando jueges con tu bebé ten presente que:

    • Los niños aprenden a través de los sentidos. Estimúlale con cosas que pueda mirar, escuchar, oler, saborear y tocar. No te olvides de que el mejor juguete para estimular todos sus sentidos eres tú.
    • Los niños responden ante un entorno rico en estímulos. Pero no hace falta que le des cientos de juguetes. Dale sólo los más adecuados para su edad, déjale elegir y a disfrutar jugando.
    • Los niños aprenden por imitación. Así que, juega tú primero para que él te pueda imitar y aprender de tí. Si tiene hermanos mayores mucho mejor a los bebés les encanta jugar con otros niños, y su hermano se sentirá importante y le encantará.
    • Los niños aprenden jugando de distintas maneras. Los juegos les ayudan a comprender mejor sus sentimientos, sus miedos y su mundo. A los bebés les gusta jugar:
      • Sólos, para ir a su ritmo, resolver sus problemas y tomar sus propias decisiones.
      • Con otros, para observar cómo juegan, aprender a explorar y relacionarse socialmente.
      • Tranquilamente, con los dedos de los pies y las manos, cuentos, música, juguetes pequeños y el lenguaje.
      • De forma activa, moviendo las piernas y los brazos, bailando y saltando.
      • A imitar, por ejemplo, cuando se convierten en montruos, animalitos, papás, mamás, superhéroes, simulan como si estuvieran el en cole, etc.
    • Los niños aprenden por repetición. A los bebés les encanta jugar una y otra vez a lo mismo y ¡no se cansan!.
    • Los niños aprenden a través de la experiencia. Es muy bueno que tu hijo se relacione con su entorno a través del juego, así aprende. Deja que lo intente y ayúdale sólo cuando sea necesario.
    • Los niños desarrollan su inteligencia resolviendo problemas. Los retos deben ser a la vez fáciles, para que no se sienta frustrado y deje de intentarlo, y estimulantes, para que se entretenga y no pierda el interés. Ayúdale al principio para que vaya aprendiendo.
    • Los niños aprenden a través del lenguaje.  Ya sabes que a los bebés les gustan los juegos de palabras, y conviene hablarles con frecuencia.
    • Cada niño va a su ritmo. No le agobies con demasiadas opciones, y no intentes que haga cosas demasiado complejas si no está preparado. Observa cómo juega para adaptarte a su ritmo y plantéale nuevos retos en el momento oportuno.
    • Los niños son resolutivos cuando tiene confianza en sí mismos. Dale a tu hijo mucho ánimo y prepárale para que pueda tener éxito. Ayúdale a descubrir nuevas maneras de jugar, resolver problemas, aprender y pasárselo bien.

Y sobre todo no te olvides de que tu hijo lo que quiere es jugar contigo. Lo que aprenda jugando es tan sólo un beneficio añadido. ¡A jugar!