¿A qué jugamos hoy?

[author] [author_image timthumb=’on’]http://5mimitos.com/wp-content/uploads/2012/05/AlejadraAlfaro.png[/author_image] [author_info]Alejandra Fernández Aladro. Psicóloga infantil y familiar de orientación sistémica que desde .oO PequeEnFamilia Oo. ofrece apoyo a familias con niños y adolescentes a través de asesoramiento puntual, orientación, talleres familiares, escuelas de familias y terapia individual y familiar, siempre desde la cercanía y para todas aquellas cuestiones que nos generan dudas en el día a día familiar.[/author_info] [/author]

Si recordáis el artículo Tiempo de juego, hablábamos de la necesidad de establecer un tiempo específico cada día para realizar juegos guiados con nuestros peques. Este tiempo de juego, es bueno que esté dividido en tres fases diferenciadas: en la primera incluimos actividades de alta intensidad, en la segunda la intensidad de los juegos sería media, para finalizar con una fase de juego relajado.

Hoy os proponemos una rutina de juego específica en la que trabajaremos la atención y la concentración.

Juego de alta intensidad: “En busca del tesoro”

Propondremos a nuestro peque realizar la búsqueda de un tesoro que podrá obtener si sigue todas las instrucciones que se le van a ir dando al pie de la letra.

Previamente habremos escondido en algún lugar de la casa algún objeto que sabemos que le va a emocionar. A continuación le vamos dando pequeñas instrucciones simples, que deberá ir realizando de forma rápida. Estas instrucciones deben tener el componente de movimiento y búsqueda, por ejemplo, si estamos en el salón, le podemos pedir que vaya corriendo al baño y que nos traiga la pastilla de jabón y que vuelva corriendo al salón con ella.

Mapa del Tesoro

Con este juego estaremos potenciando el seguimiento de instrucciones y la focalización en la tarea.

 

Juego de media intensidad: “Veo, veo”

Seguro que todos nos acordamos del juego del “veo, veo”, en el que una persona indica que ve un objeto que tiene una determinada característica y las otras personas deben averiguar que objeto es. Pues no os propongo otra cosa que jugar al “veo, veo” con vuestros hijos.

Como ya estamos en la fase de media intensidad, os propongo que el juego se realice sentados en el suelo en círculo, si queremos jugar con todos los hermanos, o uno frente a otro si sólo jugamos con el peque.

Veo, veo

Con este juego estamos potenciando que el niño centre su atención en una determinada característica y ha de seleccionar aquellos objetos que la posean.

 

Juego de relajación: “Construimos juntos”

 Aprovechando que ya estamos sentados en el suelo por el juego anterior, nos quedamos en esta posición y con piezas o bloques vamos realizando construcciones, pero en vez de que el peque las realice a su libre albedrío, le iremos indicando que coja piezas con determinadas características.

 Bloques de construccion de madera

Con este juego estamos potenciando la capacidad de discriminación y selección de objetos con características similares.

 

Fdo: Alejandra F. Aladro. Psicóloga en  .oO PequeEnFamilia Oo.

Enseñar buenos modales.

Se entiende por modales las normas de conducta que hacen ver que una persona es correcta y educada. Ser educado es además una actitud, una forma de comportarse con respeto hacia los demás, una manera de hacer que los que te rodean tengan una vida más agradable cuando están a tu alrededor.

Muchos padres tienen claro que quieren que sus hijos estudien carreras, aprendan idiomas y se especialicen con un master y sin embargo  olvidan algo tan básico como enseñarles a decir gracias y por favor.

baby-eating
Fuente:Theparentreport.com

La buena educación aunque escasea cada vez más, no se ha pasado de moda, así que vamos a a recordar cuales son las reglas básicas que deberían aprender nuestros hijos:

–          Saludar. Algo tan básico como dar los buenos días o  las buenas tardes y que cada vez se escucha menos.

–          No hablar a gritos ¿Nos hemos quedado todos sordos?

–          Nunca sobra un gracias ni un por favor. Mejor pecar de exceso que de defecto.

–          El respeto a todo el mundo, hermanos, amigos, compañeros de cole, pero en especial a los mayores:  sujetar las puertas, dejarles pasar primero, cederles el asiento…Enseñar a ser tolerantes y pacientes.

–          Los modales en la mesa: la boca cerrada, nada de ruidos al masticar, bien sentado, no levantarse sin motivo…, esas cosillas básicas.

Y a medida que los niños crecen ir aumentado las exigencias en cuanto a la forma de comportarse, en función de sus capacidades y de su nivel de madurez pero teniendo en cuenta siempre que lo más importante de todo,  es predicar con el ejemplo, y que por muchas reglas que contemos, si no nos ven aplicarlas, no servirá de nada.

¿Crees que los buenos modales han pasado de moda?

 

Fdo. Cristina Rodrigo

Educar a los niños en la era digital.

Internet llegó a nuestras vidas y vino para quedarse. Las generaciones que crecimos con la TV en blanco y negro convivimos con los “nativos digitales”, nuestros hijos, que nos guste o no crecen en ese entorno y lo viven como algo natural.

He oído a madres decir:

“Yo no tengo internet ni lo quiero, que cuanto más tarden los niños en meterse ahí  mejor”.

Bebe usando tabletLos padres de ahora no sólo tenemos que advertir a los pequeños de lo mismo que nos prevenían nuestros padres: hablar con desconocidos, no abrir la puerta de casa a nadie…, sino que además tenemos que extender esto al mundo digital. Hacer como que no está ahí no sirve de nada porque el acceso es cada vez más fácil. Hay que educar para prevenir.

Lo mejor es seguir unas pautas sencillas y de sentido común para educar a los niños en esta nueva realidad:

–          La red es un mundo paralelo al real. Enséñale los valores que tiene que aplicar en su vida y los extenderá a todos los campos de ésta.

–          No vas a conseguir nada prohibiéndole hacer esto o aquello en la red.  Edúcale para que sea él quien tenga la capacidad sensata de decidir. Lo prohibido atrae y si no lo tiene en casa lo buscara en cualquier otra parte.

–          Para enseñar primero tienes que saber. No te mantengas al margen  y aprende a manejar las redes sociales e Internet. Los primeros pasos en la red tienes que llevarle de la mano, enseñarle hasta donde puede y debe llegar y aunque seguro que sabe más que tú  no tiene la misma madurez. Existen filtros para limitar el acceso a determinadas webs.

–          Enséñale cuales son los posibles riesgos que tiene la red. No le asustes. Internet es una ventana al mundo que ofrece un abanico enorme de posibilidades, pero dentro de ellas  las hay dañinas. Muéstraselas y dile qué debe hacer en caso de que se le presenten.

–          La privacidad es importante. En internet se pierde el sentido de lo que es público o privado, todo vale y todo se puede contar. ¿Te desnudas en plena calle? Pues hazte a la idea de que internet es una pero mucho más transitada que cualquiera que conozcas en tu ciudad. Enséñale  que hay cosas que no se deben contar y no deben mostrarse.

Como padres no podemos cerrarnos a esta nueva era de información a destajo y comunicación fácil. Todo es bueno si se usa correctamente, por lo que vamos a enseñarles  a hacerlo bien.

Y tú, ¿Estás ya metido en la nueva era digital?

 

Fdo. Cristina Rodrigo.

¿Quién cuidará de mi bebé?

Durante el embarazo, siempre nos surgen muchas dudas, acerca de quién cuidará de nuestro bebé cuando nos incorporemos a trabajar, después de la baja maternal.

De momento en España la conciliación es complicada y no se lleva a cabo. Es difícil compaginar la vida laboral con la familiar, los horarios de los trabajos, las responsabilidades no nos permiten hacer las dos cosas fácilmente. Así que hay que pensar cómo nos organizaremos una vez haya transcurrido el período de baja maternal. Existen varias posibilidades:

1. Escuelas Infantiles

La edad en la que aceptan a los bebés varía y depende de la Comunidad Autónoma donde nos encontremos. En las públicas, la plaza hay que pedirla con mucha antelación bajo unos períodos que cada Comunidad impone. Normalmente tienen en cuenta la renta de la unidad familiar, valoran si los padres están trabajando, la proximidad a la escuela, etc.

Normalmente las E.I. públicas, cuentan con mejores instalaciones, más espacio en las aulas, mayor número de cuidadores que en los centros privados. Sin embargo, el horario de las públicas es más limitado que en las privadas.

Por otra parte, el período de vacaciones en las privadas es más reducido que en las públicas.

Antes de elegir la escuela infantil pública o privada, os aconsejo ir a visitarlas, tener una entrevista con la futura cuidadora de vuestro bebé y dar una vuelta por sus instalaciones.

2. Familiares

Suelen ser los abuelos a los que acudimos para que nos ayuden, mientras nosotras estamos en el trabajo. Antes de nada, es necesario analizar si tenéis una buena relación con ellos y si tenéis diferentes ideas sobre cómo se debe tratar a un niño. Así que hay que tener mucha paciencia y explicarles cómo os gusta que se hagan las cosas con vuestro bebé.

Vosotras sois las que decidís cómo educar a vuestros hijos y ellos deberán aceptarlo. También es cierto que debéis dejarles un margen de maniobra, ellos también tienen experiencia en educar.

3. Cuidador

Encontrar a una persona que cuide de tu hijo, que no sea familiar es más complicado. Mi consejo siempre es contratar a una persona con una experiencia profesional en cuidar niños, que tenga una formación relacionada con el tema y si viene con referencias de algún conocido, amigo o familiar, mucho mejor.

Contratar a un profesional de la educación será más caro, que si lo llevas a una escuela infantil.

 

Después de ver todas las posibilidades hay que valorar qué es lo que nos conviene. Es difícil esta decisión.

También hay madres que decidís coger una excedencia o reducción de jornada, para pasar más tiempo con los peques.

Cualquier opción es buena.

Algunos consejillos

Si decidís llevarle a una escuela infantil, os recomiendo que observéis ciertas cosas y las preguntéis:

  • ¿tiene el niño espacio suficiente para moverse?¿y para descansar?
  •  ¿cuántos niños componen el grupo?
  • ¿cómo se dirigen las educadoras hacia vuestro hijo y hacia vosotras?
  • ¿cuál es el proyecto educativo de la escuela?
  • ¿hay período de adaptación?
  • ¿la comida es de un catering o se hace en la propia escuela infantil?
  • ¿podéis darle el pecho en la escuela?
  • ¿podéis llevar la leche materna?
  • ¿se tiene en cuenta la introducción de alimentos y se respeta?