¿A qué jugamos hoy?

[author] [author_image timthumb=’on’]http://5mimitos.com/wp-content/uploads/2012/05/AlejadraAlfaro.png[/author_image] [author_info]Alejandra Fernández Aladro. Psicóloga infantil y familiar de orientación sistémica que desde .oO PequeEnFamilia Oo. ofrece apoyo a familias con niños y adolescentes a través de asesoramiento puntual, orientación, talleres familiares, escuelas de familias y terapia individual y familiar, siempre desde la cercanía y para todas aquellas cuestiones que nos generan dudas en el día a día familiar.[/author_info] [/author]

Si recordáis el artículo Tiempo de juego, hablábamos de la necesidad de establecer un tiempo específico cada día para realizar juegos guiados con nuestros peques. Este tiempo de juego, es bueno que esté dividido en tres fases diferenciadas: en la primera incluimos actividades de alta intensidad, en la segunda la intensidad de los juegos sería media, para finalizar con una fase de juego relajado.

Hoy os proponemos una rutina de juego específica en la que trabajaremos la atención y la concentración.

Juego de alta intensidad: “En busca del tesoro”

Propondremos a nuestro peque realizar la búsqueda de un tesoro que podrá obtener si sigue todas las instrucciones que se le van a ir dando al pie de la letra.

Previamente habremos escondido en algún lugar de la casa algún objeto que sabemos que le va a emocionar. A continuación le vamos dando pequeñas instrucciones simples, que deberá ir realizando de forma rápida. Estas instrucciones deben tener el componente de movimiento y búsqueda, por ejemplo, si estamos en el salón, le podemos pedir que vaya corriendo al baño y que nos traiga la pastilla de jabón y que vuelva corriendo al salón con ella.

Mapa del Tesoro

Con este juego estaremos potenciando el seguimiento de instrucciones y la focalización en la tarea.

 

Juego de media intensidad: “Veo, veo”

Seguro que todos nos acordamos del juego del “veo, veo”, en el que una persona indica que ve un objeto que tiene una determinada característica y las otras personas deben averiguar que objeto es. Pues no os propongo otra cosa que jugar al “veo, veo” con vuestros hijos.

Como ya estamos en la fase de media intensidad, os propongo que el juego se realice sentados en el suelo en círculo, si queremos jugar con todos los hermanos, o uno frente a otro si sólo jugamos con el peque.

Veo, veo

Con este juego estamos potenciando que el niño centre su atención en una determinada característica y ha de seleccionar aquellos objetos que la posean.

 

Juego de relajación: “Construimos juntos”

 Aprovechando que ya estamos sentados en el suelo por el juego anterior, nos quedamos en esta posición y con piezas o bloques vamos realizando construcciones, pero en vez de que el peque las realice a su libre albedrío, le iremos indicando que coja piezas con determinadas características.

 Bloques de construccion de madera

Con este juego estamos potenciando la capacidad de discriminación y selección de objetos con características similares.

 

Fdo: Alejandra F. Aladro. Psicóloga en  .oO PequeEnFamilia Oo.

Los beneficios del juego simbólico o de imitación

[author] [author_image timthumb=’on’]http://5mimitos.com/wp-content/uploads/2012/05/Captura-de-pantalla-2013-09-17-a-las-12.52.44.png[/author_image] [author_info]Mamá de dos hijas de 13 y 10 años, que además es Psicologa. En su experiencia de vida hago talleres para familias, coordina proyectos educativos municipales, detecta, asesora e intervenga en problemas de conducta, procesos evolutivos como celos, sueño, comida, tdah, duelos… Abarcando desde bebés hasta adolescentes!! Nos dará consejos, como que: el tiempo que con amor y paciencia y con las ideas claras que les dedicamos a nuestros hijos es la mejor inversión que podemos hacer. Por experiencia: al final se recogen intereses en forma de buenos resultados. Puedes encontrarla: @monpsicologia y en http://psicologiamontana.wordpress.com[/author_info] [/author]

Hablar sobre un tipo de juego tan importante en el desarrollo de nuestros hijos como el juego simbólico o de imitación es mi reto para este mes.

En psicología, la imitación forma parte de una de las técnicas que se utilizan para el aprendizaje de nuevas conducta e incluso para la psicoterapia. Se la llama técnica por modelado, observacional o vicario. A través de él se trabajan actitudes, pensamientos o conductas de un individuo o grupo.

El juego es una parte importante en el desarrollo infantil. ¿sabías que los mimos son un tipo de juego que el adulto realiza con el bebé mientras a veces canta una canción? ¡¡Por lo tanto el juego está presente en la relación con nuestros hijos desde el nacimiento!!

La imitación aparece muy pronto, los bebés imitan nuestros gestos, nuestra risa… a medida que va creciendo está imitación se adapta más a su entorno social.

comiditas fieltro Melissa and Doug

Si investigamos un poco la mayoría de autores nos dirán que el JUEGO POR IMITACIÓN empieza a ser parte importante de las actividades de nuestros hijos a partir del año de vida y se prolongará hasta casi los 12 años!!!

Los niños a los 2 años hacen algo muy importante: Al aparecer el lenguaje, son capaces de anunciar lo que quieren hacer, por lo que empiezan a jugar con las IDEAS, de la misma manera que antes lo hacía con sus músculos y acciones. De esa manera empiezan a desarrollar algo importantísimo: LA IMAGINACIÓN!!

juegos de imitacion

Así empiezan a usar el fantástico DON que tenemos sólo los humanos: reproducir la vida modificándola a través de la imaginación!!

En el JUEGO POR IMITACIÓN nuestros hijos desarrollan ACCIONES + IDEAS + PALABRAS + EXPERIENCIAS + LENGUAJE + VOLUNTAD.

Fomentar este tipo de juegos son un estímulo para otras funciones importantes: MEMORIA + CREATIVIDAD + COMUNICACIÓN + IMAGINACIÓN + RENDIMIENTO + DISCRIMINACION FANTASIA  – REALIDAD + ATENCIÓN + SOCIALIZACIÓN.

 bits peppa pig

Incluso el fomento de la lectura puede ser un gran juego por imitación, cuanto más vean nuestros hijos esa acción en nosotros más fácil será que se aficionen, lo mismo ocurrirá con las actividades culturales que queramos fomentarles, ya que cuando son pequeños y las hacemos con ellos, para ellos serán un gran juego!!

¡¡Os animo pues ha empezar a jugar y fomentar la imitación!!

Al final la mayoría de los aprendizajes que fomentemos en nuestros hijos se basarán más en lo que nos vean hacer que en lo que les digamos.

 

Fdo: Montaña Navas. Psicologa www.psicologiamontana.wordpress.com

 

Inteligencias múltiples de Gardner aplicadas a bebés de 2 a 3 años.

Este año en la guarde de mi peque van a empezar a trabajar con los niños de 2 a 3 años, las inteligencias múltiples de Gardner, me ha parecido super interesante, y tenía que compartirlo con todos vosotros para que lo podáis aplicar con vuestros bebés.
Todos los meses os iré contando 1 inteligencia y cómo trabajarla con vuestro peque.

 

¿Por qué trabajar las inteligencias múltiples de Gardner?

 

La teoría de las Inteligencias Múltiples nos presenta una comprensión más amplia del ser humano y de las distintas formas que tiene para aprender, y manifestar sus conocimientos intelectuales y sociales.
Con ello se pretende ofrecer actividades agradables y pertinentes de acuerdo a la edad, habilidades, intereses e inteligencias desarrolladas en nuestros alumnos, con el fin de que le permitan motivarse a descubrir su propio conocimiento, mejorando así el proceso de enseñanza y aprendizaje.
Si exploramos las capacidades, puntos fuertes y buscamos la inteligencia más desarrollada en nuestros niños, podremos mejorar nuestros planes y rutinas diarias, y de esta manera conseguiremos que el futuro estudiante aprenderá mejor, con más efectividad y tendrá más motivación, ya que sentirá que la educación impartida por el maestro se acomoda a sus necesidades, preferencias y gustos.

Niño Einstein

¿Qué son las inteligencias múltiples de Gardner?

 

Howard Gardner, creador de la teoría de las Inteligencias Múltiples define la inteligenciacomo: La capacidad de resolver problemas o elaborar respuestas ante cualquier solución. Al definir la inteligencia como una capacidad, Gardner la convierte en una destreza que se puede desarrollar. No niega el componente genético. Todos nacemos con unas potencialidades marcadas por la genética. Esas habilidades genéticas se van a desarrollar de una manera o de otra dependiendo del medio ambiente, nuestras experiencias, la educación recibida, etc.
A modo de resumen, según Gardner, la inteligencia es la capacidad para:

  • Resolver problemas cotidianos.
  • Generar nuevos problemas
  • Crear productos u ofrecer servicios dentro del propio ámbito cultural.

Tipos de inteligencias

 

Gardner añade que igual que hay muchos tipos de problemas que resolver, también hay muchos tipos de inteligencia. Hasta la fecha Howard Gardner y su equipo de la universidad de Harvard han identificado nueve tipos distintos:

Aunque en cada escuela dividen las inteligencias de forma distinta, en mi caso, las han dividido en 9 para poder trabajar una cada mes del curso escolar.

¿Os animáis a desarrollar las intelegencias múltiples de Gardner con vuestros peques? Yo ya he empezado 😉

Fdo: Ana Molleda, la mamá de 5mimitos.

Corre que te pillo

Un juego de los de siempre para bebés a partir de un año.

Necesitamos una noria para empujar para ti y otra para el bebé y un espacio amplio, mejor al aire libre, para corretear.

jueguete rueda

 

Es un juego por turnos, primero tú coges una noria y persigues al niño diciendo “que te pillo, que te pillo…” El intentará pillarte, como también acelerar sus pasos. En caso de que, por casualidad su noria se acerque a tus pies, da unos saltitos y riéndote exclama con alegría ¡Hay que me pillas…! Y vuelves a intentar cogerle tú.

Intenta hacer el juego divertido, riéndote y persiguiendo a otros adultos o niños que estén en casa.

corre que te pillo

El niño, al principio, irá empujando la noria por el suelo, girando en diferentes direcciones, luego por las paredes, escalones, cojines… Todo lo que se encuentre en su camino. Déjale que haga su exploración, y cuando se canse, guardáis las norias en un armario o caja, las dos juntas y siempre en el mismo sitio para que el peque sepa dónde se encuentran.

 

Al guardar las norias podéis cantar esta canción:

“A guardar, a guardar, que ahora vamos a jugar a otra cosita más”

Y le proponemos otra actividad como alternativa.

 

Este sencillo juego de toda la vida, es genial para desarrollar el conocimiento espacial, las direcciones y los giros y la horizontalidad y la verticalidad.

Además ayudará al niño a situar su cuerpo en el espacio, con un objeto en la mano calculando la distancia y fomenta la coordinación entre la vista y el aparato locomotor.

 

FDO: Ana Molleda, la mamá de 5mimitos

 

Mi primer instrumento musical

El xilófono es un buen instrumento para que el bebé comience con la música, ya que necesita coordinación pero tiene piezas grandes y no es necesaria una motricidad muy desarrollada.

Vamos a ver cómo podemos introducir el xilófono en niños de dos años:

Necesitamos 1 o 2 xilófonos (para el adulto y el niño) que no pesen mucho y estén pensados para los más pequeños.

 xilofono

  1. Sentados en el suelo uno frente al otro, comenzáis a tocar las teclas y a cantar.
  2. El niño te imitará con gran rapidez, ya que les encanta tocar algún objeto que emita sonido.
  3. Haz comentarios mientras tocáis: “haremos una orquesta, que bien tocas, esto me gusta mucho, ¿lo repetimos?”…. y canta:

(Decir el nombre del niño). “Tiene una orquesta, ¡vamos todos a cantar!”

(Decir el nombre del niño). “Tiene una orquesta, ¡vamos todos a tocar!”

(Decir el nombre del niño). “Tiene una orquesta, que suena ya”.

 

xilofono niños 5mimitos

 

Con este sencillo juego, pasaremos una tarde divertida y, además, ayudaremos al niño en el desarrollo de la relación causa-efecto (toca el instrumento y produce sonido), y desarrollo de la inteligencia auditiva.

Fomentaremos su creatividad y debemos también fomentar la autovaloración a través de la alegría de estar con el bebé y reforzarlo con reconocimientos positivos hacia su trabajo.

 

 

FDO: Ana Molleda, la mamá de 5mimitos

 

 

Música para bebés

Music-babyLa música es el corazón de la vida. Por ella habla el amor;

sin ella no hay bien posible y con ella todo es hermoso.

Franz Liszt

 

La música, nos ha acompañado desde siempre, como personas y como humanidad. Nosotros somos la primera “melodía” de nuestros hijos.

Howard Gardner, Premio Príncipe de Asturias en el año 2011, es el autor de las Inteligencias Múltiples. Una de ellas es la Inteligencia Musical. Los científicos saben que la música es uno de los mejores entrenadores para el cerebro de nuestros hijos e hijas.

Cuanto más temprano sea esa aproximación a la música, mejores resultados: El recién nacido come mejor, duerme mejor y llora menos cuando escucha la música que escuchó prenatalmente.

Baby_listen_to_music

Educar a un bebé también es cantarle y escuchar cierta música.

La música promueve la inteligencia, la personalidad, la creatividad, la coordinación, la concentración, la memoria, acelera el aprendizaje de idiomas… y yo, destacaría que, sobre todo enriquece las emociones: hace emerger en nosotros lo más profundo, la sensibilidad, la armonía…

¿Quién no ha estado triste y se ha puesto esa canción que recuerda de tiempo y ha notado cómo su estado de ánimo cambiaba y ese sentimiento negativo se convertía en alegría?

Hay música que nos hace llorar, que nos hace bailar, que nos hace sentirnos más enamorados, que nos facilita recuerdos del pasado… por lo tanto nos permite descubrir en nosotros mismos emociones, conectar con ellas, y por lo tanto reconocerlas más fácilmente en los demás.

La música y nuestros bebés tienen un vínculo científicamente demostrado, que los padres deberíamos de fomentar.

Actualmente hay material muy bueno elaborado con melodías que ayudan a un mejor desarrollo en nuestros bebés ¿por qué no ofrecérselo? Ayudemos a que su desarrollo sea en positivo.

música, estimulación,jugar

Ofrezcamos MÚSICA a nuestros hijos, desde que seamos conscientes que crecen dentro de nosotras y busquemos momentos a lo largo de toda su vida para encontrar melodías que nos unan a ellos.

El amor y la música son las dos alas de la vida.

Berlioz

FDO: Montaña Navas, psicóloga infantil,

Más info sobre Montaña en: psicologiamontana.wordpress.com y en twitter: @monpsicologia

 

Dejar al bebé a su ritmo

En este post, no os voy a contar, a qué edad vuestro bebé“deberá”  gatear o andar, o sentarse. Porque cada bebé es un mundo diferente, tiene un desarrollo diferente y unos lo hacen antes y no por ello son superdotados y los que lo hacen más tarde, no tienen ningún problema.

Tampoco os voy a hablar de cómo lo está haciendo mi hija, porque no quiero que tengáis ninguna referencia. De hecho el no tener ninguna referencia, me ha servido para disfrutar cada uno de sus avances y me ha hecho sentirme muy orgullosa de ella.

Sin embargo, este post, es simplemente una reflexión de sentido común y algo que nosotros hicimos con nuestra hija, porque así lo sentíamos.

Cuando nuestra hija cumplió los 4 meses, más o menos, que además ya dejó de dormir tanto, su movimiento de piernas y brazos era tal, que decidimos, que no podíamos limitarla a la cuna, o en la hamaca. Así que la dejábamos en el suelo boca arriba, encima de una mantita.

Para estimularla le colocábamos juguetes alrededor de ella para que se sintiera atraída. Poco a poco observamos que su movimiento fue mayor. Así que empezó a voltearse. Al principio con dificultad e incluso a tal velocidad que algún chichón que otro tuvo. Después de ese volteo, y ya controlando a la velocidad a la que giraba, empezó a arrastrarse. Al principio muy despacio y luego más rápido. Unas semanas más tardes, se sentaba, pero a veces, caía hacia atrás, haciéndose daño, hasta que consiguió hacerlo sin caerse. Después empezó a gatear y cuando ya lo tenía dominado, se ponía de pie, agarrando las sillas y las mesas para ayudarse. A continuación avanzaba apoyándose de diferentes elementos y más tarde empezó a dar sus primeros pasos, sola.

Nunca le pusimos cojines para que se sentara, ni le hemos cogido para andar, siempre lo ha hecho sola, hemos estado a su lado y su desarrollo ha sido natural. No considero que mi hija sea ni una adelantada, ni una retrasada, sino que ella lo ha hecho cuando se ha sentido segura. Y nosotros debemos estar ahí, pero no impedirles, ni forzales movimientos, porque su cuerpo poco a poco se va preparando para ese desarrollo.

5mimitos_el bebeasuritmo

También existe la posibilidad de que vuestros hijos no gateen sino que directamente andan, pues bien, como el gateo es tan positivo, podéis hacer ejercicios para estimularles. Son juegos, que no deben ser impositivos, sino juegos divertidos que ayuden y motiven al gateo, porque este tipo de movimiento es muy positivo y beneficioso.

¿Os habíais planteado esto? ¿Os habéis agobiado por el desarrollo de vuestro bebé?

Fuente de la imagen: pinterest

 

16 Movimientos creativos ¡A jugar!

Llega el fin de semana y os queremos proponer un juego para que os divirtáis toda la familia junta, y además, tu peque desarrolle la motricidad gruesa. Se trata de 16 movimientos para que vuestro bebé vaya conociendo su cuerpo mientras juega. Está recomendado para niños a partir de 18 meses.

Este juego estimula la conciencia espacial y la corporal, está pensado para que los peques se muevan de formas divertidas y creativas. De esta forma, fomentamos el conocimiento de su cuerpecito, y así, los peques empiezan a identificar sus partes y van decubriendo las capacidades de movimiento del mismo, desarrollando a su vez la motricidad gruesa.

A esta edad, los bebés imitan todo lo que hacen los adultos o hermanos mayores, ¡vamos a aprovecharlo!

Empezaremos con cosas sencillas, y a medida que los peques vaya adquieriendo destrezas al repetir los movientos sencillos, vamos a ir complicándolos.

má y bebé haciendo ejercicio
Foto de Pinterest: Karen Townsend

Cuando el peque ya tenga dominados lo moviemiento más sencillos, podemos complicarloscon  diversos movimientos, como: dar palmas, zapatear y levantar las manos, los brazos, las rodillas, las piernas y los pies.

Ahora te proponermos 16 movimientos, que puedes hacer con tu bebé mayor de 18 meses.

  1. Da saltos, primero deprisa, después despacio.
  2. Da una palmada sobre la cabeza.
  3. Da palmadas, primero deprisa, después despacio.
  4. Arrastra los pies por el suelo.
  5. Brinca hacia adelante, hacia atrás y hacia los lados.
  6. Salta hacia arriba.
  7. Inclínate a la izquierda, a la derecha, hacia delante y hacia atrás.
  8. Levanta el brazo izquierdo, la pierna izquierda y la mano izquierda al mismo tiempo.
  9. Mueve los codos derecho e izquierdo hacia arriba y hacia abajo, primero despacio y después deprisa.
  10. Date palmaditas en la cabeza y en la barriga.
  11. Salta rápidamente sobre el pie derecho, sobre el pie izquierdo, sobre ambos pies y párate.
  12. Da un paso, anda, brinca, y salta hacia atrás.
  13. Zapatea suavemente, fuertemente, despacio y deprisa.
  14. Toca los dedos y los pies.
  15. Anda hacia atrás.
  16. Da vueltas a tu alrededo.

Ya sabes que puedes añadir los que se te vayan ocurriendo.

Para que este juego sea más divertido, puedes acompáñalo con música. ¿A que muchos de estos ejercicios te recuerdan a una canción de cuando éramos pequeños?

Sii, ¡¡la yenka de Enrique y Ana!!!

La yenka de Enrique y Ana

¿Te animas a probarlo con tu peque?

Fdo: @amolleda. La mamá de 5mimitos

 

Los sentidos del bebé

 

Cuando nacen nuestros hijos, nos preguntamos ¿qué serán capaces de ver? ¿me distinguirá?¿me oirá? A continuación os comento cómo van desarrollando sus sentidos a medida que van creciendo.

 La vista

Cuando nace nuestro bebé, es capaz de ver de cerca, a una distancia entre 20 a 25 cm, es decir, la distancia que hay entre el bebé y la mamá cuando le da el pecho.

El bebé recién nacido puede ver luces y sombras, contrastes claro-oscuro y formas de grandes dimensiones.

También es muy común observar que el bebé bizquea, no os preocupéis, es normal. Esto es consecuencia de que todavía no controla la musculatura del ojo. Esto puede pasar hasta los nueve meses. Si para entonces sigue ocurriendo es conveniente comentarlo al pediatra.

Entre los tres y cuatro meses, verá con más nitidez a mayor distancia y también empezará a agarrar objetos.

Cuando cumplen entre los seis y siete meses, el bebé es capaz de seguiros con la mirada a una mayor distancia y durante bastante tiempo. Podrá reconocer cosas que estén fuera de su alcance.

Desde el octavo mes y hasta el décimo, ya será capaz de investigar los objetos tanto con las manos, los ojos y la boca.

Al cumplir un año ya coordinará muy bien sus ojos y la vista espacial se habrá desarrollado notablemente.

 El oído

Antes de nacer, nuestros bebés son capaces de desarrollar su oído. Podréis observar cómo reacciona ante los grandes y desconocidos ruidos. Al nacer en el hospital o en la consulta se les hace una prueba de audición, que nos puede confirmar si tiene algún problema o por el contrario tiene una buena audición.

Al principio el bebé reacciona con miedo o asustado ante esos ruidos repentinos de los que hablaba antes.

Cuando tenga entre tres y cinco semanas, el bebé mirará en vuestra dirección cuando habláis. Cuando cumpla entre los dos y tres meses, el bebé será capaz de calmarse cuando oiga vuestra voz, aunque no pueda veros.

Más adelante entre los cinco y siete meses, podrá detectar los ruidos más alejados, como el teléfono, despertador, etc. A veces, puede que llore si no reconoce los ruidos o sonidos. Incluso es capaz de llamaros si os encontráis lejos,  con algunos sonidos repetitivos.

 El Tacto

Nuestros bebés desde muy temprana edad son capaces de distinguir la diferencia entre objetos ásperos, lisos, duros y blandos, así como las temperaturas de los objetos. Los niños prefieren un contacto suave y cálido a uno frío.

 El Olfato

Desde su nacimiento son capaces de reconocer el olor de la madre y distinguirlo de otras mujeres. Debido a que tienen un sentido del olfato muy desarrollado, os recomiendo evitar los olores fuertes, como perfumes, aceites esenciales, etc.

El Gusto

En algunos estudios, se ha comprobado que los bebés prefieren los sabores dulces y que sin embargo reaccionan con un claro rechazo a los alimentos ácidos y/o amargos. Si introducís la naranja en su alimentación, cuando el pediatra os lo sugiera, es muy normal que los bebés, pongan caras raras o incluso lo rechacen al principio.

¿Por qué es importante la estimulación?

La estimulación es importante porque ayuda al desarrollo creativo de nuestros bebés, y con ello, su autoestima, personalidad y la capacidad para solucionar situaciones relevantes. Para favorecer la estimulación conviene que trabajemos aspectos tan importante como la cognición, la motricidad, el lenguaje, la creatividad y lo socioemocional.

La cognición engloba la capacidad de pensar, relacionar, comprender, razonar, relacionarse con el entorno y adaptarse a nuevas situaciones. Cuando desarrollas este área buscas mejorar la capacidad de tu niño para fijar su atención, seguir instrucciones y tener capacidad de reacción ante determinadas circunstancias.

Bebé jugandoLa motricidad es la capacidad para el movimiento y el desplazamiento, además de la facultad para establecer una coordinación entre lo que observa y lo que toca. Ayuda al niño a descubrir su cuerpo y sus habilidades para establecer un contacto físico con su entorno. En las primeras etapas, su desarrollo favorece la motricidad fina del bebé, que utilizará al utilizar sus dedos para dibujar, recortar, vestirse, etc.

El lenguaje permite a tu niño tener las habilidades necesarias para comunicarse y manifestar sus ideas. En esta área es muy importante que trabajemos con ellos la capacidad de escuchar, la comprensión, la expresividad, el empleo de los gestos o la imitación.

La creatividad tiene en la imaginación, la curiosidad, la experimentación o la investigación, las principales cualidades que favorecen su desarrollo. Para nuestros hijos es un elemento clave a la hora de expresar y manifestar su mundo interior.

Por último, la parte socioemocional comprende las pautas de conducta, la experimentación e investigación, y la expresión de los sentimientos de una forma sana.

Si trabajamos la estimulación a través de todos estos aspectos, podremos nutrir a nuestros bebés de ricas y variadas experiencias que le ayudarán a aprender lo necesario para alcanzar un desarrollo y crecimiento saludables. Pero debemos hacerlo de una forma consciente y tener en cuenta que todos los niños son diferentes, y tienen también distintos entornos.

Por una parte, cada familia tiene sus propias experiencias que condicionan el desarrollo del bebé. Los niños tienen distintos ritmos y tiempos de reacción, y conviene incluir la estimulación dentro de una rutina que permita dedicarse al bebé con el tiempo y la tranquilidad que necesita. Además, si tu hijo está cansado, no hay que agobiarle, pero hay que evitar un exceso de novedades, porque se sentirá más cómodo si está rodeado de elementos conocidos y familiares.

Si queréis más información la podéis encontrar en libros como “Cómo estimular al bebé”.