¿Cómo influyen los colores en los bebés?

Los diferentes colores de los juguetes, no sólo llaman más o menos la atención de los bebés y niños, sino que además tienen diferentes efectos sobre su carácter, temperamento y personalidad.

Según Jordi Mateu, coordinador del Comité de Seguridad y Prevención de Accidentes de la Asociación Española de Pediatría (AEP), un juguete es una valiosa fuente de estimulación para los niños a nivel físico y psíquico, y dependiendo del color que tenga puede generar diferentes actitudes.

Los juguetes forman parte del desarrollo del niño durante su crecimiento y les ayudan a favorecer el desarrollo de las funciones psíquicas, físicas, afectivas y sociales del pequeño.

tren de colores de madera apilable

Además, los colores ambientales pueden mejorar el estado de ánimo y a relajarnos. Cuando pensemos en decorar la habitación de los más pequeños, buscaremos siempre colores pastel, suaves, y muy luminosos, como el salmón o el crema, que son relajantes.

La influencia de los colores puede hacernos sentir más a gusto y cómodos, así el peque estará más tranquilo.

A la hora de jugar, un juguete de color rojo podría animar al peque a una mayor actividad, ya que este color está asociado al dinamismo. Un juguete de color rojo sería ideal para aquellos niños más tranquilos que necesitan desarrollar mayor actividad. En el otro lado se situarían los juguetes  de color azul, que favorece la relajación indicado para aquellos niños que son muy activos, el azul ofrece resultados similares al blanco.

Cada color ayuda a favorecer ciertos aspectos cognitivos, por ejemplo, el color amarillo favorecerá la concentración y por tanto, desarrolla más la inteligencia, los juguetes amarillos serían apropiados para los niños que sufren dificultades para concentrarse. Los juguetes de color naranja fomentan la actividad y el carácter alegre y serían indicados para aquellos niños que pasan por una etapa triste.

A la hora de elegir el juguete debemos conocer un poco la personalidad del niño y así escoger el color más adecuado para ayudarle a mejorar y estimularle, además hay que tener en cuenta su edad, como os comentamos en post anteriores.

Mientras es pequeño, los muñecos y peluches fomentan la afectividad, los correpasillos, pelotas o juguetes apilables o con ruedas fomentarán la motricidad, los juguetes con música, la sensibilidad y la expresión, los juguetes para enhebrar, fomentan la motricidad fina.

Ya sabes, según sea tu bebé necesitará unos colores u otros en su pequeño mundo. A mi peque le hace falta en azul 😉

¿Y a los vuestros?

Fdo: Ana Molleda. La mamá de 5mimitos