Cuidarse el pecho durante la lactancia materna

 

Es muy importante cuidarse el pecho, durante la lactancia materna, para evitar problemas tanto para la madre como para el bebé.

Durante la lactancia materna, casi todas las mujeres, sufrimos las grietas. Dicen que es por las malas posturas durante el amamantamiento, sin embargo, cuando nace tu bebé, nuestra ansiedad, sólo nos hace pensar en que el bebé se capaz de “engancharse” y cuando te quieres dar cuenta, ya han empezado, las molestias de las grietas. En los hospitales, no suelen dedicarnos tiempo a las recientes mamás para explicarnos cómo hay que hacerlo. Así que al final nos vemos solas ante esta nueva situación.

Por mi experiencia, puedo decir, que las grietas llegan a desaparecer, pero tiene que haber un cuidado para ello.

Hay otras cosas que hay que tener en cuenta, para cuidarse el pecho durante la lactancia materna.

En primer lugar, es importante el sujetador. Los sujetadores deben ser sin aros y de la talla adecuada. Mi consejo es que antes de dar a luz, os compréis un par de ellos y una vez os haya subido la leche, y apreciéis bien la talla, adquiráis algunos más. El que sea de la talla adecuada, evitará que hay mucha presión en los pechos, evitando que se acumule la leche y de esta manera la aparición de mastitis.

Es aconsejable lavar los sujetadores con un jabón ecológico, evitando aquellos que puedan afectarte o irritarte. Podéis incluso fabricar vuestro propio jabón para lavarlos.

No es necesario tener una limpieza extrema, sino lavar los pechos, con agua, y sin jabón, para evitar que se resequen. En estos tiempos de calor, aconsejo lavar los pezones con suero fisiológico, para evitar sabores y que el bebé pueda rechazar el pecho. Siempre dejar secar al aire, para prevenir la aparición de hongos.

Os aconsejo, que cuando notéis la subida de la leche, os masajeéis de forma intensa, para eliminar los nódulos o bultos, producto de la acumulación de la leche y que puede evolucionar a una mastitis. Así mismo, si tenéis ciertas molestias, se puede colocar sobre el pecho, paños secos calientes.

Después de cada toma, o cada vez que os saquéis leche con un extractor, es importante que os extendáis por los pezones, unas gotas de vuestra propia leche, para la cicatrización de las grietas, o para la hidratación de los mismos.

Si tenéis grietas, además de aplicaros la leche, como acabo de comentar, es importante que os pongáis crema de Lanolina sobre la leche que os habéis extendido para fijarla . En las oficinas de farmacia, podréis encontrar marcas, que os permiten extender dicha crema, sin necesidad de quitarla antes de la toma, lo que simplifica mucho.

Además de estos consejillos, os quería comentar que para evitar la mastitis, los probióticos, pueden ayudar a que no aparezca.

Los discos de lactancia, pueden irritar, por ello al elegirlos en la farmacia, seleccionar aquellos que sean de algodón puro. Cuando a veces se mojan los discos, por una gran subida de leche, es conveniente cambiar los discos, evitando así la aparición de hongos.

Así mismo, para una buena lactancia materna, es necesario una buena alimentación e hidratación.

Cambios durante el embarazo

Tripita embarazadaEl periodo del embarazo es, sin duda alguna, uno de los momentos más importantes para la mujer, debido a los cambios físicos y psicológicos que va a experimentar, así como por la implicación emocional que conlleva el ser madre. Hoy en día, es un proceso muy controlado y cuidado, en el que se han minimizado tanto las complicaciones durante la gestación como las que rodean al momento del parto. Además, en las sociedades como la nuestra, la figura paterna va teniendo una influencia cada vez mayor, con una implicación directa en las pruebas médicas que se le harán a la madre, asistencia al parto, cuidados del bebé, etc.

Podemos decir que la mujer va a experimentar unos grandes cambios, que los dividimos en conscientes e inconscientes. Los primeros son los que corresponden a lo que llamamos “hacer nido”, y es la preparación de la ropa del futuro bebé, preparar la habitación con la cuna, el cambiado, la bañera, asesorarse en la compra de un buen carro (tarea nada fácil, por cierto), aprovisionarse de pañales y toallitas deshechables…Y todo esto, como decíamos, se realiza conscientemente. Estos “cambios” implican directamente otros inconscientes, que son los psicológicos; esto es: los procesos de pensamiento comienzan a modificarse, de manera que la prioridad pasa a otra persona que la mujer lleva dentro, y eso hace que cambie la forma de verse a ella misma (antes como mujer, ahora como madre), la percepción del entorno (ahora es más inseguro que antes), y una numerosa lista de ejemplos.

Con todo ello, todavía no hemos abordado los cambios más importantes que se van a producir durante el embarazo, y son los cambios físicos. El cuerpo, de manera inconsciente, va a prepararse para gestar a un nuevo ser humano, y todo ello sin la participación activo de la mujer. Pero la pregunta es: ¿seguro que es sin su participación?. Claramente: no. La mujer no tiene que pensar en: tengo que generar una placenta, tengo que ayudar a la división celular para pasar de un cigoto a un embrión, voy a concentrarme en mover mis vísceras para dejar más espacio para el feto… No, nada de esto es necesario, pero sí tiene que pensar en: tengo que alimentarme bien para que le falte ningún nutriente a mi bebé, tengo que moverme para mejorar mi circulación, tengo que respetar las recomendaciones del médico (no puedo beber alcohol, no comer jamón si he dado negativo en toxoplasmosis..). Es decir, que en los cambios inconscientes que su cuerpo realizará, hay una parte consciente muy importante. Y ya no solo de cara al bebé, sino de cara a ella misma, para minimizar tanto las complicaciones del proceso de la gestación . Y ¿cuáles son estas complicaciones?: sobre todo, la retención de líquidos y las varices, los dolores de espalda y ataques de ciática a medida que crece la tripa, el debilitamiento del suelo pélvico (cosa de la que hablaremos largo y tendido), la dilatación de la musculatura abdominal y su posterior debilitamiento, las fascitis plantares (patología que produce mucho dolor en las plantas de los pies)… Es decir, que hay que cuidarse porque, aunque sea una etapa maravillosa de la vida, no todo es un camino de rosas.

El resumen de toda esta parte es muy sencillo: mi cuerpo lo va a hacer todo por mi bebé, pero: ¿qué puedo hacer yo por mi cuerpo?; es decir: ¿qué puedo hacer yo por mí?.

Grupos de Preparación al Parto

 

Os voy a contar un programa muy particular que el Ayuntamiento de Madrid tiene en marcha para la preparación al parto.

Se trata del programa de salud materno-infantil, que se ofrece en algunos de los Centros de Madrid Salud.

Es un programa muy completo, puesto que se ofrece apoyo a los futuros padres y resuelve muchas dudas y cuestiones.

El equipo de personas que está implicado en este programa está formado por muchos profesionales, aportando cada uno de ellos su particular visión de la futura maternidad-paternidad. El equipo está formado por:

  • Matrona
  • Trabajador Social
  • Psicólogo
  • Pediatra

Las sesiones del programa son muy intensas, pero muy claras y resuelve las dudas que tenemos antes de dar a luz.

La matrona explica los cambios corporales que se producen durante la gestación, la dinámica del parto, la alimentación, gimnasia que como mujer embarazada podemos hacer para sentirnos mejor, las famosas respiraciones para el parto, lo que nos espera después, cuando nazca nuestro hijo o hija.

El pediatra habla sobre los cuidados y características del recién nacido, para darnos unas pequeñas nociones y sentirnos más seguros.

El psicólogo trata nuestras inseguridades, tanto de cada mamá, como la de la pareja.

El trabajador social, comenta las ayudas que tienen las madres y los padres, cómo hay que solicitar la guardería, o cómo acudir a los servicios sociales.

Es un programa muy completo, donde los profesionales hacen un seguimiento de las madres, de las parejas y posteriormente de los bebes. Por eso una vez pasado un tiempo, el programa da la posibilidad de acceder a unas sesiones post-parto donde estos mismos profesionales completan el programa.

Se habla sobre la alimentación, los cuidados, la higiene del bebé, la fiebre, las vacunas, etc.

El psicólogo apoya a las parejas, escuchando las inquietudes de todos, de la madre y del padre, los miedos y nueva situación.

Lo bueno de este programa es que los grupos que se forman son muy reducidos, por lo que el diálogo es fácil y rápido, resolviendo muchas dudas y problemas a cada una de las mamás.

Si estáis embarazadas y residís en Madrid, os recomiendo asistir a este programa, os ayudará a afrontar la nueva situación y a cuidaros.

Para ello podéis llamar al 010 y preguntar por el Programa Materno-Infantil de vuestro distrito.

Niños felices

 

¡Qué emocionante es cuando tu bebé, empieza a sonreir! Y no digamos cuando se ríe.

 La risa es muy beneficiosa y favorece una serie de cuestiones como:

  • la digestión
  • Activa la respiración
  • Favorece el  buen funcionamiento del hígado
  • Estimula la secreción de inmunoglobulina, para mejorar las defensas del cuerpo.
  • Fortalece el sistema cardiovascular
  • Estimula la comunicación
  • Favorece la autoestima

Para favorecer esa risa, mi consejo es jugar con tu hijo a esos juegos que le gustan, le resulten agradables y entretenidos. No hay que forzarle a actividades que notéis que no le gustan.

Es importante darles caricias, masajes, cantarles, contarles cuentos, susurrarles, bailarles, dedicarles miradas de cariño, sonreírles y reírse con ellos y para ellos. Todo esto repercutirá en nuestros hijos en la edad adulta, su desarrollo humano, social, emocional se verá favorecido o empobrecido en función de la dedicación que hagamos sobre ellos.

Es importante que nosotros los padres, estemos contentos, alegres y podamos transmitírselo a ellos. De esta manera se incrementará la producción de endorfinas que alivian los dolores y se encargan de luchas contra los virus.

Osea que después de todo esto, la conclusión es que cuánto más alegres y felices sean nuestros hijos, y nosotros con ellos, más sanos estarán.

 Habrá que eliminar ciertas situaciones que son negativas y que disminuyen todo lo que he comentado anteriormente. Estas situaciones pueden ser las siguientes:

  • Estar de mal humor en presencia del niño.
  • Evitar cogerles cuando estéis nerviosos o estresados, todo eso se transmite.
  • No discutir, gritar en presencia del niño.
  • Hacer ruidos excesivos.
  • Irse de viaje dejándolos a cuidados de otros.
  • Estar ausente durante un largo tiempo.

 Mi recomendación es que desde que nazcan le dediquéis sonrisas, cariños, y muy buen humor, para que crezca con una buena autoestima y haga de ellos niños seguros de sí mismos.

A veces es difícil hacerlo, pero compensa. Todo para tener niños muy felices.

¿Comer por dos?

En el momento que nos enteramos que estamos embarazadas todos nos aconsejan que cuidemos nuestra alimentación porque ahora debemos “alimentar a dos”, pero esto no es más que un mito.

Embarazada con 2 platos de comidaDurante el embarazo, al igual que en la lactancia, tenemos que seguir una dieta equilibrada. En esta dieta será muy importante el aporte de fibra (verduras de hoja verde), para evitar el estreñimiento; cocinar bien los pescados y las carnes, para evitar la toxoplasmosis; e ingerir alrededor de cinco piezas de fruta al día, evitando que sea después de las comidas, para asimilar mejor todas sus vitaminas.

¿Existen los antojos?

Aunque hay momentos puntuales en el embarazo en los que nos apetece mucho comer cierto tipo de alimentos, como pueden ser los que llevan mucho vinagre o los dulces. Este tipo de “deseos culinarios”, que normalmente llamamos antojos, son simples carencias de nuestro organismo o del bebé y nuestro cuerpo los pide porque los necesita.

¿Cómo evitar la toxoplasmosis?

Podemos contraer la toxoplasmosis a través de la verdura de hoja o las carnes, pero estos dos alimentos son muy importantes en nuestra dieta, por lo que tendremos que tener ciertos cuidados a la hora de ingerirlos.
Debemos lavar cuidadosamente las verduras (acelgas, espinacas, lechuga,…), existe un producto llamado amunika, que nos asegurará que estén libres de bichitos.

Por otro lado tenemos que cocinar muy bien la carne y evitar ingerir embutidos que no sean cocidos.
Si no puedes pasar sin un poquito de jamón serrano o lomo, congélalos al menos veinticuatro horas y ya no habrá problemas.

Siguiendo todos estos consejos y realizando un ejercicio físico moderado (caminar, natación…), conseguirás llegar al final de tu embarazo con 9 ú 11 kilos más, que es lo que recomiendan. Siempre y cuando estuvieras en tu peso ideal antes de quedarte embarazada, porque de no ser así, si estabas por debajo de tu peso engordarás algo más y si estabas por debajo algo menos; pero no os obsesionéis mucho con los kilos y disfrutad de vuestro embarazo.

Llega 5 mimitos!!

Como ya sabes, o estás a punto de aprender, en los tiempos que corren ser madre y además trabajadora no es nada fácil. Hasta hace pocos años, las mamás podían dedicar todo el día a sus bebés, y disponían de la ayuda de sus familiares y amigas. Pero ahora casi todas las madres somos trabajadoras y, por distintas razones, no podemos tener tanta ayuda. Por eso, muchas de nosotras hemos encontrado en Internet un aliado donde buscar información para aprender a cuidar a nuestros niños, pero también para ir de compras y así disponer de un poco más de tiempo de calidad para dedicárselo a ellos.

El problema es que realizar estas tareas en Internet también es laborioso, ya que hay que navegar por muchas webs y visitar muchas tiendas online si queremos encontrar lo mejor para nuetros bebés. Por eso, 5mimitos nace con la vocación de servir como sitio de referencia para conseguir la información y los productos más adecuados para el embarazo y los primeros años de nuestros hijos. Y para conseguirlo, 5mimitos nos envía una caja cada 2 meses con al menos 5 productos cuidadosamente seleccionados para en el juego, la estimulación y el cuidado de las mamás y sus bebés. Además, para hacernos la vida más fácil, el valor de los artículos en el mercado es superior al precio de la caja.

¿Por qué cada 2 meses?

Porque aunque los bebés crecen más deprisa de lo que nos gustaría, no es necesario saturarles con demasiados estímulos o actividades. Simplemente debemos facilitarles un desarrollo equilibrado y saludable de sus facultades, y tener en cuenta que cada niño es diferente y crece y madura a su propio ritmo.

¿Cómo se eligen los contenidos de las cajas?

Detrás de 5mimitos hay un equipo de madres y expertos en las diversas etapas del embarazo y crecimiento del bebé, que han probado y seleccionado cada producto pensando en sus propios hijos. Este es un trabajo en constante evolución y siempre estaremos trabajando en incorporar los mejores productos que surjan en el mercado.

Si quieres sacar partido de todas estas ventajas, confía en nosotras y disfruta de más tiempo de calidad con tu bebé.

 

Diario de mi bebé

Cuando tienes un bebé el tiempo pasa muy rápido y siempre suelen decir: “aprovecha cada momento, que el tiempo corre”, así que os recomiendo hacer un diario de vuestro bebé.

Es un cuaderno, donde podéis apuntar todos los avances, y momentos especiales que vivís con vuestro hijo.

Mi propuesta es que compréis un bonito cuaderno, o lo hagáis vosotras y lo dividáis en diferentes apartados. No sólo es un documento donde se pueden pegar las fotos del bebé, de sus momentos, sino la descripción de sus avances y de sus cambios.

Mi recomendación es que el cuaderno lo vayáis haciendo durante el embarazo, porque cuando nazca el bebé, no tendréis mucho tiempo.

Propongo los siguientes apartados;

  • Unas hojas dedicadas a vuestras preocupaciones durante el embarazo, e inquietudes, para que al verlas escritas puedas racionalizar mejor las cosas.
  • Es importante que anotéis, en otro apartado, lo que ya tienes comprado para el bebé, su ropita, las cosas de la higiene, la cuna, las sabanitas, el cambiador, juguetes, muñecos, etc. y también apuntar lo que te han regalado y lo que te falta por comprar.
  • Incluso  podéis anotar las tiendas, páginas web y blogs dónde comprar o consultar dudas sobre temas de maternidad y comprar cosas que te pueden resultar útiles una vez haya nacido tu hijo.

Una vez que nazca el bebé:

  • Apuntar el peso, la longitud, el test de Agbar de vuestro hijo cuando nació.
  • Un apartado donde ir apuntando los datos de peso y longitud cada semana, para llevar un control de los mismos. Es importante sobre todo al principio saber si gana o pierde peso, porque en función de eso, los pediatras te indicarán las pautas de alimentación.
  • Incluso pegar unas gráficas de peso y longitud para conocer su percentil. Según sea niño o niña, las gráficas son diferentes.
  • Otra recomendación, al principio sobre todo, apuntar las tomas del bebé, ya sean de pecho o de biberón.
  • Con respecto a su alimentación, la introducción de los alimentos, cuándo se introducen y de qué manera.
  • Anotar las enfermedades y medicinas que toma o ha tomado, apuntar si tuvo reacción con las vacunas, etc.

Quizás esto anterior es más aburrido, pero mi consejo es apuntarlo, porque a veces los pediatras lo preguntan. Es importante llevar cierto control, que a veces algunos datos se olvidan.

Ahora viene lo más bonito y entretenido:

  • Anotar los avances del bebé, su primera sonrisa, cuando empieza a sostener la cabeza, cuando gira su cuerpecito, su gateo, su primera palabra, etc. Es muy emocionante releer esto cuando tu hijo tiene más edad. Por supuesto se puede complementar con fotos.

Este es un álbum recordatorio de experiencias, para mirar con cariño cuando nuestros hijos son más mayores.

Cuidando sus primeros pasos

Primeros Pasos¿Sabías que el pie de un niño crece rápidamente durante el primer año, alcanzando casi la mitad de su tamaño adulto? Por eso, los especialistas del pie consideran el primer año el más importante en el desarrollo del pie.

Cuando el niño acaba de empezar a andar y da sus primeros pasos, no son necesarios los zapatos en casa. Permitir al bebé que vaya descalzo o lleve sólo calcetines, ayuda al pie a crecer normalmente y desarrollar su musculatura y fuerza, así como la acción de agarre de los dedos. Por supuesto, al caminar fuera de casa o sobre superficies ásperas, los pies del bebé deberían protegerse con calzado ligero y flexible, que vaya bien sujeto al tobillo para dar al niño el equilibrio y la estabilidad que le faltan al principio, y además, que esté hecho de materiales naturales.

El zapato debe favorecer el desarrollo físico de los niños, prevenir y mejorar la salud de sus pies y satisfacer sus necesidades funcionales y ayudar a fortalecer sus estructuras corporales y musculares.

Como algunos expertos señalan el zapato no debe condicionar el crecimiento del pie infantil y debe servirle para sentirse plenamente cómodo. Además, según los expertos en calzado del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), en España, hay que prevenir esos cambios, dejando un espacio extra en el calzado para que cuando se produzca un crecimiento no haya presiones excesivas sobre el pie que pueda provocar incluso malformaciones tempranas. Por todo ello, haremos caminar al menor para comprobar el índice de comodidad y adaptación del calzado a su pie, para saber si el zapato tiene el tamaño adecuado. No dudes en cambiarle de zapatos si le queda justo.

El zapato infantil debe pesar poco, ser flexible y poroso, para garantizar una correcta transpiración, tampoco debe llevar tacón, para evitar que el pie se deslice y los dedos se desplacen hacia la punta del zapato y además la suela debe ser algo adhesiva para evitar resbalones y caídas.

Ahora que llega el buen tiempo y les ponemos sandalias a los peques, hay que asegurarse de que estas sean las adecuadas para su piececito.

Por ejemplo, a mi hijo las sandalias de plástico no le van bien porque le suda mucho el pie y enseguida le rozan, sólo se las pongo cuando se va a meter en la piscina para que no se resbale.

Primer estímulo del bebé: Contacto Piel con Piel

El contacto piel con piel se produce cuando el bebé nace y los profesionales sanitarios lo colocan sobre la madre. El bebé intentará reptar hasta el pecho y durante casi 2 horas estará muy despierto y alerta a todo lo que sucede.

Este contacto es muy beneficioso tanto para la madre como para el bebé.

En algunos hospitales lo realizan siempre y en otros si en vez de parto, se realiza cesárea, el contacto del bebé se hace sobre el padre.

Este contacto favorece la regulación de la temperatura del niño, mejor que si estuviera envuelto en las mejores mantas, de esta manera se evita la diferencia de temperatura dentro de la barriga de la madre y el exterior. La temperatura con el contacto piel con piel suele ser de 36 a 37º.

Se reduce el llanto del bebé, que al salir en el parto, para asegurarse la supervivencia necesita el contacto con su madre. Todos los bebes cuando son separados de la madre llama la atención con la protesta de desesperación que consiste en un llanto continuo para volver a estar cerca de la madre. Y ya se sabe que el llanto continuo y prolongado puede provocar estrés en el bebé y por ello puede bajar la temperatura del cuerpo para el ahorro de energía.

Esta práctica favorece la lactancia materna, ya que el bebé sube hasta el pecho y empieza a succionar el calostro típico de los primeros días después del parto.

El bebé además es colonizado por la flora bacteriana de la madre que le protege de otros posibles gérmenes, evitando de esta manera las infecciones.

Y por último, el contacto precoz con la madre favorece el vínculo afectivo con la madre, no sólo en este momento sino hasta otras edades.

Este momento también ayuda a la madre a la contracción del útero y evita la hemorragia post-parto.

Es un momento importante tras dar a luz y debe ser respetado.


¿Por qué es importante la estimulación?

La estimulación es importante porque ayuda al desarrollo creativo de nuestros bebés, y con ello, su autoestima, personalidad y la capacidad para solucionar situaciones relevantes. Para favorecer la estimulación conviene que trabajemos aspectos tan importante como la cognición, la motricidad, el lenguaje, la creatividad y lo socioemocional.

La cognición engloba la capacidad de pensar, relacionar, comprender, razonar, relacionarse con el entorno y adaptarse a nuevas situaciones. Cuando desarrollas este área buscas mejorar la capacidad de tu niño para fijar su atención, seguir instrucciones y tener capacidad de reacción ante determinadas circunstancias.

Bebé jugandoLa motricidad es la capacidad para el movimiento y el desplazamiento, además de la facultad para establecer una coordinación entre lo que observa y lo que toca. Ayuda al niño a descubrir su cuerpo y sus habilidades para establecer un contacto físico con su entorno. En las primeras etapas, su desarrollo favorece la motricidad fina del bebé, que utilizará al utilizar sus dedos para dibujar, recortar, vestirse, etc.

El lenguaje permite a tu niño tener las habilidades necesarias para comunicarse y manifestar sus ideas. En esta área es muy importante que trabajemos con ellos la capacidad de escuchar, la comprensión, la expresividad, el empleo de los gestos o la imitación.

La creatividad tiene en la imaginación, la curiosidad, la experimentación o la investigación, las principales cualidades que favorecen su desarrollo. Para nuestros hijos es un elemento clave a la hora de expresar y manifestar su mundo interior.

Por último, la parte socioemocional comprende las pautas de conducta, la experimentación e investigación, y la expresión de los sentimientos de una forma sana.

Si trabajamos la estimulación a través de todos estos aspectos, podremos nutrir a nuestros bebés de ricas y variadas experiencias que le ayudarán a aprender lo necesario para alcanzar un desarrollo y crecimiento saludables. Pero debemos hacerlo de una forma consciente y tener en cuenta que todos los niños son diferentes, y tienen también distintos entornos.

Por una parte, cada familia tiene sus propias experiencias que condicionan el desarrollo del bebé. Los niños tienen distintos ritmos y tiempos de reacción, y conviene incluir la estimulación dentro de una rutina que permita dedicarse al bebé con el tiempo y la tranquilidad que necesita. Además, si tu hijo está cansado, no hay que agobiarle, pero hay que evitar un exceso de novedades, porque se sentirá más cómodo si está rodeado de elementos conocidos y familiares.

Si queréis más información la podéis encontrar en libros como “Cómo estimular al bebé”.