Matronatación

La natación para bebés conocida como “matronatación” es una práctica novedosa de la actividad física orientada a que nuestros bebes tomen contacto y experimenten en el medio acuático.

Además de que nuestros más pequeños disfruten esta práctica tiene muchos beneficios como paliar trastornos y patologías, mejorar la adaptación a la escuela, prevenir accidentes en este medio, y hasta lograr un vínculo afectivo con los padres.

matronatacion

 

¿Cuando debe ir nuestro bebé a matronatación?

Nuestro bebé puede ir a matronatación desde el tercer mes (algunos antes) hasta los 3 años, en el transcurso de este tiempo, como cualquier otra actividad la dificultad y complejidad de las sesiones debe aumentar progresivamente a medida que este va creciendo.

 

Los beneficios que esta actividad pueden tener en el bebé son:

  1. Desarrollo psicomotor: Conocimiento de su esquema corporal, capacidad perceptiva, equilibrio, movilidad y orientación.
  2. Conocimiento del medio y autonomía del niño en el agua.
  3. Fortalecimiento del sistema cardiorrespiratorio.
  4. Ayuda al sistema inmunológico.
  5. Aumenta el coeficiente intelectual.
  6. Iniciación al ambiente social en un ambiente lúdico y arropado por los padres.
  7. Desarrolla las habilidades vitales de supervivencia.
  8. Ayuda al bebé a sentirse mas seguro y a relajarse.

Las sesiones deben ser en grupos muy reducidos, lo normal es ver grupos de 3-4 bebés y comenzar con un tiempo de 15 o 20 minutos, e ir incrementando la duración de la sesión 5 minutos cada día. Se recomienda que la sesión sea 2 veces a la semana y pudiendo alternar el padre y la madre. Y hay que tener en cuenta la hora de estas clases, pensando en los pequeños ya que no podrán realizarse a primera hora de la mañana o después de comer o a ultima hora de la tarde, ya que este no estará en condiciones de realizar la sesión correctamente. Hay que respetar su ciclo vital.

Los contenidos principales a desempeñar en los cursos serán:

  1. Contenidos motores como la flotación dorsal y ventral.
  2. Movimientos de miembros inferiores y superiores.
  3. Respiración: ritmo respiratorio y pausa respiratoria.
  4. Coordinación brazos-piernas.
  5. Orientación.
  6. Comprensión de tareas.

En mi caso, como padre,  esta experiencia me ha servido  para estar más en contacto con mis hijos y aprovechar esta etapa ya que nunca mas se volverá a repetir. Muchas veces meterse en la piscina en los meses de invierno no apetecía  pero me sacrificaba por ellos. Luego cuando ves los avances te sientes  muy reconfortado al verlos como van evolucionando.

FDO: el papá de 5mimitos

 

 

Ideas para anunciar el sexo del bebé

Ahora que ya soy madre, me arrepiento de no haber hecho alguna fotografía curiosa para anunciar la llegada de mi bebé, que en mi caso, fue una niña. Para las que estáis pensando en hacer algo así, dar a conocer el sexo de vuestro bebé, he recopilado algunas ideas, para que tengáis ese recuerdo.

A continuación os enseño unas fotos que he recogido de Pinterest, para daros algunas ideas.  Todas estas fotografías son realizados por profesionales, pero no importa, podéis intentarlo, seguro que las fotografías caseras anunciando a vuestro bebé quedarán preciosas.

5mimitos_llegada del bebe 1
http://pinterest.com/pin/206602701627103219/ 

Con un lazo azul en la cintura anunciado la llegada de un niño

5mimitos_llegada del bebe 2
http://pinterest.com/pin/206602701626637770/

Con un lazo rosa y la etiqueta del nombre de la niña

http://pinterest.com/pin/206602701626586786/
http://pinterest.com/pin/206602701626586786/

Una cinta con la etiqueta de la probable fecha de nacimiento

http://pinterest.com/pin/206602701626455248/
http://pinterest.com/pin/206602701626455248/

Con los zapatitos en la barriga

http://pinterest.com/pin/206602701626514569/
http://pinterest.com/pin/206602701626514569/

Esta foto me parece muy original, con los globos rosas volando que indica que vendrá una niña

http://pinterest.com/pin/206602701626481943/
http://pinterest.com/pin/206602701626481943/

Y por último, la fotografía que más me gusta y más curiosa me parece. Al final se desvela que será una niña.

¿Vosotras anunciasteis la llegada de vuestro bebé, de alguna manera especial?

Cuándo acudir al médico con tu bebé

Source: parents.com via American on Pinterest

 

Cuando estaba embarazada una duda que tenía, era si iba a ser capaz de reconocer cuando mi hija se fuera a poner malita. Pues bien, al mes de nacer, una tarde, la noté rara. Durmió una siesta más larga de lo normal. Al despertarse y tomarle la temperatura, efectivamente tenía fiebre. Así que comprobé que había ciertas señales que me habían indicado que ocurría algo.

Muchas veces he pensado que soy una exagerada en el tema de ir al médico con mi hija. Pero lo primero es si notáis que su estado es diferente, está apagado, más tristón, pues posiblemente esté incubando algo. Es verdad que hasta que no tiene síntomas,  incluso los pediatras no van a poder determinar si está pachucho.

Mi recomendación siempre es: ante la duda, al médico.

A continuación os enuncio algunos casos en los que es necesario que vayáis al pediatra:

  • Si le notáis decaído, aletargado y os cueste despertarlo.
  • Si os parece que tiene un dolor intenso.
  • Si el llanto es inusualmente estridente o extraño.
  • Si tiene problemas a la hora de respirar.
  • Con fiebre alta, o con poca fiebre pero durante varios días
  • Con convulsiones o espasmos.
  • Si al intentar darle el pecho, no lo hace correctamente durante un día.
  • Si tiene diarrea o vómitos abundantes.
  • Con signos de deshidratación, y eso se percibe si tiene los ojos hundidos, se le desprende la piel seca y las extremidades laxas.
  • Si tiene una pérdida de peso.
  • Tiene alguna pérdida de sangre o hemorragia.

En estos tiempos que corren con el tema de la crisis económica, y sobretodo con los recortes en sanidad, podríamos pensar de no ir al pediatra. Pero soy de la opinión que los niños son los primeros y deben ser atendidos, así que si sospecháis que les pasa algo, al médico.

Si tenéis seguro privado, muchos de ellos tienen un teléfono de consulta y de urgencias, por lo que el médico puede ir a ver a vuestro hijo a casa o podéis consultarle por teléfono vuestra duda y el especialista os dará algunos consejos y si considera que los síntomas que le contáis son graves, os derivará al hospital de urgencias.

Beneficios de la música durante el embarazo

De todos es sabido que la música tiene muchos beneficios para los niños, y como no, también cuando están dentro del vientre materno.

Hoy queremos recordaros algunos de los beneficios que tiene escuchar música en el embarazo.

Embarazada escuchando musica

Durante la primera fase del embarazo escuchar música es muy importante para nosotras, ya que nos ayuda a relajarnos y trasmitir paz y tranquilidad a nuestro bebé.

Además, a partir de las 16 semanas de embarazo, el bebé ya reacciona a estímulos sonoros y es bueno que pongamos un poco de música a diario, lo que nos ayudará a ir estableciendo ese vínculo especial con nuestro bebé que todas tenemos desde tan pronto.

Durante la segunda fase del embarazo, nuestro bebé puede comenzar a captar el estímulo de la música debido a que ya tendrá varios de sus sentidos desarrollados. Uno de los mayores beneficios para nuestro bebé es que este proceso contribuye en gran manera al desarrollo del lenguaje porque desde el momento del embarazo se le está enseñando a escuchar.

Esto lleva a pensar que la música beneficiará no sólo al vínculo madre-hijo, sino que también puede llegar a marcar su desarrollo, su inteligencia o incluso su creatividad.

Estos momentos de relax entre mamá y  bebé estarán mucho más enriquecidos cuando papá  interviene acariciando tu tripita o hablando con frases afectuosas a vuestro bebé, así cuando nazca será capaz de reconocer el sonido de la voz de su papá.

Además, alrededor de la semana 33 de embarazo, el bebé puede reconocer una canción en concreto e incluso seguirá su ritmo. Según un estudio, si se repite mucho una canción o melodía durante el embarazo, una vez que vuestro bebé nazca puede escuchar con atención y calmarse al oírla.

Los efectos positivos dependen mucho de cuanto nos relajemos las mamás mientras oímos las melodías. Si nosotras disfrutamos de las canciones, nuestros bebés también lo harán.  Se cree que solo funciona con música clásica, sin embargo otros géneros como el rock o la salsa pueden tener el mismo efecto relajante, mientras nosotras nos sintamos a gusto escuchándolos.

Finalmente, se cree que escuchar música durante el embarazo  ejercita tempranamente las neuronas y fortalece los circuitos de comunicación que hay entre ellas, por lo que nuestro niño será  más inteligente, sobre todo con las materias relacionadas con los números, haciendo que además desarrolle su capacidad de razonamiento.

¿Y vosotras escuchasteis música durante el embarazo? ¿Cual os relajaba? ¿Notasteis que relajaba a vuestro bebé después de nacer?

 

Ciudades amigas de los niños ¿conocéis alguna?

 

El título de este post hace referencia  a un distintivo que otorga UNICEF, que cumplen una serie de requisitos, para vivir en buenas condiciones con los niños. Este documento os lo podéis descargar en el siguiente enlace: http://www.childfriendlycities.org/pdf/cfc_brochure_spanish.pdf

¿creéis que España está adaptada para los niños?

Cuando nació mi hija, empecé a encontrar dificultades para moverme por mi ciudad, Madrid. Yo no tengo coche, por lo que tengo que desplazarme en transporte público. Para poder ir en metro, tengo que buscar paradas que tengan ascensor. Afortunadamente la que está próxima a mi casa, lo tiene. Pero si tengo que ir a una parada sin ascensor, hago encaje de bolillos para poder salir con el carro. Para mí es más fácil moverme en autobús, pero si en el autobús que voy a coger, ya hay un carro o una silla de ruedas, hay que esperar al siguiente.

No sólo son las dificultades que nos encontramos en los transportes, sino en la calle, en los aparcamientos. Esto último me tiene frita, cuando vamos la familia a algún centro comercial, los aparcamientos son estrechos, no hay sitio para sacar al bebé, ni colocar la silla de paseo, no hay margen de maniobra, por lo que a veces ponemos en riesgo la vida de nuestra hija. También en el aparcamiento del hospital, que desgraciadamente últimamente lo visitamos bastante, las plazas son igualmente estrechas, así que es hasta peligroso.

Otro detalle, muchos espacios públicos, bares, restaurantes, no tienen espacio para cambiar al bebé, o ni siquiera los baños tienen suficiente espacio para meter un carrito. Una vez me planteé salir de compras con mi bebé, pero cómo, si en los probadores no cabía el carrito. Así que desde que soy madre, la vida normal se ha ido complicando.

Otras cosas que ocurren, es que hay espacios públicos, como museos, donde madres amamantando a sus bebés, han sido expulsados. Esto ha ocurrido en nuestro país. ¡Sí señor, increíble!

Empieza a ponerse de moda, restaurantes y hoteles donde no dejan ir a sus familias con sus niños, son espacios sin niños. Hace poco salía una noticia que unas líneas aéreas tampoco dejaban viajar a los niños.

Al final los niños quedan excluidos, y parece que no tienen derechos. Así que con este post, espero que os haga reflexionar y pensar que debemos reclamar esos derechos.

¿os sentís identificadas con las situaciones que he comentado? ¿habéis estado en alguna ciudad que sea amiga de los niños?

Cuidarse para quererse

Imagen de pinterest:  http://pinterest.com/pin/203365739394781858/

Cuando nació mi hija, sentía como el tiempo corría en mi contra, no me daba tiempo a hacer nada, de nada. A veces ni ducharme, ni comer, ni lavarme los dientes. Salía a la calle en chándal, apenas peinada y menos con la capita de cremita para hidratarme, como hacía antes de ser madre. A veces incluso comía cualquier cosa para salir del paso. Pensaba, tengo derecho a no cuidarme, no puedo, no me da tiempo, mi hija se queda con todo mi tiempo. Así que parece cómo que justificaba un poco mi aspecto desaliñado con haber sido madre.

A los dos meses, me di cuenta que esto no podía seguir así. Vale que un bebé quita mucho tiempo, que cuesta adaptarse, que en cuanto se ponía a llorar salía corriendo como loca y se me olvidaba lo que estaba haciendo. Que tampoco ayudaba nada, el hecho de que con los kilos de más, la ropa de mi etapa anterior, ni me entraba. Por tanto me ponía aquellos vaqueros con cinta elástica en la cintura, vestidos de embarazada con mallas y botas, por lo que en algunas ocasiones notaba que la gente me miraba como si siguiera embarazada.

Llegó un momento que esto no me ayudaba nada psicológicamente, que una necesita sentirse una misma, cuidarse y quererse. Es importante que tengáis claro, que será un momento difícil y que no encontraréis fácilmente tiempo para cuidarte, pero es peor, no hacerlo, porque poco a poco, podéis sentir que tu vida ya no es tuya. Así que mis consejos son los siguientes:

  • Comer bien, es fundamental, debéis alimentaros adecuadamente, por ti y por el bebé. Si coméis sano, os sentiréis bien.
  • Salir a andar, con el bebé ya sea en su carrito, como en la mochila portabebé. Hacer algo de ejercicio, viene bien, para estar en forma. El aire fresco de la calle y el sol, os alegrarán.
  • Tomarse una ducha, de manera relajada. Si estás sola con el bebé, buscar un momento para que alguien se haga cargo de él. Después de esa ducha, aplicar las cremitas hidratantes, secaros el pelo, peinaros, y poneros un poco de rímel.
  • En cuanto a la ropa, ir a comprar ropa, que os siente bien y que estéis cómodas.
  • Cuando llegue vuestra pareja de trabajar, pídele que se haga cargo durante un rato de vuestro hijo, dedicaros a leer, ver un rato la televisión, pintar, escribir correos electrónicos atrasados, leer blogs, etc.
  • Ir a la pelu, para cortarse el pelo, o arreglárselo. Además al cuarto mes del nacimiento de vuestro bebé aproximadamente notaréis una sustancial caída del mismo, por lo que sanearlo os vendrá muy bien
  • Depilarse, esto también ayuda, mucho a sentirse higiénica y más guapa.

Estos consejos son muy caseros, pero a mi me ayudaron a salir adelante, a intentar volver a recuperar mi vida y sobretodo a quererme más.

¿Qué más consejos podéis dar para cuidarse?

Un taller para arreglar los juguetes

Desde hace años paso por delante de una tiendecita que se llama Hospital del Juguete. El escaparate está lleno de juguetes y muñecos antiguos, así que siempre me ha llamado la atención. La semana pasada mi curiosidad fue tan grande que entré a preguntarle al señor del mostrador. Me presenté y le pregunté su nombre. Se llama Antonio Martínez. Trabaja en este negocio familiar, que su padre fundó en el año 1945. El local por lo visto estaba en otra zona de Madrid, pero ahora está localizado en la calle Granada 36.

 

 

El mostrador y la tienda tiene vitrinas con juguetes antiguos y da un aspecto de desastre. Pero claro es un taller, un taller donde se arreglan los juguetes.

Antonio, es un hombre grande y llevaba una bata blanca. Me dejó pasar a su taller, inmenso, donde los juguetes, las cajas, los armarios y los herramientas invaden la tienda.

 

 

Le hice algunas preguntas:

 

PilarTA: ¿qué tipo de juguetes traen aquí para arreglar?

AM: De todo, últimamente muchos juguetes antiguos para restaurar. Piezas de coleccionistas.

 

PilarTA: ¿con la crisis la gente se anima a arreglar las muñecas, y juguetes?

AM: No, también la crisis me ha afectado, el problema son los juguetes de las tiendas de chinos, que son muy baratos, no cumplen la normativa y en realidad son juguetes de usar y tirar. No puedo competir con eso.

 

PilarTA: ¿qué juguetes de bebés traen a arreglar?

AM: Pues los móviles de los niños (los que se suelen poner encima de la cuna), los padres quieren que los segundos hijos, puedan aprovechar ese tipo de juguetes.

 

No le seguí haciendo más preguntas porque parecía que tenía trabajo, que por cierto, él era el único que trabaja en el taller.

Quise comprar una peonza de chapa para una sobrina que va a cumplir dos años y él no me lo recomendó porque el material no es recomendable para estas edades. Podía habérmela vendido, pero él también hace sus recomendaciones.

 

Por cierto, del día 5 de noviembre al 8 de diciembre en el centro comercial Gran Vía de Hortaleza habrá una exposición de juguetes antiguos.

 

Después de despedirme de Antonio, pensé en el tema de que muchos padres compran los juguetes en las tiendas que regentan los chinos. ¿Vosotras cómo seleccionáis los juguetes y juegos de vuestros hijos, por el precio o por lo qué puede proporcionar a vuestros hijos?

Jugando en la bañera

 

A  partir del quinto de mes de vida de vuestros hijos, puede ser un buen momento para compartir tiempo para jugar con ellos en la bañera. Tampoco se trata de estimularles hasta la extenuación, sino de pasar un momento divertido, unos minutos de juego. Digo unos minutos porque pueden coger frio y porque también a veces hacen pis en el agua y pueden coger infecciones.

No es necesario comprar un juguete diseñado especialmente para el baño.  Muchos juguetes se pueden adaptar, aunque hay que evitar aquellos que se pueden estropear con el agua o resultar peligrosos.

 

Si tenéis varios juguetes para el baño, es mejor ofrecérselos poco a poco, no de golpe (tampoco se trata de no dejar sitio a vuestro hijo).

 

Algunos de los juguetes de agua que os aconsejo son:

  • Un pato de goma. Tenéis que comprobar que flota. Existen algunos juguetes similares al típico pato de goma, que pueden servir para morder, cuando les están saliendo los dientes.
  • Barcos, que flotan y que llevan pasajeros.
  • Juguetes que vierten el agua, como regaderas, recipientes de yogur, tazas de plástico, coladores, etc. Algo muy sencillo es hacer algún agujero a algún recipiente inservible, de esta manera tendréis un elemento que genera lluvia. También hay otros juegos, que pulverizan agua.
  • Los bloques de esponja, aunque hay que tener cuidado puesto que muchos niños tratan de llevárselo a la boca y esto puede ser peligroso.
  • Centro de actividades que son juguetes que tienen ruedas, que giran con el agua.
  • ¿Sabíais de la existencia de vinilos que se pueden pegar en la bañera? Pues cuando los niños son más mayorcitos son capaces de pegarlos en los lados.
  • Por último, jugar con pompas de jabón, muy sencillo de hacer.

 

También es aconsejable desinfectar los juguetes del baño con cierta frecuencia y tener en cuenta que los juegos que tienen esponja pueden albergar algunas bacterias.

Así que chicas, ya tenéis algunas ideas para jugar con los peques en la hora del baño.

¿Por qué es importante cantarles?

 

Hace algunos post, os comentamos los beneficios de la música en los niños. Ahora os cuento la importancia de cantarles.

Si os habéis dado cuenta, vuestro bebé se queda embobado escuchando vuestra  voz. En este artículo no os voy a dar un repertorio de canciones para que se las enseñéis a vuestros hijos. Podéis cantar desde canciones infantiles, de campamento, himnos nacionales, música de anuncios, canciones populares,  etc. Pero no es necesario que os sepáis las letras siempre, os las podéis inventar. ¿no lo habéis hecho nunca? Puede llegar a ser muy entretenido.

Podéis utilizar la música en algunos momentos, como algunos que os comento a continuación:

  • Cuando queráis jugar con vuestro bebé. Los recién nacidos son muy receptivos a las expresiones faciales y cantar hace que se pierda la rigidez y prepara para el juego.
  • Para enseñarle. Las canciones pueden enseñarles palabras, sonidos, debido a las letras y estribillos repetitivos de algunas de ellas. Incluso podéis inventaros las letras de las canciones, si queréis enseñarles palabras diferentes. Así mismo, puede servir para enseñar como ladran  los perros, como hacen los coches, o decir  “te quiero”.
  • Para establecer un orden, unas rutinas. Las canciones pueden servir para indicar una actividad familiar.
  • Para cambiar el humor de vuestro hijo. Podéis empezar a cantar cuando vuestro hijo, frunza el ceño o parece que se va a poner a llorar, de esta manera se puede evitar su enfado y evitar una rabieta.
  • Para quitarles el miedo. Las canciones o la música puede ayudar a relajar a vuestro hijo en situaciones donde ellos ven su seguridad amenazada. (un ejemplo para que os hagáis una idea: cuando viene una canguro, una de las canciones que uséis con vuestro hijo, puede llegar a tranquilizarle).
  • Para dormir. Cuando llega la hora de dormir, se suele aconsejar cantar una canción para que su bebé se relaje.

Hay que hacer algunas observaciones, como puede ser que haya niños que una canción en el momento de dormir, les desvele, en este caso mi consejo es susurrarles o tararearles bajito.

Así mismo, si se repiten con mucha frecuencia la misma canción puede resultar aburrido, por ello os aconsejo, que introduzcáis otras palabras, incluso el nombre de vuestro hijo y mezclar música. Improvisar, es muy divertido.

También podéis ponerles la música que os gusta a vosotros y esperar si a ellos también les gusta o si por el contrario no les entusiasma.

A medida que van creciendo el tipo de música que les podéis poner puede cambiar. Cuando es bebé la música puede ser más suave y cuando va haciéndose mayorcito la música puede ser más rítmica. Como ya hemos visto en otro post, la música y las canciones son muy positivos en los niños.

Juguetes ¿cuál comprar?

 

Hay demasiados juguetes en el mercado y difícil de decidirse por alguno de ellos. A veces las cosas más sencillas, son las que más les gusta. ¿no os ha pasado haber comprado un juguete que va en una caja y ser esta, la que más les gusta?

Yo os sugiero que antes de decidiros podéis haceros estas preguntas:

  • ¿Se adapta a su momento de desarrollo y es educativo?
  • ¿parece un objeto estimulante?
  • ¿es divertido?
  • ¿puede utilizarse de diferentes maneras?
  • ¿puedes pagarlo?

Las etiquetas donde viene señalada la edad a la que se recomienda el uso de ese juguete, va en función de las normas de seguridad y se basan en las capacidades mentales y de desarrollo del niño, así como en la propia seguridad del juguete. Muchas veces nos encontramos que la edad recomendada de uso es a partir de los 3 años, y eso es porque tiene piezas pequeñas que pueden ser ingeridas. También fijaros que a veces el rango de edad es muy amplio, quizás porque al fabricante le interesa vender más.

En cuanto a la estimulación del niño, solo los padres sabéis los intereses y los objetos que más les gusta  a ellos.

También hay que tener en cuenta que si el juguete es muy difícil puede ser negativo, puede crear inseguridades y por tanto vuestro hijo puede dejar de jugar con él. Además puede ser que vuestro hijo use el juguete de una manera diferente al que propone el fabricante o el que vosotras pensaríais.

Otras cosas que debéis tener en cuenta son las siguientes cuestiones:

¿el juguete puede hacer muchas cosas diferentes?

¿se puede meter en la bañera? ¿y utilizar al aire libre?

¿se podría usar en los viajes ?

¿el juguete soportará golpes? ¿y los dientes de vuestros hijos?

¿se puede lavar fácilmente?