Entrevista a una futuro padre de mellizas

 

MultiPapá.EZ (@MultiPapaEZ), es un futuro padre, que hace poco ha entrado en la dimensión 2.0. Le hemos conocido a través de Twitter. De momento no tiene blog, pero es seguidor de algunos de los padres y madres blogueros que existe en la esfera internauta.

Va a ser padre de dos niñas, están a pocas semanas del nacimiento de las mismas y se están preparando para ello. Queríamos hacerle una serie de preguntas porque quizás sus pensamientos saquen de dudas a otros futuros padres en las mismas circunstancias.

1. @MultiPapaEZ, ¿por qué elegiste ese nombre para identificarte en twitter?

Este nombre representa mi nuevo e inminente estado de “multi padre” que tantísima ilusión me hace, acompañado de las iniciales de los nombres de mis futuras mellizas, Eva y Zoe.

Inspirado por la persona que me trajo a esta magnífica dimensión 2.0, @SomosMultiples, con la que siempre me sentiré en deuda por toda la ayuda que me ha brindado y los contactos que me ha facilitado, todos los padres y madres que forman el mundo 2.0 que siempre están dispuestos a echarnos una mano, unas palabras de ánimo y todo lo que está en su mano. En realidad me siento en deuda con todos ellos.

2. Cuando os comunicaron que venían dos en camino, ¿qué es lo primero que se te pasó por la cabeza?

Creo que no olvidaré ese momento nunca en mi vida. Aún recuerdo como la ginecóloga movía el mando del ecógrafo de un lado a otro y sonreía mientras nos miraba. Incauto de mí, le dije que era siempre la misma “bolita” vista desde distintos ángulos y fue entonces cuando nos mostró las dos a la vez en la pantalla. La risa “tonta” nos invadió en ese momento y no podíamos parar. La sensación era de felicidad, miedo, nervios, no sé cuantas cosas pasaron por mi cabeza en ese momento, pero si tengo claro que lo que más peso tuvo fue una inmensa sensación de felicidad y alegría.

3. ¿Habéis asistido a algún curso de preparación al parto? Si es así, ¿os ha parecido útil?

Sí, asistimos al curso de preparación al parto que imparten en el hospital donde llevamos el control del embarazo. Lógicamente no da tiempo a aprender “todo” en un curso de unos cuantos días, pero lo cierto es que nos pareció muy interesante, ya que nos aportó una base de conocimiento que no teníamos y nos dio pie a investigar sobre los temas que vimos más interesantes. Para nosotros, una de las cosas más útiles del curso fue que lo impartía una de las matronas del hospital y se encargó de enseñarnos los paritorios donde iremos a parir y explicarnos in situ todo lo que allí nos vamos a encontrar el gran día.

4. ¿Cuál es la mayor preocupación qué tenéis en estos momentos?

Ahora mismo nuestra mayor preocupación es que las niñas aguanten todo el tiempo posible en la barriga de su mamá antes de salir. La semana pasada tuvimos un amago de parto prematuro (semana 34), que nos pudieron frenar en el hospital y nos hizo estar una semana ingresados allí. Ya hemos pasado la “semana de seguridad” y pueden nacer en cualquier momento, pero claro está que si aguantan un poco más tendremos más posibilidad de librarnos de que tengan que pasar por la unidad de neonatos y sus primeros días de vida sean un poco más “fáciles”.

 A la multi mamá lo que más le preocupa es cómo será el parto. La primera está en cefálica desde hace meses y la idea es, a menos que se presente alguna complicación al final, intentar el parto natural. Seguro que todo saldrá bien!

Probablemente cuando pase el parto nuestra mayor preocupación será bien distinta, pero a día de hoy es nuestra meta más próxima.

 5. Dos hijos será un gran trabajo, ¿Vais a contar con alguien para que os ayude? ¿Cómo va a ser vuestra organización?

Tenemos claro que no será fácil, sobre todo al principio. Son muchas cosas las que debemos aprender, somos totalmente primerizos, y la organización será muy importante cuando lleguen las dos pequeñas. En principio no contamos con nadie que nos ayude, ni tampoco queremos. Serán nuestras hijas, y queremos valernos por nosotros mismos para sacarlas adelante. Ya veremos si somos capaces o tenemos que mandar una señal de SOS a los abuelos, pero al vivir a más de 200kms de ellos no será fácil. Con la ayuda que si contamos es con tod@s l@s blogguers y twitter@s de la comunidad 2.0, por supuesto, y de hecho ya la recibimos desde hace meses!

Los primeros meses, mientras dure la baja por maternidad de la mamá será ella quien se tenga que encargar de las peques durante el día. Yo ya tengo reservado para mí el baño y los mimos de la tarde. Cuando se termine la maternidad ya veremos qué hacer, porque nos da mucho reparo llevarlas a la guardería siendo tan pequeñitas. Un poco más adelante, según se desarrollen los acontecimientos, tendremos que tomar una decisión sobre esto.

6. ¿Cómo te imaginas la vida de padre?

Van a cambiar muchas cosas a partir de la llegada de las mellizas a mi vida, de hecho ya están cambiando. Las prioridades han cambiado, lo primero ya son ellas, lo demás tendrá que esperar.

Los primeros meses serán agotadores, estoy seguro, pero también tengo claro, sin miedo a equivocarme, que valdrá la pena y todo el esfuerzo será recompensado tan solo con verlas sonreír.

Quiero colaborar en todo, implicarme de lleno en su crianza, estar ahí cuando me necesiten, apoyar a la mamá en todo lo necesario, quiero ser un buen papá del que su familia se sienta orgullosa. Me da miedo no poder llevar esto a cabo por varios motivos: por el trabajo que me robará mucho tiempo al día, porque la situación me desborde, porque no sea capaz de aprender lo necesario, etc..

Quiero ser padre y voy a intentar hacer todo lo posible por ser el mejor del mundo para al menos llegar a ser un buen padre, tengo que conseguirlo, por ellas.

7. ¿Qué sentimiento tienes ahora, miedo, alegría, un poco de las dos?

Pues me resulta bastante complicado explicarlo con palabras. Mis sentimientos giran como una peonza en estos últimos días. Miedo por supuesto, mucho! Miedo porque quiero que todo salga perfecto, porque quiero que la multi mamá no lo pase mal, porque el momento está ya tan cerca..

Pero sobre todas las cosas, siento una alegría y una felicidad inmensa. Ya sueño con el día en que lleguemos a casa con las dos pequeñas. Ese día en que las acostemos en su cunita y podamos decir: ya están aquí y son nuestras hijas. Creo que el amor que se pueda sentir por un hijo solo lo conoce quien sea padre, porque yo aún no las tengo conmigo y ya me cuesta pensar que pueda quererlas más.

En definitiva, lo que siento es un miedo nervioso que me produce una felicidad indescriptible!

El equipo de 5mimitos agradecemos esta entrevista, la facilidad que nos ha dado MultipapaEZ para hacerla. Le deseamos que todo vaya bien y siempre podrá contar con nuestro apoyo y seguro que con el apoyo de los tuiteros padres y madres.

Jugando con la pintura de manos

niños pintandoHoy queremos contaros los beneficios de jugar con la pintura de manos, es una manera muy fácil de entretener a vuestros peques, además de estimular su creatividadcoordinación. Por lo general, de los 6 hasta los 36 meses, los bebés ya se encuentran preparados para disfrutar de esta pringosa y divertida actividad. Es importante que estén siempre vigilados  por papá, mamá o  alguna persona adulta, porque a estas edades se lo llevan todo a la boca y no todas las pinturas están libres de tóxicos.

Con la pintura de manos los bebés pueden introducirse dentro del mundo del arte. Pintar con las manos, les divertirá y también les ayudará a estimular también su sensibilidad táctil y su fantasía. Además, les ayudará a evitar que se chupe los dedos o que se lleven todo lo que encuentren a la boca.

Para jugar con la pintura de manos con vuestro bebé te recomendamos que la pintura sea la apropiada, dermatológicamente testada y no tóxica, para que podáis jugar con seguridad. Además, si la pintura es de las que se limpia fácilmente, mucho mejor.

Mirar cómo quedó el agua del baño cuando metí a mi peque después de una tarde jugando con la pintura de manos.

Agua de bañera de color

¿Os animáis a probarlo?

 

Conciliación Real Ya

Desde que nació mi hija, al igual que los obstáculos físicos de los que hablé hace algunos post, me di cuenta de la inexistencia de la conciliación. Yo soy de esas personas, mujer y madre que he tenido que reinventarme, cambiar de profesión y dejar la empresa de otro, para trabajar por mi cuenta. Esto ha facilitado que pueda dedicarme a mi bebé, aunque me limita a la hora de trabajar con más o menos clientes y por supuesto la remuneración económica disminuye.

A raíz de tener a la niña, y descubrir, la falta de conciliación descubrí un grupo de trabajo, llamado Conciliación Real Ya.

La conciliación debe permitir que pasemos más tiempo con nuestras familias. ¿para qué formar una familia, si tienes que delegar la crianza y educación de tus hijos?

Recientemente se habló de un estudio dónde se comentaba que las empresas que fomentaban la conciliación aumentan su productividad, así que además es hasta positivo.

 

El grupo CRY, piden cosas que son muy necesarias y de sentido común:

1) Ampliación de los períodos de baja materna y paternal. Los padres desaparecen casi a los quince días del nacimiento y cuando todavía no ha llegado a cumplir el bebé 4 meses, la madre se tiene que incorporar.

2) Un cambio en los horarios de trabajo. Sigo sin entender por qué en las empresas hay dos horas para comer, o no se puede trabajar desde casa. Hay que cambiar muchas cosas aún y sobretodo la mentalidad.

3) Apoyar a aquellas empresa que faciliten la conciliación, mediante creación de guarderías, salas de lactancia, etc.

4) La baja laboral por enfermedad grave y/o ingreso de hijos para uno de los padres. ¿en qué cabeza cabe que tu hijo esté enfermo y tengas que ir a trabajar.

5) Ampliación de la edad del menor para la concesión de la reducción de jornada.

6) Apoyar a las empresas para que promocionen a los trabajadores que se reincoporen de medidas conciliadoras.

 

Así que desde aquí os animo a leer más sobre este tema, apoyarlo con vuestros comentarios y en definitiva, reclamar una conciliación real. Más tiempo con la familia, no tiene que significar trabajar menos ni peor. Necesitamos ese tiempo, para estar con nuestros hijos, cada minuto es diferente y nos lo podemos perder, su primera palabra, su primer paso, sus avances y su evolución en definitiva.

 

 

 

 

El papel del padre en la lactancia y en la crianza

Mano papa con bebé

Foto realizada por little miss ladybug

En el tiempo que llevo asesorando a madres durante la lactancia, y por propia experiencia, he comprobado que el papel del padre es fundamental.

Fundamental porque es casi imprescindible su apoyo, cuando el padre anima es más fácil que la madre sortee las dificultades que puedan surgir.

Fundamental porque a menudo es necesaria su generosidad para compartir dos “bienes” muy preciados: el pecho y la cama.

Fundamental porque si hay hermanos, el tiene que coger el relevo y “descargar”, en la medida de lo posible, a la madre para que pueda dedicarse mejor al más pequeño “¿Cómo atiende la mamá a sus hijos? cuidando al más pequeñito” me decía mi suegra en cada nuevo nacimiento y así suele ser.

Fundamental, porque educar a un hijo es algo más que alimentarlo.

Por todo ello y más contar con el apoyo del padre influye positivamente en que las madres a amamanten. No obstante he conocido madres, que sin tener el apoyo del padre, sobre todo por falta o ausencia, han tenido lactancias prolongadas y muy satisfactorias.

¿Cuál es, pues, su papel?

  • El primer y más importante es estimular, dar confianza y ánimo.
  • Empatizar;   tratar   de ponerse en el lugar de la mujer, teniendo en cuenta  dolores y miedos de diversa índoles; algunos físicos, otros emocionales. El postparto es una época de especial vulnerabilidad y el padre además casi, de repente, se tiene que convertir en un cuidador especializado y muchas veces también el está desbordado
  • Ayudarle a respetar el descanso, respetar las decisiones que tome la madre. Acabo de leer en una entrevista a Nena Daconte donde afirma que ser madre está siendo la mejor experiencia de su vida y al preguntarle sobre el papel del padre contesta:

Me gusta respetar sus tiempos y él respeta los nuestros. Creo que su labor más importante con el bebé aún no ha llegado. Aunque es bueno saber que está cerca para lo que le necesitemos. A él le encanta quedarse jugando con el bebé por la mañana mientras me arreglo y le gusta que se duerma en sus brazos por la noche cuando vuelve de trabajar.”

  • Respecto al bebé puede: pasearle, bañarle, jugar, calmarle en los malos momentos…
  • Respecto a la madre: hacer alguna comida, comprar, atender a las visitas, tener detalles con su mujer,  recoger…la lista podría ser infinita

Cuando al hombre no se le ocurre qué hacer,  entonces nos toca a nosotras pedir, expresando cómo estamos y lo que necesitamos; suele ser muy efectivo. Por ejemplo: si decimos estoy muy cansada, he estado todo el día con el bebé y no tengo fuerzas para nada.  Averiguad qué es lo qué pasa.

Si el hijo está es porque tiene un padre, alguien muy distinto de una madre. El papel de cada uno es irremplazable ¡¡Ojala las diferencias sean ocasión de diálogo y crecimiento, nuestros hijos nos necesitan!!

Si tienes alguna duda no dudes en contactar conmigo por correo