¿Qué hacer ante las rabietas de tu peque?

Somos muchos los padres y madres que estamos preocupados por esa capacidad de nuestro hijo de montar en cólera por cualquier cosa, llorar, patalear, darse cabezazos, romper cosas, es como si nuestro hijo o hija, dulce, cariñoso, niña llorando tranquilo, se transformara en un ser terrible tan solo ante una palabra “no”, y otras veces sin ni siquiera la palabra, nadie sabe porque de repente se pone a llorar y claro está, nos desespera, no sabemos que hacer, unas veces nos “pilla más relajados” y lo manejamos, otras no lo soportamos y le chillamos, probamos de todo pero no funciona, el niño sigue transformándose. Y lo que más nos preocupa a los padres es que en ocasiones esa transformación del niño hace que como padre yo también me transforme y monte casi una rabieta, gritos, desesperación……etc. ¡que hacemos!

Límites y autoridad

Entre el año y medio y los dos años, el niño quiere decidirlo todo, se opone fácilmente y se niega a obedecer. No soporta la frustración. Corre por todas partes, lo toca todo, se muestra fácilmente provocador y desencadena así toda clase de situaciones difíciles de manejar para nosotros los padres. Ellos que soñaban con tener relaciones pacificas y razonables con su niño, se encuentran arrastrados a esta relación de fuerza, en la que tratan de evitar los escollos de la permisividad o los excesos de autoridad.

Los meses pasan. El niño continúa chillando cuando se le pide que deje sus juegos, subiéndose a la mesa o negándose a coger la mano para atravesar la calle. ¿Cómo hacer para que el niño obedezca sin pasarse de autoritarios y sin dejar que el niño decida todo?

Padres que saben lo que quieren

Es normal que el niño se oponga y saque de sus casillas al padre, pero es deseable que encuentre frente a el una voluntad superior a la suya que de pruebas de la firmeza necesaria. Aun cuando el niño proteste enérgicamente, el niño que tiene normas y limites se siente mas seguro y querido. La disciplina es completamente necesaria.

Pocas reglas, pero coherentes.

Las reglas son difíciles de aplicar, por tanto más vale atenerse a lo esencial. Exigencias razonables, respetuosas y de acuerdo con la edad del niño es garantía de éxito.
Poner muchas normas y saltárselas con frecuencia es peor que tener unas claras y siempre cumplirlas, salvo excepciones.

Explicar sin justificarse

Una vez definidas las reglas hay que aplicarlas. Primero explicarlas con palabras simples (“no se cruza sin dar la mano a mama, porque te puede pillar un coche. Es peligroso)
Repetirlas cuantas veces sea necesario. (recuerda, no se cruza sin dar la mano a mama) A esta edad la prohibición no admite discusión.
Aplicar las consecuencias. Felicitar y animar si obedece, reprobar si no lo hace (si tiras agua fuera de la bañera, te sales) y cumplirlo.
La calma es importante. Tener claro el limite o norma, la consecuencia y cumplirla sin gritos. A veces descontrolar hace que nos sintamos tan culpables que premiemos al niño por lo que nosotros hemos hecho y olvidemos lo que sucedió. (le gritamos y como nos pasamos y nos sentimos culpables, le comemos a besos y nos olvidamos porque gritamos: porque tiró el puré al suelo)

Sentirse queridos

Cuando nos enfadamos el niño a veces se siente no querido, es importante que el niño sepa que se le quiere pero que no nos gustan sus rabietas. El niño debe ser totalmente aceptado y respetado en sus deseos y emociones. Tiene el derecho de montar en cólera pero no de golpear a su hermana pequeña. Tiene derecho a que le apetezca comer un pastel pero no a chillar en la pastelería. Es esencial hacerle apreciar bien esta diferencia: a él se le quiere, pero no a sus caprichos.

Para saber por qué ocurren las rabietas echa un vistazo a este enlace http://5mimitos.com/por-que-ocurren-las-rabietas/

Si quieres consultarme algo, me puedes encontrar en: Ciparh San Gregorio

 

Bibliografía:

  • Bacus A. Preguntas al psicólogo. Edit. Salvat

  • Bowlby, J. (1993). La separación afectiva. Edit Paidós.

  • Caplan M. (2004) Tocar es vivir. Edit La Llave

  • Cubells, J.M y Ricart, S. (1999). ¿Por qué lloras?. Edit. Martínez Roca

  • Garth M. Luz de estrellas y Rayo de luna. Meditaciones para niños. (visualizaciones para ayudar a los niños a dormir bien, a no tener miedos….). Edit. Oniro

  • González C. (2010) ¡Bésame mucho!. Edit. Temas de Hoy

  • Grose M. Niños felices.. Edit. Oniro

  • Harrison S. (2002). La infancia feliz. Edit. La Llave

  • Revistas de “Ser padres”

  • Siegel J. y Hartzell M. (2005). Ser padres conscientes. Edit. La Llave.

  • White Burton L. No lo mimes, quiérelo. Edit. Aguilar

Niños felices

 

¡Qué emocionante es cuando tu bebé, empieza a sonreir! Y no digamos cuando se ríe.

 La risa es muy beneficiosa y favorece una serie de cuestiones como:

  • la digestión
  • Activa la respiración
  • Favorece el  buen funcionamiento del hígado
  • Estimula la secreción de inmunoglobulina, para mejorar las defensas del cuerpo.
  • Fortalece el sistema cardiovascular
  • Estimula la comunicación
  • Favorece la autoestima

Para favorecer esa risa, mi consejo es jugar con tu hijo a esos juegos que le gustan, le resulten agradables y entretenidos. No hay que forzarle a actividades que notéis que no le gustan.

Es importante darles caricias, masajes, cantarles, contarles cuentos, susurrarles, bailarles, dedicarles miradas de cariño, sonreírles y reírse con ellos y para ellos. Todo esto repercutirá en nuestros hijos en la edad adulta, su desarrollo humano, social, emocional se verá favorecido o empobrecido en función de la dedicación que hagamos sobre ellos.

Es importante que nosotros los padres, estemos contentos, alegres y podamos transmitírselo a ellos. De esta manera se incrementará la producción de endorfinas que alivian los dolores y se encargan de luchas contra los virus.

Osea que después de todo esto, la conclusión es que cuánto más alegres y felices sean nuestros hijos, y nosotros con ellos, más sanos estarán.

 Habrá que eliminar ciertas situaciones que son negativas y que disminuyen todo lo que he comentado anteriormente. Estas situaciones pueden ser las siguientes:

  • Estar de mal humor en presencia del niño.
  • Evitar cogerles cuando estéis nerviosos o estresados, todo eso se transmite.
  • No discutir, gritar en presencia del niño.
  • Hacer ruidos excesivos.
  • Irse de viaje dejándolos a cuidados de otros.
  • Estar ausente durante un largo tiempo.

 Mi recomendación es que desde que nazcan le dediquéis sonrisas, cariños, y muy buen humor, para que crezca con una buena autoestima y haga de ellos niños seguros de sí mismos.

A veces es difícil hacerlo, pero compensa. Todo para tener niños muy felices.

Llega 5 mimitos!!

Como ya sabes, o estás a punto de aprender, en los tiempos que corren ser madre y además trabajadora no es nada fácil. Hasta hace pocos años, las mamás podían dedicar todo el día a sus bebés, y disponían de la ayuda de sus familiares y amigas. Pero ahora casi todas las madres somos trabajadoras y, por distintas razones, no podemos tener tanta ayuda. Por eso, muchas de nosotras hemos encontrado en Internet un aliado donde buscar información para aprender a cuidar a nuestros niños, pero también para ir de compras y así disponer de un poco más de tiempo de calidad para dedicárselo a ellos.

El problema es que realizar estas tareas en Internet también es laborioso, ya que hay que navegar por muchas webs y visitar muchas tiendas online si queremos encontrar lo mejor para nuetros bebés. Por eso, 5mimitos nace con la vocación de servir como sitio de referencia para conseguir la información y los productos más adecuados para el embarazo y los primeros años de nuestros hijos. Y para conseguirlo, 5mimitos nos envía una caja cada 2 meses con al menos 5 productos cuidadosamente seleccionados para en el juego, la estimulación y el cuidado de las mamás y sus bebés. Además, para hacernos la vida más fácil, el valor de los artículos en el mercado es superior al precio de la caja.

¿Por qué cada 2 meses?

Porque aunque los bebés crecen más deprisa de lo que nos gustaría, no es necesario saturarles con demasiados estímulos o actividades. Simplemente debemos facilitarles un desarrollo equilibrado y saludable de sus facultades, y tener en cuenta que cada niño es diferente y crece y madura a su propio ritmo.

¿Cómo se eligen los contenidos de las cajas?

Detrás de 5mimitos hay un equipo de madres y expertos en las diversas etapas del embarazo y crecimiento del bebé, que han probado y seleccionado cada producto pensando en sus propios hijos. Este es un trabajo en constante evolución y siempre estaremos trabajando en incorporar los mejores productos que surjan en el mercado.

Si quieres sacar partido de todas estas ventajas, confía en nosotras y disfruta de más tiempo de calidad con tu bebé.

 

Diario de mi bebé

Cuando tienes un bebé el tiempo pasa muy rápido y siempre suelen decir: “aprovecha cada momento, que el tiempo corre”, así que os recomiendo hacer un diario de vuestro bebé.

Es un cuaderno, donde podéis apuntar todos los avances, y momentos especiales que vivís con vuestro hijo.

Mi propuesta es que compréis un bonito cuaderno, o lo hagáis vosotras y lo dividáis en diferentes apartados. No sólo es un documento donde se pueden pegar las fotos del bebé, de sus momentos, sino la descripción de sus avances y de sus cambios.

Mi recomendación es que el cuaderno lo vayáis haciendo durante el embarazo, porque cuando nazca el bebé, no tendréis mucho tiempo.

Propongo los siguientes apartados;

  • Unas hojas dedicadas a vuestras preocupaciones durante el embarazo, e inquietudes, para que al verlas escritas puedas racionalizar mejor las cosas.
  • Es importante que anotéis, en otro apartado, lo que ya tienes comprado para el bebé, su ropita, las cosas de la higiene, la cuna, las sabanitas, el cambiador, juguetes, muñecos, etc. y también apuntar lo que te han regalado y lo que te falta por comprar.
  • Incluso  podéis anotar las tiendas, páginas web y blogs dónde comprar o consultar dudas sobre temas de maternidad y comprar cosas que te pueden resultar útiles una vez haya nacido tu hijo.

Una vez que nazca el bebé:

  • Apuntar el peso, la longitud, el test de Agbar de vuestro hijo cuando nació.
  • Un apartado donde ir apuntando los datos de peso y longitud cada semana, para llevar un control de los mismos. Es importante sobre todo al principio saber si gana o pierde peso, porque en función de eso, los pediatras te indicarán las pautas de alimentación.
  • Incluso pegar unas gráficas de peso y longitud para conocer su percentil. Según sea niño o niña, las gráficas son diferentes.
  • Otra recomendación, al principio sobre todo, apuntar las tomas del bebé, ya sean de pecho o de biberón.
  • Con respecto a su alimentación, la introducción de los alimentos, cuándo se introducen y de qué manera.
  • Anotar las enfermedades y medicinas que toma o ha tomado, apuntar si tuvo reacción con las vacunas, etc.

Quizás esto anterior es más aburrido, pero mi consejo es apuntarlo, porque a veces los pediatras lo preguntan. Es importante llevar cierto control, que a veces algunos datos se olvidan.

Ahora viene lo más bonito y entretenido:

  • Anotar los avances del bebé, su primera sonrisa, cuando empieza a sostener la cabeza, cuando gira su cuerpecito, su gateo, su primera palabra, etc. Es muy emocionante releer esto cuando tu hijo tiene más edad. Por supuesto se puede complementar con fotos.

Este es un álbum recordatorio de experiencias, para mirar con cariño cuando nuestros hijos son más mayores.

¿Por qué es importante la estimulación?

La estimulación es importante porque ayuda al desarrollo creativo de nuestros bebés, y con ello, su autoestima, personalidad y la capacidad para solucionar situaciones relevantes. Para favorecer la estimulación conviene que trabajemos aspectos tan importante como la cognición, la motricidad, el lenguaje, la creatividad y lo socioemocional.

La cognición engloba la capacidad de pensar, relacionar, comprender, razonar, relacionarse con el entorno y adaptarse a nuevas situaciones. Cuando desarrollas este área buscas mejorar la capacidad de tu niño para fijar su atención, seguir instrucciones y tener capacidad de reacción ante determinadas circunstancias.

Bebé jugandoLa motricidad es la capacidad para el movimiento y el desplazamiento, además de la facultad para establecer una coordinación entre lo que observa y lo que toca. Ayuda al niño a descubrir su cuerpo y sus habilidades para establecer un contacto físico con su entorno. En las primeras etapas, su desarrollo favorece la motricidad fina del bebé, que utilizará al utilizar sus dedos para dibujar, recortar, vestirse, etc.

El lenguaje permite a tu niño tener las habilidades necesarias para comunicarse y manifestar sus ideas. En esta área es muy importante que trabajemos con ellos la capacidad de escuchar, la comprensión, la expresividad, el empleo de los gestos o la imitación.

La creatividad tiene en la imaginación, la curiosidad, la experimentación o la investigación, las principales cualidades que favorecen su desarrollo. Para nuestros hijos es un elemento clave a la hora de expresar y manifestar su mundo interior.

Por último, la parte socioemocional comprende las pautas de conducta, la experimentación e investigación, y la expresión de los sentimientos de una forma sana.

Si trabajamos la estimulación a través de todos estos aspectos, podremos nutrir a nuestros bebés de ricas y variadas experiencias que le ayudarán a aprender lo necesario para alcanzar un desarrollo y crecimiento saludables. Pero debemos hacerlo de una forma consciente y tener en cuenta que todos los niños son diferentes, y tienen también distintos entornos.

Por una parte, cada familia tiene sus propias experiencias que condicionan el desarrollo del bebé. Los niños tienen distintos ritmos y tiempos de reacción, y conviene incluir la estimulación dentro de una rutina que permita dedicarse al bebé con el tiempo y la tranquilidad que necesita. Además, si tu hijo está cansado, no hay que agobiarle, pero hay que evitar un exceso de novedades, porque se sentirá más cómodo si está rodeado de elementos conocidos y familiares.

Si queréis más información la podéis encontrar en libros como “Cómo estimular al bebé”.