Cuidarse el pecho durante la lactancia materna

 

Es muy importante cuidarse el pecho, durante la lactancia materna, para evitar problemas tanto para la madre como para el bebé.

Durante la lactancia materna, casi todas las mujeres, sufrimos las grietas. Dicen que es por las malas posturas durante el amamantamiento, sin embargo, cuando nace tu bebé, nuestra ansiedad, sólo nos hace pensar en que el bebé se capaz de “engancharse” y cuando te quieres dar cuenta, ya han empezado, las molestias de las grietas. En los hospitales, no suelen dedicarnos tiempo a las recientes mamás para explicarnos cómo hay que hacerlo. Así que al final nos vemos solas ante esta nueva situación.

Por mi experiencia, puedo decir, que las grietas llegan a desaparecer, pero tiene que haber un cuidado para ello.

Hay otras cosas que hay que tener en cuenta, para cuidarse el pecho durante la lactancia materna.

En primer lugar, es importante el sujetador. Los sujetadores deben ser sin aros y de la talla adecuada. Mi consejo es que antes de dar a luz, os compréis un par de ellos y una vez os haya subido la leche, y apreciéis bien la talla, adquiráis algunos más. El que sea de la talla adecuada, evitará que hay mucha presión en los pechos, evitando que se acumule la leche y de esta manera la aparición de mastitis.

Es aconsejable lavar los sujetadores con un jabón ecológico, evitando aquellos que puedan afectarte o irritarte. Podéis incluso fabricar vuestro propio jabón para lavarlos.

No es necesario tener una limpieza extrema, sino lavar los pechos, con agua, y sin jabón, para evitar que se resequen. En estos tiempos de calor, aconsejo lavar los pezones con suero fisiológico, para evitar sabores y que el bebé pueda rechazar el pecho. Siempre dejar secar al aire, para prevenir la aparición de hongos.

Os aconsejo, que cuando notéis la subida de la leche, os masajeéis de forma intensa, para eliminar los nódulos o bultos, producto de la acumulación de la leche y que puede evolucionar a una mastitis. Así mismo, si tenéis ciertas molestias, se puede colocar sobre el pecho, paños secos calientes.

Después de cada toma, o cada vez que os saquéis leche con un extractor, es importante que os extendáis por los pezones, unas gotas de vuestra propia leche, para la cicatrización de las grietas, o para la hidratación de los mismos.

Si tenéis grietas, además de aplicaros la leche, como acabo de comentar, es importante que os pongáis crema de Lanolina sobre la leche que os habéis extendido para fijarla . En las oficinas de farmacia, podréis encontrar marcas, que os permiten extender dicha crema, sin necesidad de quitarla antes de la toma, lo que simplifica mucho.

Además de estos consejillos, os quería comentar que para evitar la mastitis, los probióticos, pueden ayudar a que no aparezca.

Los discos de lactancia, pueden irritar, por ello al elegirlos en la farmacia, seleccionar aquellos que sean de algodón puro. Cuando a veces se mojan los discos, por una gran subida de leche, es conveniente cambiar los discos, evitando así la aparición de hongos.

Así mismo, para una buena lactancia materna, es necesario una buena alimentación e hidratación.

Cambios durante el embarazo

Tripita embarazadaEl periodo del embarazo es, sin duda alguna, uno de los momentos más importantes para la mujer, debido a los cambios físicos y psicológicos que va a experimentar, así como por la implicación emocional que conlleva el ser madre. Hoy en día, es un proceso muy controlado y cuidado, en el que se han minimizado tanto las complicaciones durante la gestación como las que rodean al momento del parto. Además, en las sociedades como la nuestra, la figura paterna va teniendo una influencia cada vez mayor, con una implicación directa en las pruebas médicas que se le harán a la madre, asistencia al parto, cuidados del bebé, etc.

Podemos decir que la mujer va a experimentar unos grandes cambios, que los dividimos en conscientes e inconscientes. Los primeros son los que corresponden a lo que llamamos “hacer nido”, y es la preparación de la ropa del futuro bebé, preparar la habitación con la cuna, el cambiado, la bañera, asesorarse en la compra de un buen carro (tarea nada fácil, por cierto), aprovisionarse de pañales y toallitas deshechables…Y todo esto, como decíamos, se realiza conscientemente. Estos “cambios” implican directamente otros inconscientes, que son los psicológicos; esto es: los procesos de pensamiento comienzan a modificarse, de manera que la prioridad pasa a otra persona que la mujer lleva dentro, y eso hace que cambie la forma de verse a ella misma (antes como mujer, ahora como madre), la percepción del entorno (ahora es más inseguro que antes), y una numerosa lista de ejemplos.

Con todo ello, todavía no hemos abordado los cambios más importantes que se van a producir durante el embarazo, y son los cambios físicos. El cuerpo, de manera inconsciente, va a prepararse para gestar a un nuevo ser humano, y todo ello sin la participación activo de la mujer. Pero la pregunta es: ¿seguro que es sin su participación?. Claramente: no. La mujer no tiene que pensar en: tengo que generar una placenta, tengo que ayudar a la división celular para pasar de un cigoto a un embrión, voy a concentrarme en mover mis vísceras para dejar más espacio para el feto… No, nada de esto es necesario, pero sí tiene que pensar en: tengo que alimentarme bien para que le falte ningún nutriente a mi bebé, tengo que moverme para mejorar mi circulación, tengo que respetar las recomendaciones del médico (no puedo beber alcohol, no comer jamón si he dado negativo en toxoplasmosis..). Es decir, que en los cambios inconscientes que su cuerpo realizará, hay una parte consciente muy importante. Y ya no solo de cara al bebé, sino de cara a ella misma, para minimizar tanto las complicaciones del proceso de la gestación . Y ¿cuáles son estas complicaciones?: sobre todo, la retención de líquidos y las varices, los dolores de espalda y ataques de ciática a medida que crece la tripa, el debilitamiento del suelo pélvico (cosa de la que hablaremos largo y tendido), la dilatación de la musculatura abdominal y su posterior debilitamiento, las fascitis plantares (patología que produce mucho dolor en las plantas de los pies)… Es decir, que hay que cuidarse porque, aunque sea una etapa maravillosa de la vida, no todo es un camino de rosas.

El resumen de toda esta parte es muy sencillo: mi cuerpo lo va a hacer todo por mi bebé, pero: ¿qué puedo hacer yo por mi cuerpo?; es decir: ¿qué puedo hacer yo por mí?.

Grupos de Preparación al Parto

 

Os voy a contar un programa muy particular que el Ayuntamiento de Madrid tiene en marcha para la preparación al parto.

Se trata del programa de salud materno-infantil, que se ofrece en algunos de los Centros de Madrid Salud.

Es un programa muy completo, puesto que se ofrece apoyo a los futuros padres y resuelve muchas dudas y cuestiones.

El equipo de personas que está implicado en este programa está formado por muchos profesionales, aportando cada uno de ellos su particular visión de la futura maternidad-paternidad. El equipo está formado por:

  • Matrona
  • Trabajador Social
  • Psicólogo
  • Pediatra

Las sesiones del programa son muy intensas, pero muy claras y resuelve las dudas que tenemos antes de dar a luz.

La matrona explica los cambios corporales que se producen durante la gestación, la dinámica del parto, la alimentación, gimnasia que como mujer embarazada podemos hacer para sentirnos mejor, las famosas respiraciones para el parto, lo que nos espera después, cuando nazca nuestro hijo o hija.

El pediatra habla sobre los cuidados y características del recién nacido, para darnos unas pequeñas nociones y sentirnos más seguros.

El psicólogo trata nuestras inseguridades, tanto de cada mamá, como la de la pareja.

El trabajador social, comenta las ayudas que tienen las madres y los padres, cómo hay que solicitar la guardería, o cómo acudir a los servicios sociales.

Es un programa muy completo, donde los profesionales hacen un seguimiento de las madres, de las parejas y posteriormente de los bebes. Por eso una vez pasado un tiempo, el programa da la posibilidad de acceder a unas sesiones post-parto donde estos mismos profesionales completan el programa.

Se habla sobre la alimentación, los cuidados, la higiene del bebé, la fiebre, las vacunas, etc.

El psicólogo apoya a las parejas, escuchando las inquietudes de todos, de la madre y del padre, los miedos y nueva situación.

Lo bueno de este programa es que los grupos que se forman son muy reducidos, por lo que el diálogo es fácil y rápido, resolviendo muchas dudas y problemas a cada una de las mamás.

Si estáis embarazadas y residís en Madrid, os recomiendo asistir a este programa, os ayudará a afrontar la nueva situación y a cuidaros.

Para ello podéis llamar al 010 y preguntar por el Programa Materno-Infantil de vuestro distrito.

¿Comer por dos?

En el momento que nos enteramos que estamos embarazadas todos nos aconsejan que cuidemos nuestra alimentación porque ahora debemos “alimentar a dos”, pero esto no es más que un mito.

Embarazada con 2 platos de comidaDurante el embarazo, al igual que en la lactancia, tenemos que seguir una dieta equilibrada. En esta dieta será muy importante el aporte de fibra (verduras de hoja verde), para evitar el estreñimiento; cocinar bien los pescados y las carnes, para evitar la toxoplasmosis; e ingerir alrededor de cinco piezas de fruta al día, evitando que sea después de las comidas, para asimilar mejor todas sus vitaminas.

¿Existen los antojos?

Aunque hay momentos puntuales en el embarazo en los que nos apetece mucho comer cierto tipo de alimentos, como pueden ser los que llevan mucho vinagre o los dulces. Este tipo de “deseos culinarios”, que normalmente llamamos antojos, son simples carencias de nuestro organismo o del bebé y nuestro cuerpo los pide porque los necesita.

¿Cómo evitar la toxoplasmosis?

Podemos contraer la toxoplasmosis a través de la verdura de hoja o las carnes, pero estos dos alimentos son muy importantes en nuestra dieta, por lo que tendremos que tener ciertos cuidados a la hora de ingerirlos.
Debemos lavar cuidadosamente las verduras (acelgas, espinacas, lechuga,…), existe un producto llamado amunika, que nos asegurará que estén libres de bichitos.

Por otro lado tenemos que cocinar muy bien la carne y evitar ingerir embutidos que no sean cocidos.
Si no puedes pasar sin un poquito de jamón serrano o lomo, congélalos al menos veinticuatro horas y ya no habrá problemas.

Siguiendo todos estos consejos y realizando un ejercicio físico moderado (caminar, natación…), conseguirás llegar al final de tu embarazo con 9 ú 11 kilos más, que es lo que recomiendan. Siempre y cuando estuvieras en tu peso ideal antes de quedarte embarazada, porque de no ser así, si estabas por debajo de tu peso engordarás algo más y si estabas por debajo algo menos; pero no os obsesionéis mucho con los kilos y disfrutad de vuestro embarazo.

Llega 5 mimitos!!

Como ya sabes, o estás a punto de aprender, en los tiempos que corren ser madre y además trabajadora no es nada fácil. Hasta hace pocos años, las mamás podían dedicar todo el día a sus bebés, y disponían de la ayuda de sus familiares y amigas. Pero ahora casi todas las madres somos trabajadoras y, por distintas razones, no podemos tener tanta ayuda. Por eso, muchas de nosotras hemos encontrado en Internet un aliado donde buscar información para aprender a cuidar a nuestros niños, pero también para ir de compras y así disponer de un poco más de tiempo de calidad para dedicárselo a ellos.

El problema es que realizar estas tareas en Internet también es laborioso, ya que hay que navegar por muchas webs y visitar muchas tiendas online si queremos encontrar lo mejor para nuetros bebés. Por eso, 5mimitos nace con la vocación de servir como sitio de referencia para conseguir la información y los productos más adecuados para el embarazo y los primeros años de nuestros hijos. Y para conseguirlo, 5mimitos nos envía una caja cada 2 meses con al menos 5 productos cuidadosamente seleccionados para en el juego, la estimulación y el cuidado de las mamás y sus bebés. Además, para hacernos la vida más fácil, el valor de los artículos en el mercado es superior al precio de la caja.

¿Por qué cada 2 meses?

Porque aunque los bebés crecen más deprisa de lo que nos gustaría, no es necesario saturarles con demasiados estímulos o actividades. Simplemente debemos facilitarles un desarrollo equilibrado y saludable de sus facultades, y tener en cuenta que cada niño es diferente y crece y madura a su propio ritmo.

¿Cómo se eligen los contenidos de las cajas?

Detrás de 5mimitos hay un equipo de madres y expertos en las diversas etapas del embarazo y crecimiento del bebé, que han probado y seleccionado cada producto pensando en sus propios hijos. Este es un trabajo en constante evolución y siempre estaremos trabajando en incorporar los mejores productos que surjan en el mercado.

Si quieres sacar partido de todas estas ventajas, confía en nosotras y disfruta de más tiempo de calidad con tu bebé.

 

Las molestias durante el embarazo

 

Durante el embarazo sufrimos cambios fisiológicos que vienen acompañados de diversas molestias. No todas sufrimos igual, cada embarazo es diferente y la forma de llevarlo también.

Las estrías, que son roturas de la piel debido a la distensión tanto del abdomen como del pecho y que si se alcanza un exceso de peso, son más numerosas. Aconsejo aplicar durante todo el embarazo una crema antiestrias y aceite rosa de mosqueta, para aquellas que ya han aparecido. Cuidado con las cremas, que tienen que ser aptas para el período de embarazo, por ello es recomendable consultar al médico.

Se producen ardores de estómago, en diferentes momentos del embarazo, pero sobretodo en el tercer trimestre. Es recomendable hacer cinco comidas al día, en pocas cantidades, evitar alimentos de difícil digestión y dormir con la cabeza un poco más levantada para evitar los reflujos. Cuidado con tomar antiácidos, no todos están recomendados para el embarazo, por la posible toxicidad que se puede producir al bebé.

Las manchas en la piel, son bastante habituales y pueden aparecer en la cara, abdomen y pechos. Recomiendo una buena crema protectora de factor muy alto.

Debido al sobrepeso y el crecimiento del bebé, nuestro centro de gravedad cambia y se pueden producir dolores lumbares e incluso ciática. Para evitarlo es conveniente llevar una dieta sana para no tener una gran subida de peso y en caso de que aparezcan dichos dolores, la natación (evitando el estilo braza), mejora y disminuye el dolor. También existen fisioterapeutas especializados en embarazadas que pueden ayudar a reducir los dolores de espalda.

Es muy frecuente la hinchazón de pies, debido a la acumulación de agua contenida en el cuerpo. Da muy buen resultado poner los pies en alto, evitar cruzarse de piernas, beber mucho líquido, hacer una dieta sana, llevar un zapato cómodo ni muy plano, ni con mucho tacón y dar paseos cortos evitando las horas de más calor.

Las varices suelen aparecer por el aumento de peso que afecta a las articulaciones inferiores. No todas las mujeres las desarrollamos, tienen un componente genético que favorece su aparición.

Para prevenirlas, es conveniente dormir con las piernas más altas que el tronco, evitar los baños demasiado calientes, la exposición prolongada al sol y el uso de cera caliente para la depilación.

Nuestras encías son más sensibles debido al incremento de hormonas y se producen mayor número de infecciones. Así mismo la saliva lleva una sustancia rica en azúcar que produce el deterioro del esmalte dental. Los dientes se resienten y es necesario hacer revisiones dentales, para que el dentista valore dichos problemas.

Las uñas durante los meses del embarazo tienden a romperse debido a falta de ciertos nutrientes, por ello es necesario hacer una dieta variada y saludable.

No siempre se sienten todas estas molestias a la vez, depende de cada mujer y de cada embarazo. Es necesario cuidarse para evitar algunas o llevarlas mejor.