Jugando en la arena de la playa

Cuando llega el verano, un destino habitual en las vacaciones es la playa, un lugar fascinante y de lo más estimulante para los más pequeños de la casa.

Bebé jugando en la playaLa edad ideal para empezar a llevarles es a partir de los 12 meses de vida, ya que, cuanto más pequeño es el niño, más aprende a través de sus sentidos, y el olor del mar y la arena de la playa son ideales para su estimulación. Así que ya sabéis, si vais a la playa no os podéis olvidar de los juguetes de toda la vida, el cubo, la pala y rastrillo, y algunos moldes para poder sentaros y jugar, en la arena con vuestros peques.

Además, tanto el agua como la arena son elementos que estimulan los sentidos, fomentan el crecimiento y el desarrollo, y ayudan a la coordinación motora de los niños.  Así que cuando vamos a la playa con nuestro bebé es importante incentivar juegos en la arena, que estimularán su capacidad motriz y su creatividad.

También puedes crear juegos simples para entretener al niño. Por ejemplo, cuando una ola este a punto de mojar el cuerpo del bebé, papá o mamá, lo levante. Este juego les pone a la expectativa y a la espera de la siguiente ola, porque saben que serán levantados. Cerca de la orilla del mar, también se puede cavar un hoyo para que simule como una piscina donde el bebé puede entretenerse, y chapotear sin preocupaciones.

Otra idea es construir castillos de arena, siempre que te hayas acordado de coger el cubo y la pala, el bebé te ayudará a mover arena de un sitio a otro.

Además, andar por la arena puede ser muy beneficioso para los primeros pasos del niño, ya que al ser una superficie fina, y ofrecer rugosidades e irregularidades, se estimula el tacto en los pies del niño y le incitan a seguir. Fíjate en que  la arena no esté muy caliente y que el agua no esté demasiado fría, para evitar complicaciones.

Jugar con el agua y la arena es también beneficioso para los niños muy movidos, ya que este tipo de juego puede tener un efecto tranquilizador sobre los ellos, y les ayudará a concentrarse, compartir y serenarse. Sólo hay que tener cuidado para que los más pequeños no intenten llevarse la arena a la boca. Estate pendiente siempre.

Por último, y casi lo más importante, recuerda que la piel de bebé es muy sensible, con lo cual debes protegerle bien del sol.

¡Al agua patos! Beneficios de la matronatación

Con el calor del verano una ya no sabe qué hacer para que los peques estén fresquitos. Pero aunque sean pequeños a ellos también les gusta hacer “cosas de mayores”, como bañarse en la piscina. A mi peque le encanta y si encima está su hermana también bañándose, pues mucho mejor.

Mamá enseñando a su bebé nadarAunque ahora no puedo con mi hija mayor, estuve yendo a matronatación, y la verdad es que fue genial para las 2, ya que tiene muchos beneficios para los más pequeños, como por ejemplo para:

  • Desarrollo psicomotor: Cuando tu peque aún no anda encuentra en el agua la posibilidad de moverse tridimensionalmente, sintiendo mucha mayor la libertad y continuidad de movimientos. Aún siendo tan pequeños, comienzan a tener ciertas nociones de desplazamiento y distancia de una gran riqueza y sensibilidad, lo que le ayudará a tener  una mayor coordinación motriz, por ejemplo, al gatear o comenzar a andar.
  • Fortalecimiento del sistema cardiorrespiratorio: La natación fortalece el corazón y los pulmones. Debido al trabajo respiratorio que se realiza en el agua se aumenta la eficiencia en la oxigenación y traslado de la sangre.
  • Aumenta el coeficiente intelectual: Está demostrado que los bebés que han hecho natación en los 2 primeros años de vida desarrollan una percepción mayor del mundo que los rodea, con lo que ya están aprendiendo a ser más creativos y observadores. El agua estimula la capacidad de juego del niño, lo que le ayudará mucho para otros aprendizajes.
  • Mejora y fortalece la relación afectiva y cognitiva entre bebé-mamá-papá: el poder jugar en la piscina con sus papás le llevará a compartir situaciones ricas y profundas que no sucederán de otra forma, pues se van a juntar las reacciones innatas e instintivas del bebé con las propias vivencias que genera la práctica de la natación, que sin duda ayudaran al conocimiento mutuo, alimentando el amor y orgullo de mamá y papá.
  • Inicia la socialización sin traumas en un ambiente lúdico y recreativo: La convivencia en la piscina con otros niños le ayudarán a relacionarse mejor, y además aprenderá a compartir y realizar actividades junto a otras personas. El bebé adquiere más confianza para comunicarse y desarrollarse en grupo, ya que estará en constante contacto con otras personas.
  • Desarrolla las habilidades vitales de supervivencia. Un ejemplo de ello es que aprenden a girarse sobre su espalda y flotar ante una caída al agua.
  • Ayuda al bebé a relajarse: Los ejercicios suaves, combinados con el agua a una temperatura agradable, relajarán al bebé y estimularán su apetito, con lo que comerá y dormirá mejor.
  • Ayuda al bebé a sentirse más seguro: Ya que disfruta mucho aprendiendo a nadar al sentir que sus padres tienen su atención concentrada en él.

Y además termina agotado, así que después de un rato jugando en el agua, seguro que se dormirá una buena siesta.

Ideas para entretener a los bebés en los viajes en coche

El fin de semana pasado nos fuimos de viaje en coche para dejar a mi hija de 6 años (la mayor) en la playa con los abuelos. Con ella no hay problema durante el viaje, porque se pone sus películas o si no, jugamos al “veo veo”, vamos contando coches de algún color, cantamos, planteamos adivinanzas sencillas, jugamos a lBebé en el cocheas palabras encadenadas, a simón dice… Con ella viajar es más entretenido y se nos pasa el tiempo volando, pero con el peque, que sólo tiene 17 meses y aún es un bebé, es algo más complicado, porque se cansa enseguida y no se entretiene mucho tiempo con nada. Y aunque siempre se duerme un rato, el resto del tiempo, se le hace muy pesado. Por eso os comento algunas cosas que me han funcionado en el viaje de vuelta, porque en el de ida no iba tan preparada 😉

 

  • Llevar siempre comida y agua suficiente. Si tienen hambre o sed se ponen más “pesaditos”, y el mío es un tragoncete, así que unas galletas a mano siempre funcionan…
  • Llevar siempre música infantil, que podáis ir cantando todos, y si además se puede ir bailando con ellos, mejor.
  • En las paradas que efectúes, asegúrate que hay un sitio donde tu peque pueda estirar las piernas y correr un poco para que queme las energías acumuladas.
  • Llevar algún juguete pequeño o libros tipo puzzle que le gusten; se entretendrá un rato. Eso sí, procura que no sea un juguete que haga ruidos molestos ni fuertes, para que no desconcentre al conductor. Otra buena opción es una marioneta mientras te inventas un cuento de esos que les encantan.
  • No te digo que te lleves un reproductor de CDs, porque eso seguro que ya lo has probado y además a ciertas edades no les entretiene mucho.

Espero que esto te sirva para que paséis un viaje más ameno, ¿Qué trucos utilizas tú?

Jugando con pompas de jabón

Como estamos en verano y hace calor, un buen juego para entretener a nuestro peque de cualquier edad son las pompas de jabón.

Bebé haciendo burbujasCuando empieces a hacer pompas de jabón, (mejor en el exterior que dentro de casa) verás como tu niño se quedará como hipnotizado, luego pondrá esa carita de asombro que tanto te gusta y por fin se reirá a carcajadas. Las burbujas son mágicas para los peques, porque flotan en el aire, no se sabe hacia donde irán, ni tampoco cuanto tiempo pasará hasta que exploten y desaparezcan.

Con este juego mantendrás a tu bebé entretenido mientras se divierte estimularás su curiosidad. Si además él quiere hacerlo solito, mucho mejor, porque así desarrollará la capacidad de soplar, que le ayudará a perfeccionar el control de la respiración, también la capacidad de percepción, y desarrollará la coordinación entre la vista y los movimientos de las manos, al intentar cogerlas, ya que esto le ayudan a trabajar el sentido de la anticipación y a coordinar mejor sus movimientos.

Como puedes ver con este juego son todo ventajas que ayudan positivamente a tu bebé, además puedes comprar el pompero en un montón de sitios o si lo prefieres fabricártelo tu mismo.Pompero burbujas

Aquí te doy la receta, para que tus pompas sean resistentes:

  • Mezcla 2 partes de agua
  • Con una de detergente líquido (el que usas para fregar los platos, sirve perfectamente)
  • Añade además una cuchara de glicerina o azúcar glace.
  • Coge 3 pajitas de refrescos, córtalas por la mitad y pégalas con celo.

 

Si sigues la receta mágica, cuando soples verás como las pompas salen en todas las direcciones y eso divertirá mucho a tu hijo.

Para unas pompas enormes, también puedes utilizar un colador o embudo, si usas el colador no te olvides de quitar la rejilla, o si prefieres usar una percha de alambre y darle forma de raqueta también funcionará, y con todos conseguirás en mismo resultado, cuando lo mojes en el cubo con la mezcla de jabón y sacudas la mano, tu peque se quedará impresionado con la súper burbuja que conseguirás hacer.