La importancia de las rutinas y los límites en la educación de mis hijos

Cada vez me doy más cuenta de lo importante que es que los niños tengan rutinas y límites en casa, ellos además nos lo agradecen y les parece raro cuando van a casa de amigos y hacen lo que quieren sin que sus padres digan nada. Es curioso, cómo va calando en los niños la educación que les damos y les parece raro cuando algún niño está muy “asalvajado”, mi peque no entiende cómo lo padres no le dicen nada ni le castigan. Me hace gracia cuando me dice que prefiere cómo lo hago yo 🙂

En casa tenemos unas rutinas y normas muy básicas, ellos ya están acostumbrados y la verdad es que así la convivencia es más agradable. Lo que no quita, que se peleen y haya que estar detrás de ellos también.

Las rutinas aportan seguridad y confianza en los niños. Los niños que siguen rutinas diarias suelen ser más seguros de sí mismos, confían más en el resto de las personas y perciben el mundo con mayor optimismo, en comparación con aquellos que no siguen rutinas.

Mis hijos son super tímidos, y las rutinas hacen que puedan anticipar lo que va a pasar y se sientan más tranquilos.

Desarrollan la independencia, como es lógico si ellos saben lo que va a pasar en determinado momento, lo pueden hacer solitos y no necesitan que estés tu haciendo todo.

Otra ventaja, es que no tienes que estar todo el día detrás de ellos para que hagan lo que toca, ellos ya lo conocen y como lo tienen incorporado a su rutina, no les cuesta.

Y si además, hay estudios que demuestran que los niños que tienen rutinas bien estructuradas muestran un mejor desarrollo psicológico a largo plazo, pues mucho mejor.

También, hay que establecer ciertos límites, para ellos sepan hasta donde pueden llegar, de manera que aprendan a respetar al resto de los miembros de la familia y no convertirles en pequeño tiranos. La verdad es que según mi experiencia ellos también los necesitan, sino hay veces que se sienten casi hasta perdidos.

A la hora de establecer lo límites, habla con él y dale cierto margen de actuación para que vaya aprendiendo, explore y descubra poco a poco sus intereses, capacidades y limitaciones.

Además,  enséñale a separar los sentimientos de la acción para no crear frustraciones. Las normas deben ser claras y coherentes e ir acompañadas de explicaciones lógica, tal como explicamos en este post anterior.

No podemos olvidarnos que tienen que saber lo que ocurre si no hace lo que le pedimos, en este caso a mi me gusta usar refuerzo positivo.

En casa, aunque ha llevado su tiempo, los niños han aprendido bien y además saben que sino cumplen, luego no podrán tener su “recompensa”, que normalmente son planes con amigos, que es lo que más les  motiva , así que intentan cumplirlo siempre.

Ya sabes, cada niño es un mundo, aunque en casa, es muy importante que mantengamos las mismas rutinas y limites para todos, pero adaptando las recompensas y reconocimientos a sus gustos.

Espero que estos consejos te sirvan, a mi me ha funcionado con mis niños, la mayor ya tiene 12 y el peque 6 años, y la verdad que aprendo de ellos todos los días y me sorprenden también sus conclusiones y comentarios.

También me gusta saber por ellos que toda la educación que les estamos dando sirve para algo y ellos lo agradecen.

¿Y tú cómo lo haces con tus hijos?

 

Autor: 5mimitos

5mimitos.com, tu blog de juegos educativos y consejos para mamás, bebés y niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *