¿Es bueno coger al bebé en brazos?¿Hasta qué edad?

¿Es bueno coger al bebé en brazos?¿Hasta qué edad? Estas son algunas de las preguntas que nos hacemos cuando somos mamás primerizas, ¿cómo acertamos?  Con el segundo siempre es más fácil ya tenemos la experiencia del primero…Papa cogiendo a su bebe

Leyendo el libro de Portate bien de Maria Luisa Ferrerós, ella nos cuenta que no hay nada bueno o malo respecto a la educación de los hijos, todo depende del motivo que nos lleve a hacerlo. Por ejemplo, cogerlo es brazos puede ser muy beneficioso para el niño o muy perjudicial, porque no es lo mismo que el niño lleve un ratito quejándose y el padre cansado, lo coge, en contra de sus convicciones, simplemente, “para que se calle”, que una madre orgullosa de su bebé que lo coge cariñosamente para achucarlo un poco.

Como madre primeriza, yo era estrica respecto a coger a mi niña en brazos… la verdad es que no dejaba a los abuelos que la despertaran cuando estaba dormidita, si estaba despierta si que la podían achuchar, pero a veces no lo entendían…

Si sólo lo cogemos para que se calle, o coma o se duerma, el bebé sabrá para lo que es y casi siempre conseguiremos el efecto contrario. Los bebés son pequeños pero no tontos, como me decían en la guarde de mi niña, y es verdad, saben mucho, pero también necesitan a sus papás y los mimitos de ellos.

Aquí os dejo algunas ventajas de cogerlo en brazos:

  • Al oir el latido de nuestro corazón, nuestro peque se tranquiliza, se siente relajado y le transmitimos seguridad.
  • El calor, la ternura con la que lo cogemos hace que se sienta querido.
  • Aprende a transmitir sentimientos a través del contacto físico.
  • Aprende a interrelacionarse socialmente.
  • Le estimula el cerebro a través de los impulsos multisensoriales que recibe.
  • EL cambio de postura y el bablanceo son importantes para su desarrollo psicomotriz.

El objetivo al cogerlo, debe ser siempre comunicarnos con él, demostrarle nuestro afecto y, en definitiva, disfrutar de nuestro bebé.

Lo que tenemos que tener cuidado es que el pequeño lo utilice como un chantaje, porque está cansado y no quiere andar o simplemente no quiere obedecer. Ese es el momento en el que hemos de decir basta, aunque a veces sea difícil o se coja una rabieta en mitad de la calle.

Yo reconozco que les he achuchado siempre, me encanta, y mi peque es super mimoso y se sigue dejando así que yo encantada 😉

¿Y vosotrs qué opináis de coger al bebé en brazos?

Fdo: Ana Molleda, La mamá de 5mimitos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *