El tiempo de juego del niño

[author] [author_image timthumb=’on’]http://5mimitos.com/wp-content/uploads/2012/05/AlejadraAlfaro.png[/author_image] [author_info]Alejandra Fernández Aladro. Psicóloga infantil y familiar de orientación sistémica que desde .oO PequeEnFamilia Oo. ofrece apoyo a familias con niños y adolescentes a través de asesoramiento puntual, orientación, talleres familiares, escuelas de familias y terapia individual y familiar, siempre desde la cercanía y para todas aquellas cuestiones que nos generan dudas en el día a día familiar.[/author_info] [/author]

Todos pensamos que el juego es una mera actividad de ocio, pero desde que nacen hasta los 3 años, el juego es su principal forma de aprendizaje.

A través del juego pueden ir adquiriendo habilidades que van a necesitar en su día a día; es por este motivo por el que debemos dedicar un tiempo especial para que nuestros pequeños jueguen.

Podemos pensar que ya se pasan todo el día jugando, aunque si realmente nos fijamos, pasan muchas horas al día sin hacer algo específico. Se van entreteniendo con los objetos que puedan tener a su alcance, observando lo que ocurre a su alrededor… pero no siempre están jugando.

Es por este motivo que deberíamos reservar un momento específico al día para realizar una rutina de juego, un “tiempo de juego”.

Este tiempo de juego, debería estar dividido en tres partes que varían las unas de las otras en la intensidad de la actividad:

La primera parte del tiempo de juego, debería llenarse con actividades de alta intensidad que impliquen gran cantidad de movimiento y traslado de un sitio a otro; de esta forma estaremos ayudando a adquirir y potenciar destrezas en el gateo, caminando o corriendo y en el control del equilibrio, todo según la edad que tenga nuestro hijo.

 

niño pompas

 

Durante la segunda parte, iremos bajando la intensidad de la actividad potenciando actividades más relajadas, en las que ayudemos a que nuestro hijo permanezca sentado mientras realiza el juego. Con este tipo de actividades potenciaremos la atención, la concentración, así como las destrezas y habilidades de psicomotricidad fina.

Abc-123 aprende con los bloques de madera

Y por último deberemos reservar un pequeño espacio para realizar alguna actividad relajante, como la lectura de un cuento o escucha de música relajante acompañado de masajes y caricias.

 

niños tumbados

 

En artículos posteriores os iremos dando ejemplos específicos de actividades en cada una de las partes del tiempo de juego adecuadas a la edad de los niños.

 

Fdo: Alejandra F. Aladro. Psicologa

Un comentario en “El tiempo de juego del niño”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *