Cuidarte tú para cuidar mejor a tu bebé

Como continuación de mi post anterior, hoy os quiero ampliar  la información de por qué es tan importante tener un ratiro para ti.

No es necesario hacer una escapada de fin de semana en pareja, o pasarse todo un día fuera de casa “desconectando”, simplemente con encontrar una media hora al día en la que la madre pueda darse un baño relajante, con esencias y aromas, mientras el bebé está siendo cuidado por el padre y que luego la situación se invierta y que el padre disponga de media hora para hacer una actividad que le permita relajarse, es suficiente en los primeros meses de vida del pequeño.

FamiliaconMellizos
Fuente: Pinterest

Para poder hacer esto es necesario que podamos seguir unas pequeñas pautas:

Comunicación entre la pareja: si entre los miembros de la pareja existe comunicación, entre los dos se puede llegar a acuerdos sobre horarios para el uso y disfrute del tiempo personal y del tiempo en pareja.
Reparto y prioridad en las tareas: No todo tiene que recaer en una de las figuras; hagamos una lista de tareas prioritarias que hay que cumplir en el día a día y hacer un reparto equitativo entre los miembros de la pareja.

Red de apoyo: abuelos, amigos, tíos y primos, cualquier persona cercana y de confianza que pueda darnos su apoyo y su ayuda. Pedir ayuda es sano, no debemos ser superhéroes, simplemente padres.

El bienestar de nuestros hijos depende del nuestro, si nosotros no estamos bien y no nos cuidamos, no estaremos al 100% para cuidar de nuestros pequeños.

 

Fdo: Alejandra F. Aladro. Psicologa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *