Combatir los miedos infantiles

Nadie nos prepara para ser padres. Desde que nace y mientras que el niño va creciendo debemos ir aprendiendo con él a superar diferentes obstáculos.

Por eso, iniciativas como estas de Fluff me gustan y me apasionan tanto, porque es una verdadera ayuda para el niño y para los padres.

 fluff

¿Conoces a los muñecos de Fluff?

Culito Rana, Colchón, Gamberro y Edredón forman esta magnífica familia, en la que entre todos ayudan a combatir los miedos infantiles, y cada uno de ellos cumple un rol.

Pero no te creas que es magia. Estos muñecos conllevan un trabajo de los padres y de los niños, pero gracias a Fluff, lo que si consiguen es guiarte y hacértelo más fácil.

¿Cómo?

Con cada muñeco viene una guía ebook para los padres, donde especifican todos los pasos que puedes dar con el muñeco y algunos consejos sin él para que entiendas un poco mejor qué pasa por la mente de los peques.

Además el equipo de Fluff y su psicóloga están siempre dispuestos a ayudarte: si durante la lectura de alguno de los eBooks te surge alguna duda o dificultad a la hora de poner en práctica los consejos, puedes escribir a la psicóloga Marta Rueda y ella te responderá.

Estas guías te serán útiles tenga o no miedos tu bebé, ya que también son útiles en la crianza diaria del recién nacido,  durante la entrada al cole o al escuela infantil. En la mayoría de los casos, son estrategias que nos ayudarán a fortalecer el vínculo afectivo con el pequeño y a entender mejor su mente.

banner fluff

Culito Rana: Sana, sana culito de Rana, si no se cura hoy, ¡se curará mañana!

Culito Rana se sumerge en la sanación psicológica de nuestros peques. Para que el niño o niña supere el miedo al dolor, el miedo a ir al médico o el miedo a la hospitalización.

culito rana comprar

Gamberro: Educando sin rabietas…

Encontrado como nueva especie en el interior del cráter de un volcán, Gamberro aparece en la vida de nuestros pequeños para evitar rabietas y el miedo al rechazo. Su asombrosa evolución, que combina la cabeza de perro con el cuerpo de gamba rosada, hace que el niño adquiera el toque de personalidad necesario para evitar las rabietas que le llevan a temer el rechazo.

comprar gamberro

Colchón: Riendo se espantan los miedos nocturnos

Bajando del cocotero donde se formó su cuerpo a causa de un rayo, Colchón consigue que los niños y niñas eludan sus miedos nocturnos derrochando simpatía. Su enorme carcajada y su peculiar gesto divierte al peque alejándole del terror que le puede generar la noche, cerca de risas y lejos de lágrimas.

 comprar colchon

Edredón: Que diga “adiós” a sus miedos nocturnos…

Ataviado con su traje de caco de noche y tirando de su saquito verde, Edredón pretende hacer soñar y evadir de miedos nocturnos a los más peques del hogar. Su cuerpo rechoncho y sus divertidas facciones hacen de él un compañero indispensable del niño o niña en la lucha contra el terror a dormir en soledad.

 comprar edredon

Pero… ¿Quiénes son los padres de estos 4 adorables y valientes muñecos?

Una psicóloga infantil que ampliaba su currículum de colegio en colegio, Marta Rueda  y un diseñador que soñaba con volcar su surrealismo figurativo cerca de los niños por y para un fin,  Alberto Romero, decidieron crear una empresa donde la ilusión, la creatividad, los valores sociales, la ecología y la tecnología estuvieran presentes para ayudar a peques y no tan peques.

equipo fluff

Así fue cómo surgió lo que a priori parecía un “Psicodiseño” y se acabó convirtiendo en Fluff, una empresa dedicada a construir vidas y sueños infantiles sin miedos a los alrededores.

Nació en 2010 tomando el rumbo de la innovación en el sector juguetero.La ideade la marca era clara, “aportar calidad en toda la cadena de elaboración del juguete”, desde un buen diseño con originalidad, hasta la utilidad en la ayuda a padres y niños ante las dificultades en la educación. Todo ello estando concienciados con el medio ambiente y los derechos humanos.

Como nos comentan sus creadores: “desde un inicio siempre fuimos fieles al espíritu revoltoso de un niño que tiene que ser niño y no adulto antes de tiempo. Una vez escogida nuestra esencia, tocaba hacer lo más divertido: ser niño: jugamos, cantamos, reímos vivimos la empresa como una segunda infancia, y lo mejor de todo es que lo contagiamos.”

 

FDO: @latiamolona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *