Cómo y cuándo quitar el pañal

¡MAMÁ, ME HAGO PIS!

¿Cuántos de vosotros, papás, os habéis obsesionado con quitarle el pañal a vuestros enanos? Seguro que muchos, entre los que se incluye esta servidora.

Según los pediatras, lo ideal es que el niño aprenda a sentarse en el váter hacia los dos años pero lo normal es que este aprendizaje esté asentado hacia los dos años y medio o incluso, tres años.

Conviene señalar que por mucho en que nos empeñemos en que el niño aprenda, si no está preparado, tanta insistencia no servirá de nada. Además de estas premisas, considerar que es primordial “dejarse llevar” al principio por el humor escatológico, lo que ayudará al niño a sentirse más cómodo tratándose del hábito rutinario más natural.

Niño haciendo pipi

Jo Frost, la escritora del libro “Supernany” nos aconseja aprender a detectar los indicios de que nuestro hijo necesita ir al baño; conviene no vestirle con ropa complicada; recordar la cantidad de líquido que bebe al día; preguntarle que nota en la tripita cuando siente esa necesidad; preguntarle en repetidas ocasiones si quiere hacer pis; y animarle a ir al baño contigo en esta fase de aprendizaje pero si prefiere intimidad porque es tímido, dársela sin problema para que no se sienta mal.

 

 

Es importante no acotar el espacio de aprendizaje, que experimente lo que es hacer pis en otros lugares diferentes al de casa, al margen de que antes de salir, tomes la iniciativa y le propongas una visita al baño.

¿Orinal o váter? Cuando están en esta fase conviene usar un orinal frente al váter donde le cuelgan las piernas y no tiene dominio total de su cuerpo ya que se sujeta con las manos. El orinal debe ser sencillo, pero conviene tener también otro para los viajes.  Cuando empiece a dominar la situación pásale al váter y proporciónale un escalón para acceder sin problemas. Aprovecha entonces para asociar el uso del váter con la higiene.

Es importante para vosotras mamás, pero también papás, que seáis constantes, que tengáis calma y no sobrecarguéis la situación con culpas innecesarias. Los accidentes también ocurren, una vez, superado el aprendizaje. Esto sucede cuando los niños se ponen nerviosos o están muy distraídos. Restarle importancia y resolverlo con naturalidad. Pero también cuando diga que quiera ir, ¡no le hagáis esperar! Si sucede en la cama, es que los pañales se han quitado demasiado pronto aunque a  veces viene asociado a situaciones externas como nacimientos, mudanzas o pesadillas. Si la oscuridad atemoriza al niño, déjale un orinal cerca de una luz nocturna. Verás como así se anima.

pis

Frost nos propone unas normas básicas:

–          Elogios y recompensas- La ropa con dibujitos es un estupendo incentivo

–          Coherencia- No interrumpas el proceso por ningún motivo con pañales braguita. Sólo le confunden

–          Rutina- Dale tiempo para que vaya al baño antes de salir de casa

–          Límites- Ponte expectativas realistas.

–          Disciplina- Refuerzo positivo.

–          Advertencias- Pregúntale las veces que sean necesarias si necesita ir al baño.

–          Explicaciones- Enséñale que se siente cuando se tienen ganas de ir al váter.

–          Contención- Réstale importancia si se le escapa.

–          Responsabilidad-  Anima a tu hijo a que se lave las manos y se limpie cuando sea capaz.

–          Relajación- Plantéate este aprendizaje de forma abierta.

 

 

FDO: Olga Quintanilla, periodista y madre.

 

 

 

 

Un comentario en “Cómo y cuándo quitar el pañal”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *