Matronatación

La natación para bebés conocida como “matronatación” es una práctica novedosa de la actividad física orientada a que nuestros bebes tomen contacto y experimenten en el medio acuático.

Además de que nuestros más pequeños disfruten esta práctica tiene muchos beneficios como paliar trastornos y patologías, mejorar la adaptación a la escuela, prevenir accidentes en este medio, y hasta lograr un vínculo afectivo con los padres.

matronatacion

 

¿Cuando debe ir nuestro bebé a matronatación?

Nuestro bebé puede ir a matronatación desde el tercer mes (algunos antes) hasta los 3 años, en el transcurso de este tiempo, como cualquier otra actividad la dificultad y complejidad de las sesiones debe aumentar progresivamente a medida que este va creciendo.

 

Los beneficios que esta actividad pueden tener en el bebé son:

  1. Desarrollo psicomotor: Conocimiento de su esquema corporal, capacidad perceptiva, equilibrio, movilidad y orientación.
  2. Conocimiento del medio y autonomía del niño en el agua.
  3. Fortalecimiento del sistema cardiorrespiratorio.
  4. Ayuda al sistema inmunológico.
  5. Aumenta el coeficiente intelectual.
  6. Iniciación al ambiente social en un ambiente lúdico y arropado por los padres.
  7. Desarrolla las habilidades vitales de supervivencia.
  8. Ayuda al bebé a sentirse mas seguro y a relajarse.

Las sesiones deben ser en grupos muy reducidos, lo normal es ver grupos de 3-4 bebés y comenzar con un tiempo de 15 o 20 minutos, e ir incrementando la duración de la sesión 5 minutos cada día. Se recomienda que la sesión sea 2 veces a la semana y pudiendo alternar el padre y la madre. Y hay que tener en cuenta la hora de estas clases, pensando en los pequeños ya que no podrán realizarse a primera hora de la mañana o después de comer o a ultima hora de la tarde, ya que este no estará en condiciones de realizar la sesión correctamente. Hay que respetar su ciclo vital.

Los contenidos principales a desempeñar en los cursos serán:

  1. Contenidos motores como la flotación dorsal y ventral.
  2. Movimientos de miembros inferiores y superiores.
  3. Respiración: ritmo respiratorio y pausa respiratoria.
  4. Coordinación brazos-piernas.
  5. Orientación.
  6. Comprensión de tareas.

En mi caso, como padre,  esta experiencia me ha servido  para estar más en contacto con mis hijos y aprovechar esta etapa ya que nunca mas se volverá a repetir. Muchas veces meterse en la piscina en los meses de invierno no apetecía  pero me sacrificaba por ellos. Luego cuando ves los avances te sientes  muy reconfortado al verlos como van evolucionando.

FDO: el papá de 5mimitos

 

 

Un comentario en “Matronatación”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *