Ejercicio durante el embarazo

Si pensamos en una de las armas más importantes que tenemos para estar sanos, una de las primeras que nos vienen a la mente es el ejercicio físico. Gracias a este, nuestro sistema músculo-esquelético es más elástico, fuerte y resistente, nuestro sistema cardiovascular funciona mejor, nuestro estado general es más enérgico, somos más resistentes a las infecciones porque mejoramos el sistema inmunológico… En definitiva: es fundamental hacer ejercicio.Embarazada haciendo yoga

La pregunta, en este caso, es: y ¿durante el embarazo?. Pues igualmente, no hay que dudarlo, hay que hacer ejercicio. Lo que ocurre es que en este campo nos encontramos con muchas ideas y opiniones que, en ocasiones, se contraponen. Por ejemplo, si hay ciertos deportes que no se deben practicar, que si no es buena la natación por la posibilidad de coger infecciones, que si en el primer trimestre no se debe hacer deporte por riesgo de aborto… Pues vamos a intentar poner un poco de orden.

Lo primero es que el ejercicio hay que realizarlo durante todo el embarazo (y antes y después, claro está), y se puede hacer deporte durante el primer trimestre, aunque esto hay que comentarlo concretamente; el problema de hacer deporte y, por tanto, esfuerzos más bruscos, está en el hecho de que es la etapa más propensa en el embarazo a la hora de poder sufrir un aborto. Pensemos que cuando el espermatozoide y el óvulo se juntan, comienza la división celular que, tras una serie de pasos, dará lugar a un embrión que tendrá que “asentarse” en el útero, y es en este proceso donde ocurren la mayoría de los abortos, ya que puede ocurrir algo que impida ese asentamiento y, por tanto, se interrumpa el embarazo. Y ¿eso podría ocurrir haciendo ejercicio?; la respuesta sería: eso puede ocurrir por muchos motivos (algunos de ellos sin causa conocida), entre los que se encuentran los traumatismos. Un golpe fuerte podría producir un aborto, sí. Pero, para tranquilizarnos, tengamos en cuenta que hablamos de un golpe muy fuerte, y eso no es tan habitual (caída por escaleras, accidente de tráfico…). Es muy frecuente que una mujer embarazada se golpee en la tripa con algún objeto, se lleve un gran susto (cosa comprensible totalmente) y que todo quede ahí, ya que el embrión está absolutamente protegido por capas musculares, bolsa, líquido amniótico, etc.

Pero también es cierto que hay deportes más adecuados que otros, y la diferenciación es bastante sencilla: todos aquellos deportes de impacto son desaconsejables. Es decir, deportes como el esquí o las artes marciales, en los que se puede sufrir alguna caída brusca o impacto directo, hay que dejar de hacerlos, por precaución. Otros deportes como el tenis, el paddel o el baloncesto, a modo de ejemplo, en los que, pese a no ser bruscos, podríamos sufrir un golpe con una pelota, pues podríamos decir que están desaconsejados, pero no por la imposibilidad de hacerlos, sino por ese riesgo de un posible accidente. Esto parece que nos va reduciendo el grupo de deportes permitidos, pero siempre tenemos que verlo como algo preventivo y por la salud de la mamá y del bebé, aunque nos suponga dejar de lado durante unos meses nuestro deporte preferido. Los que sí podemos hacer son los que siempre recomendamos como saludables y no lesivos (si se hacen correctamente), y son la natación, el pilates y el yoga.

Y hoy hasta aquí, otro día continuamos con más consejos sobre el ejercicio durante el embarazo.

2 opiniones en “Ejercicio durante el embarazo”

  1. Hola! Estaba buscando cosas sobre ejercicio y embarazo y me he encontrado con este blog! Es cierto que entran un montón de dudas sobre qué ejercicio hacer. Por si a alguien le puede servir, añadiría que durante el embarazo, por la acción hormonal, nuestros tejidos se vuelven más laxos y eso puede producir, que al realizar movimientos bruscos, nos lesionemos. Una manera genial de hacer ejercicio saludable y divertido es el baile, aunque con ciertas adaptaciones como evitar saltos, posiciones forzadas y piruetas.
    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *