¡Al agua patos! Beneficios de la matronatación

Con el calor del verano una ya no sabe qué hacer para que los peques estén fresquitos. Pero aunque sean pequeños a ellos también les gusta hacer “cosas de mayores”, como bañarse en la piscina. A mi peque le encanta y si encima está su hermana también bañándose, pues mucho mejor.

Mamá enseñando a su bebé nadarAunque ahora no puedo con mi hija mayor, estuve yendo a matronatación, y la verdad es que fue genial para las 2, ya que tiene muchos beneficios para los más pequeños, como por ejemplo para:

  • Desarrollo psicomotor: Cuando tu peque aún no anda encuentra en el agua la posibilidad de moverse tridimensionalmente, sintiendo mucha mayor la libertad y continuidad de movimientos. Aún siendo tan pequeños, comienzan a tener ciertas nociones de desplazamiento y distancia de una gran riqueza y sensibilidad, lo que le ayudará a tener  una mayor coordinación motriz, por ejemplo, al gatear o comenzar a andar.
  • Fortalecimiento del sistema cardiorrespiratorio: La natación fortalece el corazón y los pulmones. Debido al trabajo respiratorio que se realiza en el agua se aumenta la eficiencia en la oxigenación y traslado de la sangre.
  • Aumenta el coeficiente intelectual: Está demostrado que los bebés que han hecho natación en los 2 primeros años de vida desarrollan una percepción mayor del mundo que los rodea, con lo que ya están aprendiendo a ser más creativos y observadores. El agua estimula la capacidad de juego del niño, lo que le ayudará mucho para otros aprendizajes.
  • Mejora y fortalece la relación afectiva y cognitiva entre bebé-mamá-papá: el poder jugar en la piscina con sus papás le llevará a compartir situaciones ricas y profundas que no sucederán de otra forma, pues se van a juntar las reacciones innatas e instintivas del bebé con las propias vivencias que genera la práctica de la natación, que sin duda ayudaran al conocimiento mutuo, alimentando el amor y orgullo de mamá y papá.
  • Inicia la socialización sin traumas en un ambiente lúdico y recreativo: La convivencia en la piscina con otros niños le ayudarán a relacionarse mejor, y además aprenderá a compartir y realizar actividades junto a otras personas. El bebé adquiere más confianza para comunicarse y desarrollarse en grupo, ya que estará en constante contacto con otras personas.
  • Desarrolla las habilidades vitales de supervivencia. Un ejemplo de ello es que aprenden a girarse sobre su espalda y flotar ante una caída al agua.
  • Ayuda al bebé a relajarse: Los ejercicios suaves, combinados con el agua a una temperatura agradable, relajarán al bebé y estimularán su apetito, con lo que comerá y dormirá mejor.
  • Ayuda al bebé a sentirse más seguro: Ya que disfruta mucho aprendiendo a nadar al sentir que sus padres tienen su atención concentrada en él.

Y además termina agotado, así que después de un rato jugando en el agua, seguro que se dormirá una buena siesta.

2 opiniones en “¡Al agua patos! Beneficios de la matronatación”

  1. Con la mayor estuvimos yendo a natación desde que era un bebé de pocos meses y hasta el año y medio, más o menos. Ella lo pasaba genial, porque era todo con juego y había varios niños más. De bebé no se enteraba mucho, pero hacía todos los ejercicios que nos decía el profesor, y ella parecía un patito más. Ahora con tres años, no se puede decir que sepa nadar, -va a ser por el impasse de mi embarazo, que no la llevamos a nadar- pero le encanta el agua, y aunque no le gusta nada mojarse la cara, siempre quiere ir o a la piscina o a la playa.

    1. Hola, gracias por tu comentario. Como ya sabes, hasta los 3 años no aprenden a nadar solitos. Por mi experiencia con mi hija mayor, realmente sin manguitos, con 4 años. También fui a matronación con ella desde que era un bebé. Con el segundo, ahora estoy aplicando lo que aprendía con ella y le encanta el agua, ya sea de la playa o la piscina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *