Diario de mi bebé

Cuando tienes un bebé el tiempo pasa muy rápido y siempre suelen decir: “aprovecha cada momento, que el tiempo corre”, así que os recomiendo hacer un diario de vuestro bebé.

Es un cuaderno, donde podéis apuntar todos los avances, y momentos especiales que vivís con vuestro hijo.

Mi propuesta es que compréis un bonito cuaderno, o lo hagáis vosotras y lo dividáis en diferentes apartados. No sólo es un documento donde se pueden pegar las fotos del bebé, de sus momentos, sino la descripción de sus avances y de sus cambios.

Mi recomendación es que el cuaderno lo vayáis haciendo durante el embarazo, porque cuando nazca el bebé, no tendréis mucho tiempo.

Propongo los siguientes apartados;

  • Unas hojas dedicadas a vuestras preocupaciones durante el embarazo, e inquietudes, para que al verlas escritas puedas racionalizar mejor las cosas.
  • Es importante que anotéis, en otro apartado, lo que ya tienes comprado para el bebé, su ropita, las cosas de la higiene, la cuna, las sabanitas, el cambiador, juguetes, muñecos, etc. y también apuntar lo que te han regalado y lo que te falta por comprar.
  • Incluso  podéis anotar las tiendas, páginas web y blogs dónde comprar o consultar dudas sobre temas de maternidad y comprar cosas que te pueden resultar útiles una vez haya nacido tu hijo.

Una vez que nazca el bebé:

  • Apuntar el peso, la longitud, el test de Agbar de vuestro hijo cuando nació.
  • Un apartado donde ir apuntando los datos de peso y longitud cada semana, para llevar un control de los mismos. Es importante sobre todo al principio saber si gana o pierde peso, porque en función de eso, los pediatras te indicarán las pautas de alimentación.
  • Incluso pegar unas gráficas de peso y longitud para conocer su percentil. Según sea niño o niña, las gráficas son diferentes.
  • Otra recomendación, al principio sobre todo, apuntar las tomas del bebé, ya sean de pecho o de biberón.
  • Con respecto a su alimentación, la introducción de los alimentos, cuándo se introducen y de qué manera.
  • Anotar las enfermedades y medicinas que toma o ha tomado, apuntar si tuvo reacción con las vacunas, etc.

Quizás esto anterior es más aburrido, pero mi consejo es apuntarlo, porque a veces los pediatras lo preguntan. Es importante llevar cierto control, que a veces algunos datos se olvidan.

Ahora viene lo más bonito y entretenido:

  • Anotar los avances del bebé, su primera sonrisa, cuando empieza a sostener la cabeza, cuando gira su cuerpecito, su gateo, su primera palabra, etc. Es muy emocionante releer esto cuando tu hijo tiene más edad. Por supuesto se puede complementar con fotos.

Este es un álbum recordatorio de experiencias, para mirar con cariño cuando nuestros hijos son más mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *